No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

jueves, 6 de noviembre de 2008

Liga de La Toja, Etapa 7

Última hora!, Última hora...
Vale, vale. Aprovecho para recordar que esto no es un noticiario de actualidad. Es un blog (¿terapéutico?), como mucho. Me enfrento a la crónica obligada de la última etapa de La Toja maldiciendo a Raúl Mestre. Leí en un post suyo (creo que era de él, si no, que me perdone), la idea de llevar una libretita a los torneos. Mas que por anotar jugadas y movimientos, como recurso para fijar mas fácilmente en la memoria l@s mismas, así como para obligarse a uno mismo a prestar atención a las manos en las que no toma parte. Me pareció una gran idea y me compré una para tomar notas, en el torneo 7 de La Toja. Al principio del torneo me aplaudí la idea. Incluso algunos jugadores de mi mesa parecían (muy) incómodos por las notas que tomaba, llegándome a preguntar que (coño) estaba apuntando, lo que, obviamente, me hinchó algo el ego y me ayudó a forjarme una imágen de, como mínimo, jugador incómodo.
Pero ahora, a la hora de elaborar la crónica, me enfrento a 18 hojitas de notas en una letra minúscula que me producen una pereeeeeeeza mayúscula. A ver que sale de eso...
Bueno. Allá vamos... El torneo se disputó los
días 18 y 19 de octubre (de 2008, no voy tan tarde). El viernes 17 hubo los satélites habituales, mas los 3 que se disputaron en internet a través de Unibet . El sábado a las ocho de la tarde, 100 jugadores toman su silla. El ambiente, como siempre, impecablemente relajado. Me encanta ir a La Toja. Casi diría que es una terapia. ¡Quien lo diría! Sobre todo cuando fuí por primera vez, tensísimo, a jugar el primer torneo, fuera de banca (valía 160 - mas el viaje- cuando manejaba 4.000 de bank). Como cambia el cuento, caperucita.... En la segunda mano del torneo, en la mesa 10 (están Pacocho, Ricardo Vilariño y Gonzalo Rugdandte, por ejemplo), unos ases son reventados por JJ con una J en flop. Primer rebuy en la segunda mano. Esto viene animado...



Nota: tiré AT en la primera mano, pues en la anterior edición gané la primera mano del torneo con esas cartas y creo que fué la última. En la primera mano tuve AT y la foldeé sin mirar apenas apuestas ni nada. Era una mano que venia con subida, aunque no recuerdo muy bien de cuanto, llámame supresticioso, siquieres.
Gano la 7ª mano con AK y K en flop. Ya nos hemos
desvirgado. Los crupieres van muy ágiles. Se nota que han adquirido práctica. Se agradece muchísimo. Cambio de crupiers a los 30 minutos. Viene Mónica, una de las dos que estaban en el HU que gané en la jornada 2. A los 35 minutos, el primer eliminado se va del torneo.
A estas llegamos a la primera pausa. He ganado todas las manos en las que me he metido, pocas, pero jugosas. La mas de ellas, Con AK, hago una continue de 400 en un flop de bajas y me hacen call. Aparece un As en turn, meto 1200 mas, obtengo otro call y un 9 en river. Hay 3 diamantes. Hago check y recibo un all in por 1950 fichas mas. Puede haber color o trucha, pero tengo que hacer call por pot odds (hay casi 7000 fichas dentro y tengo que poner 2000 con una top pair). Mi as gana y me voy a 10.000 fichas.
En mi mesa, he visto reventar KK en un flop 8s4sJh y una overbet de un pot y medio de cara (el otro tenía QQ). Tras el all in, vino una Q en turn. Primeros comentarios de software manipulado.

