No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

jueves, 8 de octubre de 2009

Afganistán

Mira que me prometí no postear nada con bilis o mal rollo. Si un disco no me gusta, prefiero pensar que no lo entendí, antes de denostarlo en el blog. Y los temas de política, sea local o internacional, suelen andar cargados de mala folla.
Pero lo de Afganistán clama al cielo. Con el último, son 90 españoles muertos. Y 900 estadounidenses. A mi nunca me ha colado el rollo ese de restablecer la democracia, o el de combatir el fanatismo taliban en su origen. Si queremos restablecer la democracia ¿por que no invadimos Sudán o Somalia?. Si queremos combatir a los integristas islámicos, Sudán es otro buen destino. E Irán y Arabia Saudí. Y muchas mezquitas de barrio. No cuela.
Recordaré por que estamos en Afganistán. Hay un proyecto para construir un oleoducto para llevar el petróleo de las Repúblicas Caucásicas hasta el Oceano Indico, dado que el golfo Pérsico no es un destino demasiado controlable. Una vez se colocó al debido títere en el gobierno Pakistaní (país por donde también discurrirá el oleoducto), previa invasión que poca gente recuerda, faltaba controlar el gobierno de Afganistán. Los taliban, al igual que hizo en su día Bin Laden, pasaron de ser un aliado, a convertirse en el perro que muerde la mano que da de comer. Es por eso que se decidió invadir ese país para posicionar un gobierno afín a los intereses de la petrolera que construirá el oleoducto. La mayoría del accionariado de esa compañía pertenece a una familia de apellido Bush. Uno de los consejeros de la misma es un tal Donald Rumsfeld. Si, son los que pensáis. Siguen manipulando países enteros con tal de satisfacer sus afanes económicos. Con un descaro que sobrepasa el insulto.
Yo estoy en Afganistán por que allí van parte de mis impuestos. Pero me indigna el despilfarro de la misma manera que me puede indignar el caso Gurtel o cualquier chanchullo de pueblo. Apenas nada. Pero también os aseguro que yo no voy a ir ni que convoquen a los reservistas del 87, y que si tuviera un hijo no va a una guerra de mierda, aunque le llamen hipócritamente (me caía bien, antaño, Carmencita Chacón) misión de paz. Lo de Afganistán es una guerra mercenaria al servicio de una oligarquia estadounidense. No es ni una guerra semi-legítima, como la de los Balcanes. Por tanto, un NO rotundísimo a esa patraña inmensa. Quiero que mis impuestos se gasten en trajes para el alcalde de mi pueblo, coño, que de traje está elegantísimo. O en comidas para comprar el voto de los jubilado. O en putas, me es igual. Ni un muerto mas por culpa del rejodido petróleo. Abramos mas parques eólicos (mira que hay mar en éste país) o sembremos los campos de placas solares. Pero gastemos nuestros impuestos AQUI. Y aqui, para morir, muchas veces, es muy lejos de casa. Ya no digo nada en ese pedazo de desierto de mierda.
En fin, que casi me pongo en semitilt... Menos mal que tengo los ejercicios de respiracíón y que Benito me ha traído la cena...



