No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

martes, 20 de diciembre de 2011

Mis Orsai

la historia de Orsai es para escribir un libro.  Y creo que irá a más.  Es el cabreo de un escritor, Hernan Casciari, con su editor y con sus jefes, a los que manda al carajo.

Al principio, tenía un blog donde contaba historias. El boca a boca conforma una comunidad enorme y empieza a recibir ofertas de editoriales.  La sensación de que le robaban con los pagos hace que decida abrir el proyecto Orsai.  En el video, que vale muchísimo la pena ver, son 20 minutos de anécdotas contínuas, está contada la historia de su propia voz, así que me ahorro la letra.



Lo que iba a ser una revista trimestral de más de 200 páginas que se vendía, pero que se podía descargar en PDF de alta calidad, es ahora algo que no sabemos dónde va a terminar, como se explica en el vídeo.

El blog de Orsai es de obligada lectura para mi y lo estuve siguiendo todo el año.  En el PDF que descargaba.  Ahora, que llega la época de agasajos, me regalé los cuatro números de golpe (para ahorrar gastos de envío).  Ahi están, todos juntitos.  Pienso leer todas y cada una de las letras que hay impresas, hasta las que ya leí en la pantalla del ordenador.  Con calma.  Con deleite.  Todas y cada una de las historias que contienen...


Para el proyecto 2012 de Orsai, me he hecho distribuidor.  Con beneficio cero.  Para que llegue a cuanta más gente de mi entorno, mejor.  
Y con su propuesta editorial, será mi primera opción para cuando consiga terminar la novela (de eso tengo un borrador de post pendiente).  Para mi sería un honor publicarla en esta editorial.  Otra cosa será que a ellos les parezca que la historia vale la pena, claro. En ello estoy poniendo mi empeño.

2 comentarios:

Implicada dijo...

Qué maravilla de proyecto!!!
No había conectado todo lo que dijo en TED pues lo conocía aisladamente. Mis respetos, tambén a ti por aportar al proyecto. Y si te sumas a la editorial, será más fácil leerte cuando estés listo.

Saludos mi estimado.

Bidan dijo...

La verdad es que lo es.
Sumarme como distribuidor es aportar un pequeño engranaje a esa maquinaria que espero que se haga enorme.

Que me sume a la editorial dependerá de si soy capaz de confeccionar algo a la altura y que ellos así lo consideren, claro. El tiempo lo dirá.

Felices fiestas, querida.