Llega la pausa de la cena. La media está en 11.450 y tengo 17.000 fichas. La comida me parece algo mas escasa que otras veces, pero igual es el efecto hambre. Está fantástica para los 10 euros que pagamos por ella (mas croupiers, mas...). Hay una paella con caracoles y garrofón. Está claro que el cocinero ha pasado por la zona que va del Delta del Ebro a Castellón.
Reanudamos en 150/300. La mesa, muy tranquila. Son las 00:00 (ninguna hora, vamos). Apenas ha habido flops cuando empieza el show de Pablo Arce "cromatovigo". Va all in, siendo cubierto con JQ vs QQ. Se salva con un color runner.
Algo después hay un all in múltiple. El button va por 3900, la sbtambién, por 12.900 . La BB hace call!!. Tenemos AQ vs AK vs JJ. En el flop aparece 56Q, una dama que abre paso al milagro. Una J en el turn lo cierra y no hay sorpresas en el river.

Tiro dos veces consecutivas AJ. Vienen las manos subidas y con calls previos a mi turno, que no me gustan. Ambas son correctas (AA y AK andaban por enmedio).

Segundo match ball salvado por Pablo Arce. Va all in con KQ y le pagan con QQ. El flop es TJ2, turn T y river.... 9!!!. El otro jugador es la tercera vez que palma QQ en esta noche.

Morlán queda fuera (llevaba polo del Penique).
Hay una nueva pausa cuando llevamos 4h 50m de torneo. En la última mano antes de esa pausa completé la sb con T9, el flop fué TT2, check, 9 en turn. Meto como que robo y se me tira la ciega grande a mi full, que lastima....
Quedamos 58 jugadores, la media está en 16.983 y yo tengo algo mas de 19.000. Ahi estamos.
A la vuelta, oh fatídica decisión, me cambian de mesa. Voy a parar a la mesa 10, silla 2. En la mesa están Michel y Jesús, del Penique, con quienes comparto coche de viaje y habitación. El cambio de mesa me sienta horrible.
Estoy sin apenas imagen (quitando mi segundo puesto en la clasificiación general) y con peores cartas. Veo un montón de ases con kicker indecente. Y con Nelson Almeida a mi derecha, que se mueve mas que una vieja sentada sobre un hormiguero, pero con mucho criterio y con Jesús Echarri a mi izquierda, cualquiera se equivoca.

En la 4ª pausa quedan 40 jugadores. Tengo 14000 en una media de 24000. Efectivamente, el cambio de mesa me ha sentado horrorosamente. Michel, desde el button va all in con JT. Nelson paga con 22 en la Bb. El flop A22 hace inútil el resto.
Entramos en el nivel 1000/2000, antes de 100. Me quedan 12000. Estando en la Bb, Jesús sube 4000 desde utg. Tengo que poner 2000 para un pot de 9000. Los pongo con Ah4h. El flop es 345 rainbow. Le meto 5000 de cara y foldea AK. Uf....
Dos manos después, subo 5000 con Ad3d. Jesús va all in por 8200. El call es obligado. Enseña AQ... El flop es TT8, turn J, river... 3!!!. Bad beat a un amigo y le mando a la calle. Desmontan nuestra mesa y me llevan a otra.
En la primera mano ya entro robando. Me cambian de inmediato a otra mesa, mejor. Me voy con 37.000 fichas con la media en 27.000. Son las 04:00. Esto ha cambiado algo, vaya que si. En estas Vilariño se va fuera con KK vs AT. Un As para empezar y sin mas cambios. Ha salido el 27º.

Me encajonan entre Pilis y Pablo Arce. Pilis es un señor mayor de la antigua escuela del five draw. Aqui lo que vale es la nariz. Pablo tiene toda su zona de juego cubierta por torres de chips de 100 puntos. No quiere cambiarlas por fichas mas grandes. Empieza a invadir la zona vacía de la posición 5, sin oposición del croupier de urbanismo, ni de nadie en la mesa .Christiane Almeida le envida con AQ. Pablo paga con 99. Cae una Q en flop y cuando parecía que estaba eliminado, un 9 milagroso en el river le mantiene en el torneo, con una cantidad de fichas, además, ya muy indecente...(y con todo el mundo aterrorizado cuando tose)
El software de La Toja está clarisimamente manipulado.

