No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

domingo, 30 de noviembre de 2008

San Vicente. Epílogo

Ya en casa. Ayer salimos de San Vicente a las 11, después de despedirnos de Álvaro. Un maestro como jugador y como persona. Es humilde, sencillo, tranquilo, abierto, amable, educado... Podría llenar una página de calificativos, sin duda, pero creo que no necesito pelotearle en público para que me deje volver otra vez. Muchas gracias señor, por habernos acogido en su casa. Ha sido una semana inolvidable. Quizás faltó un toque femenino, pero sólo quizás..
Ahora ya estamos organizando la venida del señor Gómez de Liaño a Galicia, en la que tenemos el listón muuuuuy alto.
El camino de vuelta es un infierno a trozos. Niebla, viento, lluvia, granizo y nieve. Parece una clase práctica de meteorología adversa. A ratos no se ve un pepe...



Eso si, pasamos por paisajes preciosos.





Aún así, llegamos a Miño en cuatro horas, lo justo para ducharnos, comer algo y partir rumbo a Estambul, pues había jornada de liga en el Penique. En mi mesa caen Héctor, Vilariño, Miki, Pablo Galache y Fito. Casi ná. seis tiburones para el único pescadito que teníamos en la mesa. Puse en práctica algunos de los movimientos aprendidos pero topé con jugadones, lo que me dejó fuera en la segunda hora. Pacocho quedó en la burbuja de los puntos.
En la foto lo vemos con el amo del calabozo de espaldas.



Nos despedimos, dando por concluida una semana magnífica. Mañana vuelta a la dura realidad cotidiana, que remedio....
Por cierto, la crónica de ayer la hice a las nueve de la mañana, recién levantado. Faltaban algunos detalles y la he editado.

sábado, 29 de noviembre de 2008

San Vicente. Dias 5 y 6

Jueves: Dia de perros. Sólo salimos de casa Álvaro y yo y es por que nos quedamos sin tabaco. Es un día típico de solteros. Palizón a la consola (Call of Duty, Top Spin, ISS y Fifa). El remate del día lo echamos haciendo un multitable a Badugi 2/4 limit. Al principio nos cuesta seguir el desarrollo de las apuestas hasta que descubrimos que los descartes se marcan en el chat. De ahí a hacer nuestros primeros 100 $ de bankroll baduguero, una hora. Pacocho y yo nos estamos planteando hacer un reto a ese juego y levantar una banca, aprovechando la novedad. En la foto, un pantallazo de la sesión, donde coincidimos con Greg Raymer, fossilman. Aporreamos los high stakes del badugi.



En la siguiente foto, unas nuts que nos dieron un buen pot.



Jueves: Madrugo (11 de la mañana) y me encuentro a Pacocho entrenando al ISS, que perro. Antes de comer echamos una nueva ronda al juego. Vuelvo a palmar en los últimos minutos. El portugués se está haciendo una banca al fútbol a costa nuestra. A costa mía sobre todo. Después de comer, nos acercamos hasta Cabárceno, a ver el parque natural. Es una reserva donde hay animalitos de todas partes del mundo, pero en condiciones. Tienen espacio de sobra para moverse, no como en algunos zoológicos, donde los bichos están en condiciones deplorables.



Conforme vamos viendo especies, nos damos cuenta que en bossmedia también hay una fauna digna de estar expuesta. Cada animal encuentra su correspondencia en un nick de la red...



Las estrellas de la tarde son los Papiones. Hay un grupito numeroso de ellos, cada uno con una personalidad diferente. Vemos algunos dealers de bossmedia, de vacaciones visitando a la familia.



Aqui podemos ver a un papion empujando all-in todas sus fichas.



Sorprende ver una manada de elefantes a 25 kms. de Santander. Por un momento creí ver a GAzkull y Llinars, este último haciendo un call con tercera pareja en una mesa final. Tengo que revisarme la graduación de las gafas....



