No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

martes, 11 de octubre de 2011

Unknown Pleasures

Para un ciclotímico profesional como yo, el otoño es la peor época del año.  Es cuando suelo tener más cambios de humor y los días pesimistas aparecen con más frecuencia.  Ya hace algunos años que las estaciones parecen haberse desincronizado del calendario y solemos tener excelentes septiembres y octubres.  Este retraso en la llegada de mi otoño biológico me ha permitido instalarme en una plácida rutina.

Doy un paseíto para airearme después de desayunar, hora que coincide con la comida del resto de mortales.  Al llegar me doy una vuelta por mi bibliogteca y por el mail y luego me preparo la comida.  Mientras estoy en casa, siempre estoy escuchando música.  Mientras como, aprovecho para ver un par de capítulos de Scrubs (ya voy por la quinta temporada) y luego me entretengo un par de horitas o más preparando alguna sesión.

Si hay alguna tarea pendiente en casa o en el ordenador, la liquido, auriculares inalámbricos cómo os quiero. Trato de avanzar con el Photoshop, pero como con todo, voy más lento de lo que quisiera.

Si no hay fútbol, ni tengo algún torneo de poker (juego los martes y los domingos, nada más) me relajo un ratito viendo una peli, barreño de palomitas en ristre.  Estos últimos días me ha dado por ver flims sobre grupos musicales o documentales sobre ellos, antes de ponerme con la novela, que avanza a trompicones.   Un día consigo escribir 9 folios y el resto de la semana apenas lleno otros 10.  Ha decidido que se escribirá a su ritmo y no al mio.  Bueno, no seré yo quien le lleve la contraria.

De lo que he visto estos últimos días, imprescindible para entender una época es 72 horas... y Valencia fue la ciudad, que narra la movida valenciana de finales de los ochenta y principio de los noventa.  Como un movimiento alternativo basado en una música escogida fue degenerando en electrónica infumable para consumo de masas.  Los fines de semana, hasta 50.000 personas se desplazaban hasta Valencia para ir de fiesta tres días.  La entrañable y querida Ruta Destroy se convirtió en la Ruta del bakalao, a medida que las mescalinas (Bunbury habla sobre ellas en el documental y Loquillo compuso una canción) fueron sustituidas por el MDMA, luego por el speed y la cocaína y finalmente la entrada de las anfetas y el policonsumo.  El tecno le ganó la batalla a las guitarras y las diferentes tribus dejaron de tener buen rollo entre ellas. Creo que la última vez que estuve por allí fué en el 91 o el 92 y la cosa ya empezaba a degenerar bastante.  En este link, un tipo de la zona hace un relato bastante detallado de como vivió todo el cambio.  En este otro enlace se puede ver el trailer del documental.

Me encantaron, también, Control, una película sobre Joy Division, basada en el libro que escribió su mujer y el documental homónimo, Joy Division, donde todo el entorno de la banda cuenta anécdotas a raudales.  Ian Curtis es un tipo que me ha fascinado desde que cayó en mis manos un documento con la mayoría de lo que escribió y que un día tengo que traducir al gallego.  Aqui se le entendería bastante bien su melancolía vital.
Ian siempre se sintió solo, pero tampoco estaba a gusto en compañía de gente.  Un genio musical que se suicidó el día antes de que la banda saliera de gira por Estados Unidos y dos semanas después de que Love will tear us apart, una de las mejores canciones de la historia, llegara al número uno.  Colgándose, nos privó de su talento.  Buceando en sus extensos  y melancólicos escritos, uno se encuentra ante un alma torturada cuya única vía de escape era la música, pero que no supo encajar una fama que le hacía sentirse más solo todavía.

Joy Division dejó dos discos.  Con la muerte de Ian, la banda se recompuso en New Order y han seguido en activo hasta hoy día.  Unknown Pleasures, para mí, es el inicio de mi música.  Cuando digo que no me interesa nada anterior a 1980, me refiero a ese disco, editado, maticemos, en 1979.  Hay algunas excepciones anteriores, pocas. También en 1979, The Cure sacaron Three imaginary boys y Boys don´t cry; The Clash el London Calling (disco que descubrí no hace mucho, gracias a Pacocho, que paso parte de su juventud en Inglaterra); B-52´s debutaba con un excelente disco con otros dos temazos para el top-100, Planet Claire (aqui en un impresionante directo de 1983) y Rock Lobster y, aunque no es de este estilo, Pink Floyd sacaban The Wall. En 1978 se publicó el debut de The Cars, el Parallel lines, de Blondie, The Man-Machine, de Kraftwerk.  En 1977, Iggy pop publica The Idiot y Lust for Life; Talking Heads, 77 y David Bowie, Low.  De 1976 son el debut de los Ramones y la canción Wild is the wind, de Bowie, un tema que fué la bandera de los nuevos románticos.  Es posible que me olvide alguno, por supuesto, la memoria no es infalible.  
En otra vida igual me intereso por lo que se hizo antes de estos discos.  En esta no creo que tenga ni tiempo ni ganas.