La mano de la noche: El jugador en la posición 10 raisea a 26000. Pilis hace call en el asiento 2. Foldeamos todos hasta la BB, que se va all in. Los otros dos jugadores... ¡también van al all in!. El jugador en 10 enseña AA, el que estaba en el asiento 8, QQ y Pilis, AK. Un as en el flop le concede a Pilis el side pot. El ganador se embolsa 143.000 fichas de nada.
Al rozar las 5 de la madrugada se cierra el juego con 20 supervivientes. Tengo 30.000 fichas cuando la media está en 49.500. Estamos vivos, pero no demasiado.

En un ramalazo de sentidiño, me acuesto a las seis, después de haber pasado por un pub a tomar una sóla copa y descubrir que necesité 20 minutos para detectar una hembra humana con la que no hubiese mantenido contacto físico de índole sexual (de haber consentido alguna, claro). Las hormonas las tenemos por las nubes.
Al dia siguiente, en pie a la una. Menú del campeón (chuletón de buey y botellita de rioja) -es lo que comi el día que gané y Jesús repitió menú el dia que ganó....- y al ataque. Me acompaña Jesús. El resto de la tropa Peniquera sigue durmiendo (algunos) y otros aún andan dando vueltas o por El Grove, o echando unas manos de póker en casa de algún lugareño. Si esto no es vicio, mi má, que me lo cuenten.
Nada mas llegar al Casino, rememoramos con Sonia la mano que me dió la etapa 2, la de los cuatros. A ver si volvemos a repetir desenlace.




Y empieza el dia 2 con 20 jugadores, aunque en la primera mano ya caen dos, uno por mesa. Sigo encajonado y no sé si a Pablo se le marchitó la flor del ano. Al cabo de un rato me llega una mano foldeada a la Sb y le subo a 12.000 con Ah4h, para probarlo. Me paga. El flop es A47. Check y all-in de Pablo. Call con las dobles. Suerte de flop, pues enseña AT. Además hago color. Esto me coloca con 80.000.
Quedan 13 jugadores. Tensión total, hasta que quedan 12. Nelson Almeida tiene un comentario feo al respecto de un call con KQ y los españoles. Repite el numerito de la primera jornada. Con su caída, dejamos la mesa final sin portugueses.

Quedando 11 jugadores, Meju se la juega con 99 y encuentra un call con AJ. Un A en el flop le tiene fuera, pero la baraja está caprichosa (dichoso software manipulado) y aparece un 9 en el river. Pasa, en un instante, de ser el hombre burbuja a convertirse en el chipleader.
Aún no se ha configurado la mesa final.
Entramos en el break previo al nivel 17. Las ciegas son 5k/10k, con ante de 1k. La media está en 90k. En la mano siguiente a la reanudación, cae el 11º superviviente. ¡Estamos en la mesa final, ahora siiiii!




El mayor morbo de la mesa final es que estamos los dos primeros del ranking, Marcos y mi humilde persona. Encima el sorteo me coloca en el sitio 3 (siempre, en la mesa final, estuve en ese asiento) y a Marcos en el sitio 4. Prudencia al máximo. En la foto, de abajo las dos bellezas que repartieron cartas en la mesa final. Aunque en el Casino, reparta quien reparta, cuesta prestar atención a la jugada. Bueno, hay tres muchachos que no son mi tipo, a pesar de ser gente la mar de simpática.