La otra estrella de la tarde es el camello. Se pueden hacer todos los chistes que se quieran, pero ninguno será original. Ya los hicimos todos. El bicho está de retirada después de haber estando currando en el pueblo de Mrscal y luego en el barrio del Richaaaard...



Trabé una bonita amistad con el bicho. Hay que tener amigos hasta en el infierno. De siempre tuve una duda y el bicho me la aclara. Los camellos no dejan de ser dromedarios que, por diversos motivos, se vieron empujados al tráfico de sustancias estupefacientes diversas. Intenté negociar buen precio con el tipo, pero me vería cara de turista e intentó sablearme, lo que no me hizo ninguna gracia y acabó con el trato.



Eso si, la duda quedó despejada. La joroba que utilizan para camuflar la mandanga no es ni la de delante ni la de detrás. Como buen camello, la esconden en los gayumbos. Está bien pensado. A ver que segurata se atreve a manosearle los cataplines a un bicho como éste.



Este otro curioso ser también me recuerda a alguien, no se por que...



La tercera estrella de la tarde fué la mona de Gibraltar. Por las condiciones de luz que había no le pudimos sacar una buena foto, ya que no podía abandonar su puesto de trabajo en el support@pokerresponse.com. Nos dió recuerdos para Periquillo y Rugdante.



Aquí vemos a Raúl, desconsolado en la charca por culpa de un badbeat.



Con la caída de luz diurna, vimos justito rinocerontes e hipopótamos, vaya bichos imponentes. Vuelta a casa.

El remate de la semana fué en el 25.000 GTD de Bossmedia. Lo jugamos los tres. Aprendí mas, acerca de movimientos, en ese torneo, que en dos años jugando solo. Ya me hubiese sabido mal salir de casa de este monstruo de torneos sin haber jugado nada de Hold´em en internet. Llegamos a la mesa final y quedamos en 6º lugar y por un riverazo (28 vs JJ y en la mesa había 2K3 y 8 en turn. El river fué una fatídica K que le dió dobles parejas mejores que las nuestras. Semana redonda. Lo hemos pasado estupendamente y volveremos a casa con mas dinero del que vinimos. ¿que mas se puede pedir?.

jueves, 27 de noviembre de 2008

San Vicente. Dia 4

Miércoles: Dedicamos la mañana a visitar la costa de los alrededores de San Vicente. Se que es obvio, pero este trozo de país es clavadito a la mariña lucense que tanto me encanta. Carreteras sinuosas, vistas al mar impresionantes, olor a cantábrico (mezclado a veces con estiércol de vaca, es lo que tiene el campo) y paz, mucha paz.



Hay algunas calas escondiditas que son una maravilla. En esta no se ve la arena de la playa por que está la marea muy alta estos dias...
Colocar el trípode y correr para llegar a tiempo para salir en la foto casi me cuesta un esquince de tobillo.



Visitamos también el lado de San Vicente que nos faltaba. El pueblo es precioso. No hemos visto a Bustamante. Y, de hecho, ni falta que hace. Seguro que o yo o Pacocho terminamos diciéndole algo y dándole trabajo al repartepalizas que tiene en nómina su padre. Este último dato no lo puedo certificar, pero es lo que me advirtió mi jefe antes de salir. Y cada día me mola mas darle categoría de verdad verdadera a los rumores.



Subimos a la Iglesia. Por el camino me entran ganas de rezar pero, mecachis, estaba cerrada. Deben andar sobrados de vocaciones para ponerle horarios a la fe de la gente. Me aconseja una señora que mejor rece mirando al monte, que mis plegarias serán mas efectivas.



Efectivamente, miro al horizonte y creo que hay mas posibilidades de que si Dios existe, ande antes por ahí que metido en una iglesia.



También encontramos el otro huevo de la Davis. Este y el que vimos ayer fueron los utilizados en el partido contra Argentina. Imagino a Juan Martin enculado y con estos chismes golpeándole las nalgas y tengo que parar un rato, de la risa que me entra. Ya se que es feo hacer leña del árbol caído, pero se tiraron diez dias pidiéndolo a grito. Y me gusta ser complaciente.



