No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

sábado, 5 de diciembre de 2009

Fields of te Nephilim

Postear que estas son unas de mis 20 favoritas me pareze un grado de desnudez que nunca pensé en alcanzar cuando abrí este chiringuito. No sé cuantos discos tengo. El Elizium de Fields of the Nephilim es el único de todos ellos que podría escuchar, siempre, a cualquier hora y en cualquier estado de ánimo, entero. Los que me conocen musicalmete saben que soy un tipo de canciones. Es (para mi) una obra maestra. Con eso no quiero decir que lo esté recomendando. Es un trabajo difícil. Oscuro. Siniestro. Para nada positivo. Está a la izquierda de la izquierda de todo lo que recomiendo. En el Elizium está For her light. Joya entre joyas del siniestro. Y Endemoniada tiene todo lo que el sexo es a la música. Un preludio lento, implacablemente seguro, seductor, envolvente,... Luego viene el estallido arrogante. So let it feel, unreal...
(Es sólo para mentes muuuy inquietas o muuuuy curiosas). No me lapiden si no les gusta. Es más. Si las escuchan, lo normal es que no les gusten...