No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

sábado, 22 de noviembre de 2008

Donante

Me acaba de llegar el carnet de donante de órganos. Como creo que el cuerpo es un mero vehículo transitorio del espíritu, cuando este lo abandone, por el motivo que sea, creo que si alguien puede aprovechar algo de él, pues mejor (del cuerpo, al espíritu es mejor no acercarse, por si acaso...). Creo que donante ya lo era (sobre todo en Pokerstars, mi sala maldita, he he...). Es mas, en éste país lo eres de hecho, a no ser que los familiares cercanos se opongan a ello. Para evitar esa incómoda situación (que no creo que se produjese), hago esta pública declaración de intenciones.
También pensaba que, después del castigo al que le he sometido durante todos estos años, poco quedará aprovechable de ese cuerpo. Pero se ve que si, que algo aprovechan. Así que, si se diera el caso, que esperemos que tarde, pues me quedan infinidad de cosas por hacer, proyectos por terminar (y empezar) y sitios y gente por conocer, pues eso, que esparzan lo que quede aprovechable de mi organismo allí donde pueda hacer falta.

2 comentarios:

Periquillo dijo...

Yo también creo que se deben donar los órganos, pero en mi caso está jodido. Espero que el receptor tenga intenciones suicidas o ya esté desahuciado, por que poco iba a durar.

Los huevos para la fábrica de Flan Dhul.

Bidan dijo...

El pene también lo puedes donar. Para el mio ya hay una lista de espera de 37 tios y 2 tias....