Después de comer, nos cosemos un rato a tiros al Call of Duty. He mejorado algo, pero parezco un peluche de feria en manos de estos dos asesinos profesionales.
A media tarde subimos hasta la cueva de El Soplao. Contrariamente a lo que su nombre indica, no tiene que ver con el consumo de algún tipo de alcohol. Un soplao era un golpe de aire que recibía el minero que estaba perforando un túnel y topaba con una cueva . Ésta es impresionante. El recorrido dura un kilómetro y pico, pero la cueva tiene 14. Geológicamente se ve que es única. A mi me dejó boquiabierto. Y eso que las piedras no me ponen demasiado. En principio está prohibido tomar fotos, pero no estoy preparado para aguantar tentaciones. La prohibición es por un tema de derechos de imagen, así que rogaría que nadie se descargara la foto y tratara de obtener dinero con ella. Me puedo buscar un problema.




Al llegar a casa, toca Champions. Para alguna gente la religión es ir a misa todos los domingos. La mía es no perderme un partido del Barça. Como los otros dos no son muy futboleros, organizamos unos sits baratitos para matar el tiempo.
El primero lo jugamos a la modalidad "dealers choice", esto es, el dealer escoge la modalidad que se juega en esa mano. Con Pacocho en la mesa, jugamos modalidades de poker que sólo conocía de nombre (Razz, 7 stud, 5 card stud) y otras mas comunes (Omaha, 5 card draw, badugi -como no-) y algunas, pocas, de Hold´em. El sit se lo lleva Pacocho y y yo hago burbuja.
Luego echamos uno de Hold´em no limit. Se lo lleva Álvaro. Esto podría parecer obvio, pero hay que decir que me reventó unos reyes que le había escondido perfectamente preflop, con A4 y un A en turn, cuando estaba all-in en flop y le tenía cubierto. El poker es asín...
En éste sit desarrollamos una forma muy cruel, pero muy emocionante de tirar la última carta. Alvaro tiene 57 de tréboles y yo A8 de diamantes. En la mesa cae 572, con dos diamantes (el 2 y el 7) y le resubo all in a su push. Me paga. El turn es un ocho y cuando queda una carta por salir, contamos outs. Me valen 9 diamantes, dos ases mas y el ocho que queda. Total, 12 cartas. En lugar de sacar la que toca, la primera de la baraja, empezamos por el fondo del deck y restando los que quedan. Ninguna de las 14 primeras es de las mias. Seguimos con la emoción y cuando quedan cuatro cartas, faltan tres diamantes para salir, pero no me vale el 5 por que le da full. La cuarta es un diamante y la tercera un trébol. Quedan dos diamantes, pero el 5 no ha salido. Ahora mismo es un auténtico flip, 1 de 2. Giramos la carta buena y es... el reputo 5 de diamantes. Cruel, pero divertido.



Como debemos ser de las personas de éste país que sabemos más de badugi, el siguiente sit es de ésta modalidad. Estando all-in contra Paco, vemos que en la última carta me valen sólo 6 outs. Volvemos a sacar cartas del fondo de la baraja. Aunque parezca increíble, cuando quedan dos cartas, me vale una. Otro flip y Pacocho maldiciendo el invento. Desafortunadamente para mi, la carta que sale es la que no me vale. Esta modalidad de sacar la última carta tendría mucha aceptación televisiva, fijo. Vuelvo a hacer burbuja.
El último sit de la tarde-noche es de Hold´em. Dos veces mas aplicamos el sistema de sacar la última carta. En el primero vuelvo a perder un flip cuando quedan dos cartas, esta claro que no es mi noche. Llegamos a la conclusión que el software de Tizona está manipulado.
En la última, van all-in Paco y Álvaro. El primero tiene Q7 de tréboles y el segundo K 10. En las cuatro primeras aparece un 7 que le vale a Pacocho para tomar ventaja. En la última carta, a Tizona le valen 14 outs. Volvemos a la ceremonia de sacar las cartas desde el fondo de la baraja. Cuando faltan 7 por salir, sólo le sirve una. Cuando faltan dos por salir, vuelve a ser un flip. Le sigue valiendo una. Volteamos la buena y es... La Q de corazones que le da la mano. Absolutamente manipulado el soft, está claro.
Un par de partidos al Fifa y al ISS y a la cama. Le puedo a Paco con el Fifa, pero me gana al otro. Tied result, then, dicen...

