No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

sábado, 18 de julio de 2009

Terminal Choice

Ese fué el que escogieron un matrimonio mayor, Edward y Joan. El, 85 años, casi ciego y ella, enferma terminal de cáncer, optaron por el suicidio asistido, para partir de este mundo juntos, con la dignidad que aún conservaban. Nada debería obligarnos a quedarnos sin ganas y sin un mínimo de condiciones. En algunos países ya es legal.
A una muchacha galesa le extirparon el corazón que le implantaron hace 10 años y que permitió que el suyo se recuperara y pudiera volvera funcionar normalmente. Hace un decenio no bombeaba sangre con la suficiene fuerza. El cuerpo de Hanna rechazaba el implantado y las 17 pastillas diarias que tomaba le empezaban a provocar tumores cancerosos. Después de una operación milagrosa, podrá hacer vida normal. El que se aferra, no se va, está claro...
Aún así la muerte seguirá golpeando caprichosamente. Que se lo pregunten a Mohamed, el padre de Rayan. Un abuelo del muchacho murió hace poco en un accidente laboral. Ahi tenemos un auténtico bad beat, 3 muertos de una familia, en muy poco tiempo, sin conexión aparente
La muerte del sietemesino servirá, al menos, para cambiar un protocolo que en el Reino Unido necesitó de tres cadáveres, después de 33 accidentes, para ser modificado. Al menos reaccionamos mas rápido.
El Rey de Marruecos mandó su avión a recoger al bebé Rayan, que es ciudadano español, como su padre. ¿Por que no mandas el avión a recoger los cadáveres marroquís que llegan en patera, hijoputa?
Y como de Terminal Choice iba la cosa, con Terminal Choice terminamos...



3 comentarios:

todavia dijo...

Lei de ambos casos (de Rayan y de su mama) pero no sabia que estaban conectados =(

Yo no se como me voy a morir. A veces pienso que seria bueno rapidamente, en un accidente o algo asi, pero me asusta el dolor y las malas nuevas que dejas a quien quieres. A veces pienso que seria mejor morirse de alguna enfermedad y tener tiempo de despedirse, pero luego pienso que debe ser muy triste, costoso y dificil para quien te ve languidecer.

Creo que preferiria no tener que hacerlo.

=(

Anónimo dijo...

tio, es la moda.
si su madre no muriera de gripe A no tendríamos ni puta idea de un niño nonato muerto.

que se le va hacer.

y los reyes son todos unos hijosputas, y los que aun encima son peores. todos unos perros de diferente collar.

saludos

jose javier

Bidan dijo...

Lo mejor es que todo el mundo a quien quieres lo sepa. Asi no tienes que despedirte.
Morir no es mas que un cambio de estado, con lo que no es tan terrible como parece. Es sólo miedo a lo desconocido que hay después....