No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

viernes, 9 de enero de 2009

Mi año de la crisis

2008 fué un año algo complicado. Profesionalmente me enfrenté a unos objetivos difíciles con un equipo bastante nuevo. Al final nos quedamos al 96% de ellos, lo que puede parecer que no está mal, pero no es mi estilo conformarme. Es como perder un Heads Up cuando doblas en fichas a tu rival (ya estamos con los símiles pokeriles...). El 2009 debería ponernos en órbita, pero tampoco me gusta vender la piel del oso antes de cazarla. Eso si. Mi objetivo para para el año que entra es trabajar algo menos. Este año me he chupado innumerables semanas de 50 y 60 horas. Y yo trabajo para vivir, no al revés. Esas jornadas me quitan de hacer lo que me gusta. Ya veremos como va.
En el plano sentimental, pues bueno. Me separé. Así que no puede considerarse un buen año. Pero de las derrotas hay que aprender y seguir adelante, con lo que no queda mas remedio que hacer camino. Decidí quedarme a vivir en Galica, una tierra fantástica con una gente maravillosa. Vivo en un pueblo precioso con un clima la mar de benigno. ¿Que mas se puede querer?.
En Billar ganamos por segundo año el provincial, el play-off y el Campeonato Gallego de SAM. Nos volvimos a quedar cerca del título nacional, en Aranjuez. En su Casino me desvirgué en cash en vivo, levantando 500 pavos en una mesa que parecía un zoo.
En póker, fuí a la primera jornada de La Toja, a ver como iba. Hice mesa final y volví. Gané la 2ª etapa. Jugué todas las demás, claro. Al final de liga quedé segundo y levanté cerca de 7000 euros brutos. Digo brutos por que descontando gastos y partidas con el negrito en high stakes, todo queda en nada. Online tuve tres meses horribles para empezar, pero luego vendrían 6 bastante decentes, donde ganaría 6 torneos, amén de algunas mesas finales mas. Agosto fué el mejor mes. Me llevé el deepstack (1300), el 10k GTD (2850), un 3.5k GTD (900), un 2º en un 7500 GTD (1170). En septiembre gané otro en Everest para 1900. Desde entonces, un picado terrorífico que me ha llevado al barbecho en el que estoy. Tengo que recuperar confianza y ganas.
Al bank generado tengo que agradecerle dos cosas. Que pude echarle una mano a un amigo que estaba en fuertes apuros y, otra, que me completó la pasta que me faltaba para poder rehipotecarme. Los bancos no están demasiado alegres con los créditos para viviendas y me hicieron falta 4000 pavos que, si no fuera por el poker, no sé de donde hubiera sacado.
Vamos que, si no es por el badbeat de la separación, se hubiese podido considerar un buen año.
Y al póquer tengo que agradecerle dos cosas mas. La gente que me ha permitido conocer (no nombraré a nadie para no dejarme a nadie) y que me ha mejorado como persona. Repaso el artículo de Mike Caro y llego a varias conclusiones:
1- He aprendido a calcular mejor riesgos y resultados. La EV planea en todas las decisiones que tomo, ya sean profesionales, personales o de juego.
2- He vuelto a estudiar. No sólo libros de poker. Ahora estoy estudiando meditación, que me va a venir bien como persona y como jugador.
3- He desoxidado mi calculadora mental. Calcular odds y probabilidades ha espavilado mi cerebro, que ahora puede con operaciones matemáticas que hace dos años requerían calculadora digital. Las probabilidades tienen pocos secretos para mi.
4- He dejado de confiar menos en la intuición y confío mas en la lógica. En caso de empate, eso si, me sigo fiando de mi nariz.
5- Estoy aprendiendo a concentrarme mejor. Soy hiperactivo y tengo tendencia a realizar diversas tareas a la vez. Poco a poco estoy consiguiendo concentrarme bien en, como mucho, un par de ellas al mismo tiempo.
6- He desarrollado una paciencia que antes no tenía, en todos los aspectos de mi vida. También he dejado de pensar tanto en el corto plazo y valoro mas los resultados "a largo".
7- Siempre he tenido falta de disciplina. Algo he mejorado con el póker, pero está claro que es una de mis asignaturas pendientes.
8- Desde que juego al poker, tengo claro que renunciar a un beneficio es lo mismo que aceptar una pérdida. La excusa de la zorra, que decía de las uvas "estan verdes", ya no me vale.
9- Me he vuelto mas realista, mas autocrítico. De nada sirve engañarme ahora. Supone perder mañana.
10- el poker me ha enseñado a adaptarme rápidamente a las situaciones cambiantes. Siempre fuí de piñón fijo y de valores determinados. Todo es relativo a las circunstancias que rodean una situación y no hay dos iguales.
11- El Póker me ha enseñado a tratar con gente diversa. En las mesas, en la calle y en el trabajo. Profesionalmente es donde mas me ha enriquecido. En lugar de ir a la mía, me fijo mucho mas de que manera tengo que tratar a alguién o encarar una negociación dependiendo del interlocutor que tengo delante. Estoy aprendiendo a "meterme" en la cabeza de otros para saber que les motiva o que les puede hacer tomar una u otra decisión.
12- El póker no me ha quitado los perjuicios. Debería habermelos reducido, pero sigo teniendo. En las mesas y en la vida. Otro punto a mejorar.
13- También he aprendido a afrontar mejor los fracasos. No se puede ganar siempre. Los malos resultados ocurren a menudo. No me puedo obsesionar ni amargar. Hay que seguir adelante.
14- Respecto de despersonalizar los problemas y de planificar, creo que siempre fueron virtudes mías que me fueron bien en el poker. Este juego, empero, recuerda muy a menudo la importancia de no personalizar conflictos y que la planificación es imprescindible.
15- El poker me ha enseñado a escoger las mejores partidas. Sobre todo en mi trabajo, donde podemos optar a infinidad de clientes. Si un sector no nos va bien, cambiamos. Si funciona, seguimos.
16- El poker enseña también las ventajas de decir la última palabra. Muchas veces no tenemos esta opción (como en el juego). Pero ves clarísimamente que, si puedes, tienes que colocarte en posición para poderla decir.
17- El poker me ha enseñado a centrarme en lo verdaderamente importante. Por eso, he dedicado parte de mis vacaciones a decidir en que quiero "realmente" emplear mi tiempo libre en un futuro. Igual si me hubiese dado cuenta antes mi relación de pareja no se hubiese roto. Pero eso es mirar atrás y al pasado no se puede volver.
18- También he aprendido a evaluar las situaciones en un contexto lo mas amplio posible. De la misma manera que la respuesta a la pregunta: "¿como habrías jugado esta mano?" es: "depende", en la vida hay innumerables factores que afectan una situación. Hay que saber analizarlos todos para tomar una decisión correcta.