martes, 25 de noviembre de 2008

San Vicente. Dias 2 y 3

Lunes: Nos levantamos tarde, justo para comer. Ayer estuvimos hasta casi las 6 de la mañana siguiendo las andanzas del Palentino de Oro en la mesa final del CEP. Nueva tertulia. Pacocho es una auténtica enciclopedia con piernas. Por la tarde nos acercamos hasta el balneario de La Hermida para meternos en el cuerpo un circuito completo. El desfiladero que hay que recorrer para llegar al mismo es impresionante. Y mas cuando la lluvia hace que innumerables cascadas aboquen su agua sobre la misma carretera. Salimos taaaaan relajados que necesitamos 20 minutos para encontrar el coche, entre los tres, en el parking de Carrefour, donde habíamos ido a por un monitor y algo de compra para no esquilmar más la bodega de Álvaro. Hay que decir que en el párking habría 80 vehículos como mucho. El jodido aparece justo cuando estábamos a punto de llamar a la policía para denunciar el robo del mismo... Después de cenar, jugamos la liga de los Pelayos. Sólo Pacocho y yo, por evitar problemas con Bossmedia al jugar los tres un torneo desde la misma IP. Consigo hacer mesa final, pero me vuelvo a quedar a las puertas de ganarla. Es una espinita que no me saco. Creo que he hecho 13 o 14 mesas finales, 5 2ºs puestos, pero nunca la gané. Mientras peleo esa mesa Álvaro repasa a Pacocho al Top Spin. Acabamos el día cosiéndonos a tiros con el Call of Duty. ¡Que malo soy!. Creo que nunca nadie recibió tantos disparos virtuales. Por Navidad me lo regalo para evitar otro ridículo tan grande a un juego como el que hice el lunes por la noche.

Martes: Dedicamos la mañana a conocer San Vicente y algunos pueblos de alrededor. Galicia es un país maravilloso, pero no es el único. El entorno de Tizona es un paraíso, también. Comillas es una villa preciosa que merece la visita.










San Vicente es otra localidad muy apetecible para pasear por ella. Tiene una playa espectacular. El día respeta lo justo para que podamos limpiarnos bien los pulmones con el aire del Cantábrico.






Por la tarde, el tiempo te empuja a quedarte en casa. Pacocho "The Eciclopediae" nos termina liando para jugar al Badugui, una modalidad de poker. En Pokerstars ya hay mesas y tardamos apenas media hora en pillarle la estrategia, las matemáticas necesarias y en detectar peces y rocas. Luego nos dedicamos a ver vídeos de Rémi (www.nimportequi.com) y Yayo y el cuarteto obrero, dos auténticos terroristas. Lo de Yayo (hay un lote de videos suyos en Youtube) es de premio Nobel. El tema "Te voy a romper el orto" va camino de himno de una generación del ventrilo. Con este tipo me gustaría pasar una semanita, también. Hace tiempo que no me reía tanto. Al día siguiente tenía agujetas en el abdominal...

Terminamos la noche jugando el 7.500 GTD de boss. Que rollo es jugar sólamente un torneo. Aguantamos dos niveles y medio, pero poco mas podemos hacer.

Termino, por el momento, con una sentencia que hay grabada en una rachola de cerámica, en el porche de casa de Alvarito. Auténtica filosofía de vida.