Lo mejor de la ría. En marisco claro. En algunas playas encuentras algunos especímenes sobre los que Pacocho podría extenderse horas. Y yo. Y Doormangore. Y todos, vamos. Pero un platito de mejillones al vapor le calma las iras a cualquiera. Si Hitler se hubiese comido uno la noche del 21 de junio de 1941, probablemente se hubiese quedado en casa, disfrutando de un buen Cognac francés y una ópera de Wagner, en lugar de invadir Rusia.
A otro que ya no le pintan tan bien es a Berlusconi. Como ha molado verle llamarles rojos a los jueces que levantarán su inmunidad diplomática. Eso es un tilt y no los de Hellmuth...
Y me alegro por los Nobel de física. Compartidos entre los que inventaron el CCD, el cerebro de las máquinas de fotos digitales de hoy y para el que perfeccionó el cable de fibra de vidrio (con cuarzo fundido). Son inventos que tienen décadas, pero que sin ellos sería impensable la internet de hoy. El pasado revertido en el presente. A sus pies, señores. Sin ambas cosillas, mi vida perdería enteros, si no parte de su sentido...
A todo esto, jugando el satélite de Unibet para La Toja. Lo mejor de todo es el chat. Ni una falta,, ni un insulto, todo buen rollo. Como debería ser. Es un juego, coño, a ver si se entera toda esa panda de aspirantes a escritor de manual que siguen pululando por las salas. Que yo juego como me sale de los cojooooooones... Que a veces me paso por el forro del pantalón las odds, el stack y el Harrington, leñe. Y me recago en tu ROI, joder, juego torneos sin el Holdem Manager, ¿que pasa?
Y me doy cuenta que poseer doble personalidad es una ventaja a este juego. Así, si no tienes nadie con quien discutir un movimiento, siempre lo puedes negociar con tu otro yo... ¿por que le metes el second barrel con nada, al calling, idiota?. Pues no sé, para ver si se le cae la conexión de internet y le tira el soft... Vale, entonces el movimiento fué una mongolada... Si, ¿y que?. Nada, nada, luego no te quejes...
En fin. El Tourgalicia de esta semana no fué muy fructífero. El tiempo estuvo algo revuelto. Hasta el punto del acojone, en algunos momentos... Tuve oportunidad de capturar algún instante y algún paisaje, pero lamentablemente no fui lo suficientemente previsor para partir con un cuarto de hora en la reserva...





Estos días no estoy escuchando música nueva, pues me puse bastante al día. en Julio y Agosto. Me dió por repasar sesiones antiguas mías (Bien, ¡como he mejorado!) En el Youtube sólo encontré la versión instrumental de esta canción, un himno al desencanto del desamor. No es que me sienta identificado con la letra, pero es de una dignidad espectacular. Busquen, busquen....
(Guthrie Handley with Wayne Hussey, de The Mission, Where was?). Por cierto, tengo el single original, el de 1987. Saldrá de La Cueva después de la urna que contenga mis cenizas....

Where was the sunshine, where was?
where was that sugar lightning, where?
Why did i catch you crying, why?
Was it me that was praying, was it me?

You said i could give you everything...
But you run away... (Sublime)

You said you where my lover...
Where is that love? (Inmejorable desencantada dignidad)

No se si será por que maduro, por la edad en si, por que he conseguido alcanzar un estado en que nada me preocupa, pero a veces me cargan algunos temas de la Dark Wave. No es el caso de este, ojo...

6 comentarios:

todavia dijo...

El encargado militar de Estados Unidos en Afganistan, Stanley McChrystal, recomendó el dia de hoy a Barack Obama el envio de 40 mil soldados mas a Afganistan.

Esta locura va para largo. Para EU es petroleo es mas valioso que cualquier cifra de muertos. Para el optimismo, cuando yo llegue aqui era muchismo mas comun encontrar en las defensas de los autos pegatinas con la leyenda "I support Our Troops".

Bidan dijo...

De ahi no salen hasta que no esté el oleoducto controlado, ya te digo...

agustin dijo...

Ese cara de abuela, Donald Rumsfeld, está metido en todos los fregaos en los que puede sacar tajada, creo recordar que también tenia participación en una empresa farmacéutica fabricante de los antivirales para la gripe A.

!! Menudo pájarraco!!.

Bidan dijo...

No da hecho, la mujer de la limpieza, a barrer las plumas que sueltan los buitres....

carlos dijo...

Asquito es lo que dan estos yankees....Aparte del oleoducto, ¿no querrán también controlar el negocio del opio?. Hay que tener en cuenta, que desde que están los americanos en Afganistán, la producción de esta droga en ese país se triplicó....

Bidan dijo...

Hombre. Invadir un país para conseguir la droga mas barata no se me había ocurrido....