No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

viernes, 16 de septiembre de 2011

Anécdotas de DJ´s (3)

Vamos con la tercera parte de lo mejor que encontré en el blog No breasts, no requests, de Mick Fiction.

Hay que reconocer que algunas peticiones son originales.  En esta, hay un chantaje emocional velado.  Es una pena que su camello no le hubiese pasado algo más adecuado para lo que escogió el DJ.  Igual si hubieses visto quien venía, habría cambiado las anfetas por algo más happy...



Más chantaje emocional.  Y hay que reconocer que la gente es egoísta... Tio, si pongo los Bee Gees, el que se va a deprimir soy yo, neno, piensa en mi un poquito... 

Tampoco quiero tratar de entender que mente chunga se alegra escuchando la voz en falsete de los Gibb, por que entonces si que llamo a seguridad.  En beneficio de todos los asistentes.

Bueno, una petición correcta y respetuosa.  Y The Kills entran en el repertorio.  Sonarán en breve, no te preocupes, chaval.  Acerca de M.I.A y Yelle, lo siento, están en la maleta que dejé en casa...

Sabemos que no eres un jodido ipod... perdón. The Kills, M.I.A. Yelle


En la que sigue, imagino al DJ empezando a decir: Que no acepto peti........ Bueno, esa canción es buena y la tenía casi preparada.  Sonará en breve...

Yo, por 100 pavos, te pongo Carlos Baute o El Fary, si hace falta...  Bunbury tiene un precio algo más elevado, Malque... :)


No todo son pesados, por supuesto.  Hay mucha gente agradecida.  Recuerdo un tipo que, el fin de año de 2003, vino a pedirme una canción muy importante para él, con la excusa de que era su cumpleaños. Le hice sacar el carnet de identidad y era verdad.  Me pidió el Manchester, de The Times.  

Curiosamente, la tenía preparada para ponerla la siguiente.  Me quedé mirándole y le dije: Ahi la tienes.  Desde la pista no paró de bailarla haciéndome gestos con el pulgar hacia arriba.  Cuando terminó la canción subió a la cabina, me abrazó llorando de emoción y me dió las gracias.  Mi primer pensamiento fué el de pedirle el teléfono de su camello, estaba claro que la mandanga que le pasaba era buena...

Trató de invitarme a una copa, pero yo tenía barra libre, así que me ofreció MDMA y coca, lo que quisiera.  Si quieres, te presento tias guays.  

Los éxtasis, si no se quien los fabrica no los tomo ni loco.  La farlopa que llevaba el tipo era estupenda, recuerdo. Lástima que no tuve tiempo para conocer a esas tias guays que me iba a presentar.  El set había empezado a las 00:30 y terminó a las siete de la mañana.  Menda estaba literalmente fundido, a pesar del Red Bull en polvo...

Con la notita que sigue, seguro que el DJ se fué a dormir satisfecho...

Gracias por todos los recuerdos, haciéndome bailar como si nadie estuviese mirando

Uno de los sets que hice en la Nordic del Playaclub coincidió con un Depor-Sporting de Gijón.  Era sábado por la noche y los asturianos llevaban de fiesta desde el viernes al mediodía.  Normalmente se cierra a las 06:30, pero ese día el jefe de sala me dijo que siguiera.  Paramos a las 07:20, cuando ya había amanecido.  

El trayecto de 20 metros de la cabina hasta la puerta me llevó un cuarto de hora, entre abrazos, felicitaciones y fotos.  Vale que la gran cantidad de Estrella Galicia (y quien sabe si algo más) que llevaban en el cuerpo ayudó a que su percepción del set fuese positiva.  También es verdad que todo lo que me pidieeron lo pude poner sin demasiado contratiempo técnico ni moral.  Les recuerdo como una gente con un exquisito gusto musical, que es como sueles calificar a la gente a la que le mola la misma música que a ti.

Ese día dormí MUY satisfecho, la verdad.  Ver que has hecho feliz a un grupo de gente, aunque sea un ratito, con la música que has escogido, no tiene precio.

Desde entonces, cuando programo mis idas a la Nordic, miro que coincida con la visita del Sporting y del Racing de Santander, otra afición con la que compartimos gustos musicales.

Sigamos con más.... Dentro del arsenal de quien quiere que le pongas una canción, las proposiciones sexuales son otro recurso muy gastado.  Algunas mujeres piensan que los DJ´s son frikies pajilleros que babean ante la más mínima posibilidad de obtener sexo gratis, lo que es cierto en contados caso. 

