No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

viernes, 10 de febrero de 2012

MMDCCXXVII (offsuited)

El resultado de un brainstorming que incluía absenta, acerca de cómo será nuestro planeta en el año 2727.  La conversación empezó por otros derroteros, claro, pero ese fué el que más nos sedujo...

En la Tierra hace tres siglos que existe un Gobierno Mundial.  Los representantes en el Congreso ya no los proporcionan los partidos políticos, que empezaron a dejar de existir a finales del siglo XX, cuando en Islandia se promulgó una dura normativa contra la corrupción política que fué progresivamente implantada en el resto de países nórdicos y, de ahí, al resto de países de Europa y América y que hizo desistir a los advenedizos de presentarse como títeres de las grandes corporaciones.  Islandia y Noruega fueron los pioneros en instaurar la carrera de Gestión Política como única forma de acceder a la mayoría de cargos con responsabilidad que son elegidos democráticamente.  Los gestores corruptos eran encarcelados y sus posesiones confiscadas. Ahora ya hace 140 años que ningún gestor es acusado de corrupción.  Los ineficientes pasan a engrosar la lista de parados o regresan a un cargo de menor responsabilidad.
El Gobierno Mundial terminó con la mayor parte de las desigualdades entre la población del planeta.  Los problemas del cuerno de África y del sudeste asiático se afrontaron como se solucionaban antes los de las regiones de los diferentes estados, solidariamente.  La Tierra es, hoy, un Estado global, respetuoso con las diferentes culturas pero con un interés común como comunidad.

Hay colonias humanas estables en Marte y en La Luna desde el siglo XXII.  En Marte se han construído ya doce megalópolis de cuarenta millones de habitantes y se está diseñando la decimotercera.  La Luna es una mina de propuxterio que explotan los condenados a penas de grado 3 o superior. 
La sonda Kepler III confirmó la más que posible habitabilidad de dos planetas en la vía Láctea, Armoris y Lumer, dónde hay colonias científicas desde hace 200 años, estudiando a fondo las características de ambos para ver si es completamente viable la colonización por parte de los terrícolas. La población en la Tierra se estabilizó en los 10.000 millones de habitantes aconsejados para mantener un desarrollo sostenible con los recursos que proporciona el planeta.  Las políticas de cupos de natalidad implementadas a principios del siglo XXI han permanecido inamovibles desde entonces, pero si se confirma la posibilidad de colonizar Armoris o Lumer se abriría una puerta de expansión a la raza humana.
La secuenciación del genoma humano a principios del siglo XX se reveló uno de los grandes avances científicos de la humanidad, junto con la electricidad y la fusión fría como fuente barata e inagotable de energía y la técnica de plegado del espacio para recorrer grandes distancias en el Cosmos.  Las tres primeras décadas del siglo XX se dedicaron a cruzar millones y millones de datos, para detectar los genes responsables de la mayoría de enfermedades.  La aplicación de la medicina personalizada erradicó la mayoría de enfermedades hereditarias.  El diagnóstico precoz permitió una prevención que llevó al progresivo alargamiento de la esperanza de vida. 

Actualmente, la mayoría de humanos decide vivir los 250 años que se establecieron como edad óptima de existencia, aunque algunos especímenes optan por prolongarla por su cuenta y riesgo, fuera del beneficio de la Sanidad Pública, una experiencia que ha demostrado no ser una buena idea.  Los implantes esenciales para mantener la neurotransmisión cerebral en perfectas condiciones están celosamente custodiados y es prácticamente imposible conseguirlos en el mercado negro. El mantenimiento de algunas prótesis articulares está prohibido fuera de los Hospitales Gubernamentales, con lo que la calidad de vida merma sensiblemente. Hay registrados un par de casos de humanos nacidos a finales del siglo XXII que sobrepasaron los 400 años, aunque, al final de sus días, no tenían ningún órgano original, excepto el cerebro.  Hoy en día, es imposible, al contrario que en esa época, conseguir órganos en el mercado negro.  Las penas para los implicados suponen la reclusión de por vida en la Luna. 

Esos 250 años,  bien organizados, proporcionan una experiencia vital plena y una calidad de vida excelente.  A lo largo de su vida, cada humano ha tenido tiempo de viajar, conocer gente y dedicarse por completo a varias aficiones. Al llegar a esa edad, se realiza una ceremonia de apagado.  Al contrario de lo que podría suponerse, no es una ceremonia triste.  Es una celebración por todo lo que se ha hecho a lo largo de la vida.  Es cierto que algunos humanos deciden terminar con sus vidas antes de esa ceremonia.  A pesar de la educación que se imparte en cuanto a gestión de las emociones, la decepción, la frustración y el desencanto sigen generando depresiones, una de las pocas enfermedades mentales que no se ha conseguido erradicar por completo.  Las tasas de suicidio se mantienen estables en 12,6 por cada 100.000 habitantes, sin distinciones destacables entre las diferentes regiones, aunque en las ciudades sigue siendo el triple que en el rural.