En la mesa final, entra Miguel Mejuto como chipleader, 176k, Pablo Arce, 160k, Enrique Diez, 143k, Adrián Lendoiro, 102k. Entro 5º con 99k. Marcos es 8º con 69k. Nada mas empezar, César López, el vencedor en el Casino de Coruña, en la 1ª edición de la Liga, va all in por 26k. Le voy a pagar, cuando a mi derecha se restan por 88k. Tengo AK. Con César voy por delante, pero no me gusta ese movimiento. Y queda gente por detrás... 3 minutos y foldeo la jodida curnicoba. Enseñan Q5 y A5!!!. Aaaaaarg... Me hubiese puesto con 200.000...
Cae otro. Mejuto sube 35k y Marcos lanza all in. Enseñan KK y 88. Una K en el flop sentencia y deja fuera a Marcos, que suma 40 puntos, para un total de 515. Necesito hacer 3º para empatarle.
Pierdo 40k con 66 y un flop de bajas contra JJ. Adrian va all in y Juan Carlos paga con KT. Adrián enseña A6. Cae un T en el flop, un 6 en el turn y en el river.... ¡otro 6!. Olé el software.

Juan Carlos me viene all in estando yo en la Bb. en total son 20k y yo tengo que añadir 4k a ese pot. Tengo 62... Pago, que remedio, aunque a regañadientes. Es lo que piden las matemáticas. Cuando Juan Carlos me enseña ¡66! ya me recago en las pot odds. Pero, ¡oh milagro! el flop es...2,8....2!!!. Halaaaaa, otra, otra. Juan Carlos está fuera.

Otra mano curiosa. Tengo, en la sb, que afrontar un raise desde early, de Juan Carlos Rodríguez, de 28k, con KK. Decido atrapar y hago sólo call. El flop, peor imposible, AJJ. Check mio (error gordo) y check de él. En el turn aparece una Q. Le endiño 30k y me hace call. El river es un 2. Me quedan 16k. No puedo imaginar que jugada casa con sus apuestas, excepto TT (y aún asi). Se las mando, desesperado y, sorprendentemente, no me paga. Me llevo un pot de 150k puntos, tu... Aún hoy no sé que podía tener...
Veo un Ak de Enrique vs 77 de Pablo. Cae en el flop QKT, Q en turn y el river.... 7!!!. De estar (nuevamente) fuera, Pablo sigue en el torneo de milagro.
Pasa el rato y mi stack va menguando. Intento un robo con 33 y me pagan con 55. Estaba fuera, pero la mesa depara A69... A y .... 9!!!. Al menos es un split. En la siguiente vuelta, bastante apretado de chips, me la juego con 77. Topo con TT y no mejoro. Estoy en la calle, 5º.
No he cogido puntos suficientes para atrapar a Marcos. Todo se dirimirá en la última jornada. Lo bueno es que o gana él o gano yo. Nadie mas puede conseguirlo.
Aprovecho para ir a recoger al hotel a Vilariño y a Michel y al volver, quedan en juego sólo Pablo y Adrián. Me cuentan que Pablo hizo de las suyas para echar a Enrique y a Daniel Filgueira.
En la pausa, le aconsejo a mi compi del Penique que pacte. Si hoy Pablo tiene al diablo delante, le tumba, seguro. Se hace el acuerdo y juegan una mano tonta para 300 pavos y los puntos. Se la lleva Adrián en el river. Q9 vs A5, con Q en flop y un As en la última carta. El torneo es de Adrián.




Otro éxito del Penique Team. De 7 torneos hemos ganado 4. Casi na teniendo en cuenta que nunca superamos el 20% de los inscritos. Adrián, además, rompe el maleficio del polo de McGestal, lo que me recuerda repetidamente Vilariño en el viaje de vuelta.



Enhorabuena, Adrián. A ver si pillas algo en la última para entrar entre los 5 primeros!!!!

2 comentarios:

Bidan dijo...

Vaya tocho...

La próxima jornada trataré de fijarme mas en el aspecto lúdico-festivo del evento que en la parte técnica...

Sorry for the brick, sirs....

xanra86 dijo...

Pues claro Albert, a ver si piensas que vamos a La Toja para mirar como nos quitas las fichas... Lo divertido de verdad es irse contigo de fiesta jejeje