Ah!, no podía terminar sin hacer mención al "capricho de Gaudí", un solemne truño que se cataloga como "obra de arte" y que está en los jardines del marqués, en Comillas. Cuando lo vió Álvaro me dijo: "Mira, con dos como ese, se gana una Davis..."


lunes, 24 de noviembre de 2008

San Vicente. Dias 0 y 1

Sábado: Recojo a Pacocho en la estación de autobuses de Estambul. Tomamos unas tapas y le llevo al Penique, a que conozca el santuario del poquer coruñés. Se queda flipado con el sitio. Luego nos pasamos por el torneo del Casino Atlántico, a saludar. Han puesto las mesas en otro sitio y los jugadores están amplios y cómodos. Me choca que hayan puesto un segurata a la entrada de la zona de juego. Hay detalles que siguen marcando negativamente al poker, pero es culpa de la reglamentación, no del Casino. Me cuenta David, el director, su versión del incidente con Juan Maceiras que éste posteara con tanta bilis en su blog. Hago la media de ambas versiones y llego a la conclusión que fué una solemne chuminada. Supongo que ambos habrán pasado página.



Nos vamos pronto a casa y hacemos una tertulia larga en la cueva. Como a algo teníamos que picarnos, Pacocho se lleva una soberana paliza al FIFA. A dormir calentito..



Domingo: Nos levantamos tarde, para comer. Tampoco nos acostamos pronto y algo hay que dormir. Comida ligera y empaquetado de bultos. Primer incidente. No encuentro las llaves del coche. Encima, las de repuesto no aparecen tampoco. Perdemos 45 minutos para encontrarlas. Ya estábamos pensando que mierda de viaje, que termina antes de empezar. En Betanzos queremos parar para comprar un par de botellas de aguardiente para llevarle a Alvarito, pero el destilero no está en casa. Jodo. Mal vamos. Encima llueve, hay algo de niebla y es pesado conducir. La autovia transcantábrica está a cachos y pasas de poder ir a 150 a comerte un camión, durante20 kilómetros, a 70.
Llegando a San Vicente, entiendo por que el destino me escondió las llaves, para que llegaramos justo a esa hora. Está Pacocho poniendo a parir a los futbolistas, cuando sale del comedor un equipo entero, que termina de cenar. Calla a tiempo, por suerte. En el chandal pone Real Unión. Coño!. ¿Serán?. Pregunto y son. Son los héroes del Bernabeu. Llevo puesto un chándal del Barça y les lio para sacarme una foto. Fué mejor que el sexo gratis.



Llegamos a la morada de Álvaro a las 10 de la noche. Vive bien, si señor. Una foto del detalle de la casa que mas le gustó a Pacocho.



Se genera una instant-tertulia. Estos dos son un saco de anécdotas e historias. Terminamos la noche vacilándole un poco por el Skype a la pobre Solmo3 (que mal les sentó lo de la Davis, pobres) y viendo como Periquillo, genio y figura hasta la tumba, retransmitía un trozo del CEP de Málaga que se terminó llevando nuestro compañero de site, Jorge Mena, El Grande. Amenizamos el visionado del torneo con el mismo vino que bebe el Papa Ratzinger. A mi me dieron ganas de hacerme misionero en Argentina y a Pacocho de repartir hóstias a granel en el mismo país, haciendo un calentamiento en el territorio patrio con una lista de personajillos bastante interesante. Fin del domingo.


De Humildad y Educación

Aprenderian , supongo, que el tenis no es el fútbol. Que se puede presionar al rival, pero no insultarle. Que una cosa es animar y otra hacer el hooligan. Que no se puede ofender a un país entero con un comportamiento de salvajes, que no hay que vender la piel del oso antes de abatirlo, etc, etc...
Señor Juan Martin (desde hoy rebautizado como Juan Martin del Orto) ¿quien se cagó, al final?. Estamos haciendo una colecta para enviar un par de palets de gayumbos que mandaremos con la etiqueta de "ayuda educacional humanitaria". Llegarán en breve.
Y para que vea que si, que nos sacaron los calzones del culo, le mando algunas pruebas gráficas de ello.









