No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

jueves, 11 de agosto de 2011

Erase una vez un señor que hizo un banco...

Tomando un te rojo en la terracita del Quercus.  En la mesa de al lado, una pareja con dos niños.  Él se levanta y dice que va al cajero.  El niño (no te sabría decir la edad, soy muy malo para eso) le pregunta:
* ¿Que es un cajero?
* Es una máquina que tienen los bancos para darte dinero.
El niño no se queda muy convencido...
* Papá, papá... ¿Que es un banco?
* Cuando seas mayor, ya lo estudiarás en el colegio.
Y se pira.

Menuda pregunta.  ¿Como le explicarías a un niño de 3 años o por ahí, como funciona un Banco?.  Pienso que no me preocupa, que nunca tendré que dar esa explicación.  Automáticamente se me enciende una luz de alarma que me recuerda lo gafe que soy.  Basta que pronuncie la palabra "imposible", a veces basta con pensarlo, para que algo suceda en un breve lapso de tiempo.  Así, como no tengo ganas de subir a limpiar la cocina, que empieza a dar un poco de miedo, me planteo eso, como le contaría a un niño donde nos hemos metido y por que.  La mía es una visión algo rojera, por supuesto. Creo que sería algo así:
 
A ver, chiquitin/a, un Banco es un señor que tiene mucho dinero y que lo presta a otros señores que no tienen, con la condición de que le devuelvan un poquito mas y así ganan más dinero, por que ese es su negocio.
Hace muchos años los bancos se aprovechaban de la gente rica que necesitaba dinero para hacer castillos o ir a la guerra y les pedían que les devolvieran mucho mas del que les habían prestado.  Entonces  tenían que ganar las guerras o trabajar muchos años para pagar a los bancos.  Cuando no podían pagar, los bancos se quedaban sus casas, sus tierras o sus castillos.

Con el tiempo, los reyes pusieron leyes para que los señores que prestaban dinero no pudieran hacerse los abusones con la gente que necesitaba dinero.  Pero a veces los reyes también necesitaban dinero para descubrir paises o hacer guerras y tenían que pedírselo a los bancos.  Para devolver el dinero, los reyes no tenían que trabajar por que tenían esclavos que trabajaban muy duro para pagar lo que debía su Rey.  A veces los súbditos, que así se llamaban los esclavos, se enfadaban y les cortaban la cabeza a los Reyes, aunque había que enfadarles mucho y no sucedía muy a menudo.

Luego hubo mas señores que se dieron cuenta que hacer de banco era un buen negocio.  Y salieron más Bancos.  Como no había tanta gente que necesitara dinero tuvieron que bajar los precios para poder prestar mas dinero.  Y así, la gente corriente vió que podía comprar cosas como teles y coches y pagarlas más adelante, poquito a poco.  Y así empezaron a comprar con un dinero que no tenían pero que devolverían otro día con lo que ganaran trabajando.

Con los países pasa algo parecido. Los presidentes y los ministros de los países quieren quedar muy bien con los ciudadanos de su país, así que quieren hacer que esté bonito y tenga muchas cosas para que los habitantes estén contentos.  Hacen hospitales, carreteras, piscinas, fiestas con cohetes y dan de comer a la gente que no tiene trabajo.  Pero hubo algunos países que gastaron en hacer esas cosas más dinero del que tenían y tuvieron que pedirle prestado a los Bancos. Y luego hubo una guerra con muchos países y las guerras cuestan mucho dinero y los países no lo tenían y se lo tuvieron que pedir a los Bancos, también.

Entonces los Bancos se dieron cuenta que los países podían gastar más dinero que las personas y pusieron a gente que trabajaba en el Banco en los gobiernos, para que gastaran mucho dinero y el país tuviera que pedirle dinero al Banco.  

Pero hubo un país que no podía pagar lo que le habían prestado y los demás países decidieron ayudarlo, aunque no tenían mucho dinero, por que también tenian gente del Banco trabajando en esos Gobiernosy el Banco quería cobrar el dinero que le había prestado a ese país.  Eso va a hacer que las gentes de esos países tengan que trabajar muchos años para pagarle a los Bancos.

Los Gobiernos son como los Reyes de antes.  Tienen unos habitantes  que trabajan por ellos para devolver el dinero que han pedido al Banco.  Cuando los habitantes-ciudadanos de hoy, que son como los esclavos de antes se enfadan con los Gobiernos, los quitan de mandar, pero a los ministros y a los presidentes no les importa mucho por que ya han ganado dinero suficiente y el Banco ha sido muy agradecido con ellos.

También hay Bancos muy malos, que hacen trampas a la gente.  Hubo unos bancos que prestaron dinero a gente que a lo mejor no lo podía devolver y ellos lo sabían.  Entonces apostaron con unos señores que hacen apuestas raras, a que no podían cobrar ese dinero.  De esta manera, si los pobres les devolvían el dinero, ganaban dinero y si los pobres no podían pagarles la deuda, entonces ganaban la apuesta a los otros señores.  Hubo muchos pobres que no pudieron devolver el dinero que les habían prestado los bancos y se quedaron sin casa.  Los bancos también dejaron sin nada de dinero a los señores de las apuestas raras por que les ganaron muchas veces, aunque como esos señores tenían amigos en los gobiernos de los países, los gobiernos les dieron dinero para que pudieran seguir trabajando. 

Como ese dinero que les dieron a los bancos tramposos era para construir hospitales y dar de comer a los pobres que se habían quedado sin casa, tuvieron que pedir más Dinero a los Bancos y los Bancos estaban muy contentos por que todo el mundo les debía dinero y así hacían más negocio. Como los Bancos son los que tienen el dinero, pueden comprar puestos de trabajo importantes en los gobiernos para sus empleados más importantes.

Los Bancos son amigos entre ellos y se juntan para vigilar que todo el mundo pague el dinero que prestan, por que si todo el mundo decidiera dejar de pagar y quitar a los gobernantes que trabajan para el banco y poner otros que cambiasen las leyes entonces se les terminaría el negocio.

No se que cara pondría el chamaquito en cuestión.  Yo lo he entendido y mi edad mental es parecida.  Para lo que no estoy preparado es para la (segura) batería de preguntas que vendría a continuación.  Probablemente me piraría al cajero.  O a Islandia...

Y tengo que reconocer que mi cuento diferirá bastante del que le contará, por ejemplo, el señor Botín a sus nietos.  Es lo bonito de este mundo, la pluralidad tan enriquecedora que tiene...

5 comentarios:

Periquillo dijo...

Te recuerdo que voy a tu casa en una semana. Ni se te ocurra probar a tener niños conmigo, que te conozco con dos birras.
Difiero en la primera frase. El banco tiene mucho dinero... que no es suyo, para más inri. Por otro lado, a cada frase el chaval te repregunta, con lo que el post sería muuuuucho más largo.

Bidan dijo...

La verdad es que no entiendo mucho de niños, así que este post sea una (otra) cagada...

Bidan dijo...

Y tampoco entiendo mucho de bancos, así que, con bastantes probabilidades, también la habré cagado en ese sentido...

marcos87ezln dijo...

Buenas!!
He encontrado tu Blog viajando un poco por este mundo. Te llevo siguiendo un par de meses, y la verdad que me causo bastante gracia esta entrada ( lo mejor de todo que seria una forma perfecta de contar claro y sencillo como " funcionan "
los bancos.
Si no te importa me declaro seguidor de tu Blog porque siempre leo cosas muy interesantes.

Un saludo

Bidan dijo...

Estupendo, Marcos. Me alegro un montón.

Te debo una cañita, al menos... :)