En Unknown Pleasures, Joy Division evoluciona sobre la simpleza del punk para crear un estilo único; oscuro, metálico, denso, melancólico,  que influenció a todo un movimiento que marcó mi juventud, la New wave. She´s lost control está basada en la historia de una chica epiléptica (como él) a la que vió morir en un ataque, pero que tiene una doble lectura. Shadowplay es un paisaje brumoso, gris y decadente, como el Manchester de la época y que supuso su primera aparición televisiva, en el programa del mítico Tony Wilson. New Dawn fades un solemne requiem mortuorio y Disorder otra muestra lírica y musical de la intrigada mente de Ian.  No he puesto los enlaces a los videos oficiales por que tienen anuncio delante y es una cosa que me china un montón.
La portada del disco es una de esas que te impulsan a comprarlo sólo por contemplarla mientras te dejas llevar por la música..



En Closer se encuentra, entre otras joyas, Decades, uno de los lamentos mas desgarradores que pueden salir de un alma. En el enlace viene subtitulada de aquella manera, aunque traducir a Ian Curtis no es nada sencillo. Twenty four hours y The eternal son desolación, derrota y depresión, fiel reflejo de lo que sucedía en el interior de Ian.  Isolation y Heart and Soul marcaron, con la adición de unos teclados muy marcados, el que sería el sonido de New Order.
Como una funesta premonición, la portada de Closer es una tumba.


A partir de ahi, la mejor década de la música, los 80.  Vale la pena ver las dos cintas mencionados para conocer la historia de un grupo que tuvo mucho que ver en la explosión creativa que vino detrás suyo.  Para hacerse una buena idea del génesis de toda esa movida hay que ver 24 hour party people, otra entretenida película con una banda sonora excepcional.

16 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Tu si que sabes escribir posts completos, con links, informaciones, historias y demás, cuando sea grande quiero ser como tu, menos jugar poker porque no lo entiendo.


Saludines.

Bidan dijo...

Tengo que reconocer que le has alegrado la mañana a mi ego, querida... :)

Si alguna vez montas algo grande, acuerdate de mi, entonces. Tengo disponibilidad geográfica total, siempre que en el país a donde vaya admitan gatos y gente rarita...

Pacocho dijo...

Los clash los conoci de pre adolescente entre los discos de mi padre como muchas otras joyitas...

Te pierdes demasiadas cosas por cabezon "no me interesa nada de antes del 80".

Bajate el jazz blues fussion de John Mayal y algo de Frank Zappa a ver que te parece...

Ademas si me quieres hacer pasar el farol de ser un snob con pelo cardado a lo robert smith no es buena idea cascarte un post con 10 versiones de una cancion de Ray Charles.

XD

agustin dijo...

Soy de la opinión que la música que amamos es la que escuchamos en la adolescencia.

Después hay variaciones, pero sobre el mismo tema.

Bidan dijo...

Pac: Es, esencialmente, por falta de tiempo. Hay mas odds de encontrar una canción buena descargando el recopilatorio mensual de ukrock.com.ar que escuchando lo que propone el libro 1001 discos que hay que escuchar antes de morir.
Eso no quita que no hubiese cosas buenas. Los 60's son un hervidero de discazos, si te va ese rollo, que no es el caso.
A veces, por circunstancias, escucho cosas anteriores (Jimmy Hendrix, recuerdas?) pero no es lo habitual...

Bidan dijo...

Agustín: Está claro. Y de los 13 a los 18, lo que más.

María Beatriz dijo...

Muy buen post!
Me encanta la música de los 80's.

Siempre escucho música: en mi casa, en el auto, si viajo en bus...Un buen tema puede cambiarte el día.

Besos
Maribe

Implicada dijo...

No entiendo que quiere decir: barreño de palomitas en ristre, jejeje se supone hablamos el mismo idioma?

Qué interesante el fenómeno de Valencia, no lo sabía.
El documental de Joy Division lo vi hace tiempo, triste e interesante.


Saludos y sigue en el placer...

Bidan dijo...

Maribé: Y un buen día puede cambiarte una semana y una buena semana, la vida... :)

Bidan dijo...

Implicada, te mando una foto por mail, si me das el tuyo, para que lo veas.
En mis fotos del feis está puesto. Usas eso? Mi nombre allá es Albert Bidan.
Te la mando por donde te vaya mejor...

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Albert:

Bueno, gracias a vos he visto algo de Joy División y Control. Y conocido a Ian. Las palabras del inicio, son existenciales: algo del Hamlet de Shakespeares da vueltas por allí.

Ya sabés que la música no es lo mío, pero puedo decir que lo he pasado bien, al margen de la historia de la inovación y la tragedia.
(Estas personas suelen tener en algunos casos "patrones" de conducta similares).
Siempre es bueno agregar algo, y si resulta interesante mejor.

A pesar del extenso recorrido, sin embargo, me gustó como detallas parte de tu día, y tu predisposición a aceptar los emprendimientos que te gustan.

Eso es excelente.

Un abrazo.
D.

Bidan dijo...

Aunque la música no sea lo tuyo, D., los escritos de Ian creo que te gustarían. Tiene una forma de contar sentimientos tristes impresionante.

me alegro que te gustara el recorrido...

laroca dijo...

claro q tu argumento de los bancos es bueno, bueno no buenisimo,pero claro asi no arruinan a la gente q es lo q intresa y robarles de paso derechos,un saludo

Bidan dijo...

Ji ji, me volví loco buscando el comentario en el post posterior, que es donde creo que querías ponerlo...
¿Me estás hablando de premeditación?
Uy, eso es algo muy feo y yo diría que delictivo...

Implicada dijo...

Orale pues,
mi mail es implica2@gmail.com

saludos

Bidan dijo...

Enviado!