Nos vemos en el mundial de fútbol. Será difícil que jueguen una final de algo antes, a no ser que se organice un campeonato del mundo de bocazas...

sábado, 22 de noviembre de 2008

Un buen plan

Esta tarde llega Pacocho a Miño. Iremos a dar una vuelta por Estambul (como llama él a A Coruña, capital de Turquía, estos portugueses...) para que conozca el Penique y nos acercaremos al torneo turbo del Casino Atlántico, no para jugar, si no mas bien para ver gente.
Mañana emprendemos rumbo a San Vicente de la Barquera, donde Alvaro Gómez nos ha ofrecido su casa para pasar unos días. Álvaro es conocido en las mesas de póquer como Tizona, uno de los mejores jugadores de torneos de este país. La idea es conocer Cantabria, turística y gastronómicamente. Dice que nos tiene preparadas algunas rutas que nos van a encantar. Seguro.
Obviamente aprovecharemos los ratos muertos para jugar al póquer. No entre nosotros, idiotas no somos. Una cosa es afición y otra vicio enfermizo.
Pues eso, que me esperan seis dias por delante con dos personajes de lo mas interesante. Pacocho, la enciclopedia del póquer y Tizona, un monstruo de los torneos. Ambos son, además, dos personas humanamente extraordinarias, de esas que nunca tendrán demasiado por que lo suyo lo comparten sin miramientos con los amigos.
Esto promete...

Donante

Me acaba de llegar el carnet de donante de órganos. Como creo que el cuerpo es un mero vehículo transitorio del espíritu, cuando este lo abandone, por el motivo que sea, creo que si alguien puede aprovechar algo de él, pues mejor (del cuerpo, al espíritu es mejor no acercarse, por si acaso...). Creo que donante ya lo era (sobre todo en Pokerstars, mi sala maldita, he he...). Es mas, en éste país lo eres de hecho, a no ser que los familiares cercanos se opongan a ello. Para evitar esa incómoda situación (que no creo que se produjese), hago esta pública declaración de intenciones.
También pensaba que, después del castigo al que le he sometido durante todos estos años, poco quedará aprovechable de ese cuerpo. Pero se ve que si, que algo aprovechan. Así que, si se diera el caso, que esperemos que tarde, pues me quedan infinidad de cosas por hacer, proyectos por terminar (y empezar) y sitios y gente por conocer, pues eso, que esparzan lo que quede aprovechable de mi organismo allí donde pueda hacer falta.

viernes, 21 de noviembre de 2008

No pudo ser...

Se disputó este pasado fin de semana la última jornada de la 1ª Liga de Poker de La Toja. Yo partía como segundo clasificado en la general y era la última oportunidad para asaltar el primer puesto. Para ello debía quedar 4º, al menos, y que el líder, Marcos Arias, no puntuara. Tarea bastante difícil, pero no imposible, al menos a priori.
La idea era presentarme a jugar habiendo dormido bien la noche del viernes y pasando por la piscina una horita antes de emprender rumbo, con la idea de colocar huesos y músculos en su sitio. La primera parte la cumplí con creces (10 horas). Pero al llegar al pabellón de Betanzos me di cuenta que me había equivocado de bolsa. En lugar de la naranja que contiene gorro, bañador y gafas, había cogido la negra de salir en bicicleta, maldito daltonismo. Con un cortavientos, un destornillador multiusos, una mancha para hinchar ruedas y un juego de parches era difícil practicar natación y pasar desapercibidio. Ya pensé en utilizar el cortavientos como gorro y el destornillador como tubo de respiración, pero no tenía ningún parche para pinchazos lo suficientemente grande para cubrir toda la generosidad con que la naturaleza dotó a mi aparato reproductor.
Así que recogí a Ricardo Vilariño y nos presentamos en el restaurante Brasil del Grove a las 14:30. Allí habíamos quedado para comer con Pacocho y los representantes de los Pelayos. Oscar prefirió recuperar sueño perdido y se saltó la comida (peor para él). Además de Vanessa, con Pacocho venía Jorge Vales, un nuevo fichaje para la comunidad, que seguro que aportará mucha salsa a los foros. Jorge, que pequeño es el mundo, coincide que es el dueño del hotelito donde me quedo a dormir cuando voy a Vigo.
Dejamos de lado el marisco (quitando unas navajitas y unos mejillones, lo mejor de la comida con cáscara de la Ría, según mi humilde y proletaria opinión) y nos concentramos en el menú del campeón. Ya tres vencedores anteriores habían entrado en el casino con un Chuletón de buey en el estómago y algo de rioja para bajarlo. Como veremos, esta vez volvió a funcionar, con lo que eleva el porcentaje de eficiencia del menú al 50% (4 torneos de 8). Desconocemos que comieron los otro cuatro ganadores.
La comida estuvo plagada de anécdotas, lo que era lógico dados los comensales. La sobremesa podía haber durado horas si no fuera por que el deber llamaba y se terminó el licor café.



