No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

lunes, 21 de noviembre de 2011

Reflexión post-electoral

Mariano Rajoy, con una campaña inteligente, no decir nada, no prometer nada, ha recogido el descalabro socialista.  Los populares sólo podían perderlas metiéndose en charcos, cosa que no han hecho.
Tampoco es que hayan ganado mucho, pero la derecha tiene su nido de votos fiel y participativo.  Y el PP ha arrastrado los votos de centro que dudan entre votar a la derecha o a la izquierda tibia. 
5 millones de votos perdidos por el PSOE no son los de los parados.  Ya había un millón y pico, en las últimas elecciones y más de la mitad de los nuevos parados no les votaron la última vez.  El ostión es, mayor de lo que a la crisis se le podía achacar.  Aún así, 7 millones les votaron a pesar del giro peloteril a los mercados de la última legislatura.  Bueno, cada uno es libre de hacer lo que quiera con su voto.

Un par de reflexiones:
Si los 349 diputados son para representar a los 35 millones de electores y hay un 28% de abstención... ¿Por qué no se reduce el número de diputados un 28%?  Ahorramos el gasto de 98 diputados.
333.095 personas votaron en blanco, mostrando su desacuerdo con cualquiera de las candidaturas presentadas.  Hubo 317 mil votos nulos.  Esa gente que si va a ejercer su derecho a votar... ¿No tiene representatividad? Serían entre 6 y 12 sillones vacíos más.  
Si (aún) estamos en un Estado de Autonomías... ¿Por qué se vota por provincias? ¿Por que se sigue aplicando la Ley de D´Hont?
Las preguntas son casi retóricas.  Por que favorecen a los partidos mayoritarios.  El PP tiene una clara mayoría absoluta habiendo obtenido el 46% de los votos.

Los votos de todos los electores del Estado español deberían valer lo mismo, a la hora de conseguir representación parlamentaria. Hay una gráfica clara que muestra cómo sería el hemiciclo en este enlace. Entrarían en el Parlamento de todos 5 formaciones minoritarias más y partidos con presencia en todo el territorio, como IU y UPyD ganarían 17 y 12 representantes.  Un Parlamento más plural, mas representativo y donde las propuestas deberían ser debatidas mejor, para obtener la legitimidad de la mayoría parlamentaria.

Pero el PP y el PSOE perderían, en conjunto, 30 diputados.  Y como son ellos los que tendrían que arreglar este desajuste, pues va a ser que no.  Y menos con la que está cayendo.  No va a ser ninguna prioridad.

No me levanté más optimista que ayer.  Ni menos.  Rajoy ya ha dicho que no hay milagros, así que agarrémonos los machos.  Yo esperaba que, al menos, al haber un gallego de presidente, se cambiara el concepto de España que hay por ahí, de flamenco y paella, por el de Gaiteiros, cantarellas y empanada de zamburiñas...  Pero ni eso...