Creo que no está mal. No es difícil entender por que, en algunas Universidades de Estados Unidos, el póquer es una asignatura mas. No debe ser tan malo. A pesar de los ludópatas que genera.

7 comentarios:

ezekielo_14 dijo...

en definitiva, K VIVA EL POKER¡¡¡¡ jajaja

Administrador dijo...

Añadido a Sitios Amigos en boltrok.com

Bidan dijo...

Gracias Boltrok!!!

Mientras la EV con el poker siga siendo positiva, seguirá viviendo. Si no conseguimos objetivos mayores, al menos nos quedará la experiencia de lo aprendido por el camino....

Asimov666 dijo...

Gracias por tu mensaje en mi blog.. ya te he agregado tambien :).

Por tu historia me supongo que eres el gran amigo del que hablo Pac8 en su último artículo ¿o me equivoco?

Bidan dijo...

Pues si...
¿Ves? El poker te vuelve mas perspicaz, también... :)

Brais dijo...

Feliz año fenomeno.
El poker tb te ha vuelto muy filosófico si no lo eras antes ya.

Habe si me acerco a saludas en el proximo de la toja aunk no a jugar k stoy sin curro y además el 26 tngo examen.

Lo dicho y esperemos q este año te vaya aun mejor

Bidan dijo...

Me conformo con que me vaya igual que el año pasado.... :)

Pasate, hombre, que tengo ganas de verte. Las cañas corren a cargo de Perico...