Después de dejar los trastos en el hotel, nos dirigimos al hotel Louxo, donde se iba a efectuar el encuentro de la comunidad. Allí hizo cada uno una presentación, para conocernos mejor, mientras Oscar daba los consejos oportunos sobre la modalidad que ha escogido cada uno.
Presentes: “Rugdante”, “Repus”, “P8”, “JimmyOlsen”, “Peterline”, “Hamba”, “Bruxo07”, “Bidan” y Oscar. Se agregó alguna gente invitada por los participantes, para conocer algo mas de nuestra comunidad. Los más sorprendidos, obviamente, los nuevos. Daniel y Pablo del Penique (dos mesas finales), entre ellos. Si me olvido a alquien, que me perdone. Creo que hicimos la familia algo mas grande.




A las ocho de la tarde dio comienzo el torneo. Veo que Oscar está justo a la izquierda de Marcos Arias. Le hago una señal para que me lo tenga amarradito y me voy a mi mesa. Pintaba bien.
Palmo la primera mano. AQ, subo, flop de bajas, continue, dos calls, un ladrillo, check y fold ante un bet. Bueno, son sólo 350 chips.
Me llevo una mano tonta y otra algo mas buena con una resubida ante un intento de farol en river, por parte de un jugador al que le leí correctamente que iba a draw de color. Tonterías al neng, quita, quita…


Mas tarde tiro QQ ante el empuje de dos jugadores y una mesa peligrosa. Error. Eran buenas. Eso me sirve para detectar a los dos peces de mi mesa. Uno de ellos empujó fuerte en turn (con AT) con un T como carta alta sobre la mesa, el otro pagó y yo me comí las damas…
Participé en varias manos mas pero en plan montaña rusa. Al cabo de una hora estaba igual que al inicio, aunque al menos estaba entretenido con las cartas.
En la organización hubo algo de mal rollo. Se ve que 11 jugadores que habían hecho la reserva (y no pagaron) no han venido. 15 personas que pidieron jugar se han quedado fuera y ahora hay 11 sillas vacías. Esto hará que se sea mas estricto con las inscripciones en la próxima liga, seguro.
En la primera pausa quedan 86 jugadores. Sigo arriba-abajo, como un serrucho, para quedarme en la media.
Cae Gonzalo “Rugdante” KK vs Q3 y color. Sin comentarios. La última mano antes de la cena cae Oscar.
Se ha perdido el miedo a quedar eliminado antes de esa pausa psicológica. Las mesas de cash esperan a unos eliminados que ven en ellas la oportunidad de recuperar lo perdido en el torneo..
Cuando tengo la mesa controlada, me cambian y caigo en otra donde hay un tipo que va a todas y además le sale todo. Gana 8 de cada 10 manos. Tiene al resto de la mesa completamente aburrido.
En estas cae eliminado Marcos Arias. Dependo de mi mismo para ganar.
Pero pasa una hora y al tipo no le cambia la racha. De ese modo veo menguar mi pila hasta que cometo el (gran error) de no ir all-in con Q9 de picas cuando tiene la Bb mister flor en el culo. Las tiro por que no me seducen, a pesar de llegarme la mano foldeada. Se que me pagará y prefiero esperar una mano ¿mejor?. En el flop una Q y un 9. Si hubiese tenido lo que hay que tener, me hubiese doblado y, quizá, otro gallo estaría cantando. Al final me la termino jugando con A5 de tréboles, me paga el amo del calabozo con K9 y pincha el 9 que me manda a la calle.
Aprovecho para departir con Oscar, Vanesa y Juan Carlos mientras van cayendo jugadores y no se genera una silla libre en las mesas de cash. La gente se agarra a ellas como si fuera la última partida del mundo