Normalmente, el DJ está trabajando, aunque disfrute con ello.  Me pregunto que pensarían ellas si un compañero de trabajo o el repartidor del agua les pasara notitas como esta en la oficina.

Estamos calientes.  Yo o mas bien nosotros estamos esperando por tu gran PENE. Si quieres vernos desnudas, nuestra entrepierna, pon o mezcla "Sexy Bitch" i verás tetas...

El título de la petición, muy acertado con la peticionaria.  Bueno, sexy no se si sería...

Una vez, subió a la cabina donde yo estaba una muchacha (de muy buen ver y mejor tocar) que hacía  com 20 minutos que estaba en la sala.  No había mucha gente aún y ya la había visto en una barra, morreándose con un maromo.  

Yo había puesto consecutivamente The Cure, Joy Division, Depeche Mode y The Smiths, en un set revival de New Wave, que era lo que me había pedido la dirección de la discoteca. 

La chica subió a la cabina y me preguntó si podía ponerle Shakira.  Le dije que no había traido nada de Shakira en mis maletas, lo siento. 

Miró hacia los cd´s de la discoteca y me pidió que lo buscara allí.  Le respondí que no sabía como estaban ordenados y que me podía llevar demasiado rato encontrarla.  

Se ofreció a buscar ella el cd.  Le dije que a la dirección de la discoteca no le haría gracia que nadie hurgase en esos discos. 

Me dijo que no me preocupara, que tenía un cd en el coche.  Acorralado, le pregunté si pensaba que Shakira pegaba con el set que estaba proponiendo.  Shakira pega con todo, respondió.

Cuando le dije que no iba a utilizar su cd, que sólo uso discos verificados, me miró con aire seductor, poniendo los morritos en posición de semi-beso y mirándome como si tuviera un vibrador insertado en la vagina, funcionando a todo trapo, y me dijo: "Si me pones Shakira, hago lo que quieras".

Mi respuesta fué: "Suicídate" y le hice un gesto con la cabeza al segurata que tenía al lado de la cabina. Tardó tres segundos en cogerla por los brazos, levantarla y depositarla en el suelo, interponiéndo su enorme corpachón entre ella y el acceso a la zona DJ. La dulce muchacha se transformó de repente en la niña del exorcista, mi má.  Pocas veces he visto salir tanta mierda de una boca.  A mi madre aún le deben pitar los oídos...


Los DJ's experimentados con el directo no suelen ser necesariamente tontos, ni su ansia de sexo les ofusca la cabeza y les impide ver que la proposición sexual se va a desvanecer en cuanto la canción haya sonado.  

La propuesta de si me la pones, te la chupo la cambiaría enseguida por me la chupas y luego te la pongo...  

Si la alteración de los factores de la ecuación no es suficientemente disuasoria, pues habrá que poner la canción, digo yo...

te haré una felación xoxo

Y digo yo... Si me la vas a chupar, para que vamos a perder el tiempo con besos y abrazos... Y espero que no pretendas los besos después de lo otro...

En la notita siguiente se combina chantaje emocional con proposiciones deshonestas (¿por que se llaman deshonestas si muchas veces son la mar de honradas?).




¿Podrías enseñarle a bailar a esta chica blanco a cambio de... um... "cualquier cosa que quieras"?

Hay que reconocer que la sonrisa picarona y el corazón le añaden un punto de curiosidad a la nota.  Yo me hubiese arriesgado, que quieres...

En esta última, aunque el DJ supiese que era mentira, yo creo que puso Cuddy Buddy, de Mike Jones, aunque no he podido verificarlo.  Sólo por aquello de que los milagros existen.  Son raros, lo sabemos.  Pero a veces ocurren.

Habría que ver a las putillas esas, pero vamos, yo la hubiese pinchado aunque fuese desde el Youtube de la Blackberry, aún sabiendo que había un octavo de out para que fuese verdad.

Soy una putilla super caliente que también es lesbiana, con una novia calentorra.  Te follaremos salvajemente, cuando tu quieras, si pones "Cuddy Buddy" de Mike Jones.

Añadir un corazón y una posdata que reza really hot sluts (realmente unas putillas calentorras) me parece escribir por escribir, por que aún te queda papel.  Yo creo que al DJ ya le había quedado claro...

Hala, mañana la última...

2 comentarios:

Periquillo dijo...

Yo hubiese puesto la discografía completa de Shakira y después todos los remixes que que hubiera encontrado. So maricón.

Bidan dijo...

Esas promesas se borran de la memoria de las tías en cuanto ha sonado la canción...