Aún quedan vestigios de las antiguas religiones.  A pesar de los descubrimientos científicos del siglo XX y XXI que dejaron patente la inexistencia de vida después de la muerte, sigue habiendo una pequeña porción de la humanidad que se aferra a esa idea.  Siguen creyendo en un Dios creador que les acogerá en algún tipo de paraíso después de la existencia terrenal.  La libertad de creencias y de cultos está garantizada por el Acta Constitucional, por supuesto.

El clima está completamente controlado desde finales del siglo XXII. En las anteriores décadas se destinaron ingentes recursos no sólo a la previsión de catástrofes, si no a la contención de las mismas.  Hace tiempo que no se habla de previsiones del tiempo.  Los ciclos de lluvias están perfectamente organizados y previstos.  Los huracanes forman parte de la historia.El terrible terremoto de San Francisco de 2097 hizo replantear la construcción de núcleos habitados sobre las fallas terrestres.  Hoy en día, prácticamente nadie vive ni en Indonesia, ni en la costa del Pacífico de centro y sudamérica y en California y Japón las construcciones no superan las dos alturas y están hechas con materiales altamente flexibles, resistentes a terremotos y maremotos, que se siguen produciendo, pero que son previstos con antelación.

....

A partir de aqui, la caligrafía es demasiado confusa.  Sólo distingo que el Barça lleva ganadas 247 Champions y que el Madrid 131. Tendré que acostumbrarme a utilizar una grabadora digital en estos brainstormings de carajillo, aunque igual es peor, al día siguiente, tratar de reconocer palabras habladas que escritas...

13 comentarios:

Periquillo dijo...

Ya me extrañaba a mí que te acordaras de algo con absenta por enmedio.

Bidan dijo...

La Moleskine...

Jose Antonio Pineda dijo...

Nice.

Eze dijo...

jajajaj, k loco estas pero k buena locura la tuya puto kerido¡¡¡ no hay dia k no me de una vuelta x aka y me eche unas risas o reflexione acerca de algo....por algo este blog esta entre los primeros marcadores del crhome.. un abrazo¡¡

Eze dijo...

jajajaj, k loco estas pero k buena locura la tuya puto kerido¡¡¡ no hay dia k no me de una vuelta x aka y me eche unas risas o reflexione acerca de algo....por algo este blog esta entre los primeros marcadores del crhome.. un abrazo¡¡

Bidan dijo...

Estaré majara. Pero al menos lo sé, lo que me da ciertas ventajas... :)

El_Predicador_YO dijo...

Un crack.

Con un relato y un texto realmente interesante que parece sacado de una buena novela de ciencia ficcion.

Un saludo!

Bidan dijo...

Lo cedo, si alguien quiere continuarlo. Yo es que tengo cuatro libros en mente, así que estaré entretenido los próximos cuatro o cinco años...

Anónimo dijo...

Si esto os parece interesante es que estamos todos locos.

Y amenaza con cuatro libros más. Menos mal que los editores son inteligentes...

Nacho Díaz dijo...

Joder, hace tiempo que visito anónimamente este blog. Sabía de tu proyecto de libro y no dudaba de que fuera interesante. Ahora, con la capacidad imaginativa que has demostrado estoy seguro de que será incluso bueno. Adelante con todo lo que te plantees...

Además, con un muchito de suerte lo mismo te quitas de esta esclavitud moderna que es trabajar para un jefe que sé que lo estás deseando.

Gran mente la tuya!!

oclocks dijo...

Para cuando el libro que tienes a medias?

Bidan dijo...

Anonimo: No suelo contestar a los esfinteres desconocidos, que conste.

Igual si estamos todos locos... ¿Y?

Los editores no son inteligentes todos, ojo. Tampoco los voy a necesitar.

Las historias, tampoco. Con que sean entretenidas, es suficiente.

Los lectores tampoco tienen por que ser inteligentes. Con que tengan sentido del humor es suficiente.

Escribir para gente inteligente es una responsabilidad que no pienso asumir. Aunque probablemente algunos tambien se lo pasaran bien...

Bidan dijo...

Nacho y ocklocs; el libro va por el folio 300. He estado algo parado estos dos ultimos meses porque me interesaba mas arreglarme la espalda.
Si a 31 de marzo no esta el borrador listo y a 30 de abril la version .1, lista para examen, ya dije que invito a cenar al que me recuerde estas lineas...

Y no pretendo que me retire. Con que me rente para escribir la segunda parte, me conformo...