En el torneo, a Pacocho le tundan un badbeat terrible (de nuevo) y sale fuera sobre el 30.
Cuando quedan 20 jugadores, se pospone el torneo hasta el día siguiente. Hay tres jugadores que pueden arrebatarle a Marcos Arias el liderato. Jesús Echarri, Adrián Lendoiro y Sete.
Vamos a dar la vuelta de rigor por el Grove y cuando nos echan de todos los bares nos recogemos en los respectivos hoteles. Espera el día 2.
Ni Jesús ni Adrián llegaron a la mesa final. El ganador de la Liga no sería un Penique…
Ricardo Vilariño salva dos olines en plena burbuja para conseguir entrar bastante arregladito de fichas en la misma. A partir de ahí, yo creo que la tuvo controladísima en todo momento.

La mesa final:



Los dos finalistas:



Fueron cayendo los jugadores y quedaron los tres con mas arrojo (y tablas) de los 10. Carlos Cucala (Penique, también), Javier Veiga y Vilariño. Javier Veiga consiguió un badbeat de 3 outs teóricos (A9 vs K9, con el monarca en turn) con Carlos, que le posibilitó disputar el HU. Hubo intento de pacto en una pausa, pero ambos querían el 1º puesto. Vilariño, además, lo necesitaba para entrar entre los 5 primeros de la general. Nada. Hubo que jugar.



La paciencia tiene premio y Ricardo (Penique y Pelayo) tiene un lote de ella. Supo enganchar a Javier en un farol y llevarse un torneo que, realmente, se merecía. Además de terminar 3º en la general, hizo la increíble marca de 4 mesas finales en 7 torneos disputados. Im-pre-sio-nan-te, señor. Para quitarse el sombrero. Celebración al canto, me sabe mal, pero no puedo postear los detalles de como fue la vuelta a casa. Yo, por ejemplo, tardé 5 horas en recorrer los 200 kilómetros…




Ahora queda la final de diciembre, con la incógnita de cómo responderá el público al buy-in de 440 euros. Yo iré con una parte de los 817 € que me corresponden por haber quedado segundo en la general. A ver que pasa.
Echando la vista atrás, sólo se me ocurren agradecimientos. A Juan Carlos Barros, por la excelente organización tanto del torneo como de sus seguimientos, con la inestimable ayuda de Arturo Patiño. A Deni, por su impecable dirección del torneo. De todos ellos. A Manolo, el director del casino, por su trato de amigo que hace que te sientas en La Toja como en tu casa. Y a l@s croupiers por darnos cartas buenas y malas, pero sobre todo con simpatía y profesionalidad. Esto sobre todo en las últimas etapas. Al principio se les notó la falta de práctica, pero aprendieron rapidísimamente. Y a Oscar y Vanesa por habernos hecho la visita en la última etapa, a pesar de lo apretado de su agenda. Creo que, por nuestra parte, no les defraudamos. Es un orgullo pertenecer a esta comunidad.

En diciembre espero hacer una crónica desde los premios…