No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

domingo, 23 de septiembre de 2012

Sólo la puntita

Argumento milenario donde los haya, hay que reconocer que sigue funcionando, como las estafas piramidales y las cartas nigerianas.  Los timos y los engaños, como más simples, mejor cuelan.

El uso primigenio, empero, se ha desvirtuado.  Hubo alguien, hace muchísimo tiempo, que pensó que si funcionaba en la situación original, se podía aplicar a otras facetas de la convivencia.  Acertó de pleno y la táctica se extendió a múltiples facetas de la vida cotidiana.


La oratoria de los políticos es uno de los más frustrantes ejemplos.  Digo frustrante porque se supone que no se les ha elegido democráticamente para que mientan tan vilmente.  ¿Cuando conseguiremos que el programa electoral de un partido, las promesas que le llevaron al Ejecutivo, tenga validez contractual, cojones?. 
Recuerdo a Álvarez-Cascos dirigiéndose al país y anunciando vehementemente que el fútbol, los Barça-Madrid, serían de interés nacional, que siempre se verían en abierto. Al año siguiente nos metieron la puntita, un partido a través de un canal de pago.  Esta temporada, no se verá ningún derby gratis.  No hace tanto, de lo de Cascos...

Zapatero era otro artista de sólo la puntita, pero lo que estamos viendo con Rajoy es la sublimación de la técnica.  ¡Que sutilidad!, ¡Que arte, por Dios!
Primero con las ayudas a los bancos, confirmando que la oligarquía política está sometida servilmente a la oligarquía económica, inyectando un centímetro hoy a la CAM, otro centímetro mañana a Bankia, con fondos nacionales, a toda prisa, antes de que la Comunidad Europea pida las cuentas de esas entidades antes de prestarnos la pasta del rescate, que nos cierran los chiringuitos y tenemos que ponernos a trabajar.
Ahora crearemos un banco malo, (esto son cinco centímetros dentro, del tirón), para que canalice todas las viviendas embargadas. Miles de familias sin casa y mientras tanto... ¿Algún detenido por la estafa de las preferenciales? No padre, con la Banca hemos topado, versión modernizada de aquella cuyo sujeto era la Iglesia.

Con los recortes, otro tanto.  Lo preocupante es que la puntita nos la introdujeron hace tiempo y una veintena larga de centímetros, también.  Pero no parecen tener suficiente, menuda voracidad.  Ya es más que evidente que no se conformarán con los orificios naturales y en un acto de degeneración impositiva convertirán cualquier agujero en trinchera, pervertidos, Dios nos pille confesados.  Empiezan a ser más que rumores la intención de privatizar la Sanidad, ahí si que la cagaríamos, sólo hace falta ver los ejemplos de Holanda y Estados Unidos.

Hay que sacarse el sombrero, eso si.  Han hecho una aplicación de la doctrina del shock (que tan bien explica Naomi Klein) digna de un manual para la facultad de Económicas de Chicago.  La gran mayoría de la gente cree firmemente que estamos viviendo la situación que vivimos porque nos lo merecemos, por tener la mano más larga que la manga y que nos vamos a quedar sin merienda ni recreo mucho tiempo por haber sido niños malos, muy malos.

Si, claro, gastamos más de lo que ganábamos.  Pero la culpa tambíen es del que presta alegremente, diría yo.  ¿Por que purgan unos por sus pecados y los mismos también tienen que purgar los de los otros?  En una teórica economía de libre mercado eso no debería ser así. ¿Por que se deja quebrar a Spanair y no se hizo lo mismo con Bankia o la CAM? 
¿Por que se queda sin piso una familia que no paga su hipoteca y no le sucede lo mismo al alcalde que arruina a un pueblo?

Si no arreglamos este sistema oligarca y nepotista y dejamos pronto de decir que sí a todo lo que dice Alemania, terminaremos volviendo a ser su mano de obra no cualificada (formada cualificadamente con nuestro dinero) durante mucho tiempo.  Hay otras formas de salir del agujero.  Sólo hay que fijarse cómo lo han hecho, por ejemplo (por citar dos recientes) Islandia, que coloca deuda a intereses mejores que Alemania y Estados Unidos, que estaba al borde de la quiebra hace un año y ha limpiado cuatro puntos de paro en este período.

Aún sigo preguntándome por que carallo no están aún ardiendo las calles...