No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

lunes, 2 de mayo de 2011

Los posts que no escribiré

De San Francisco de Asís, uno de los tipos más felices que ha habido en la historia de la humanidad, cuentan que era capaz de ver belleza donde ningún otro mortal la podía apreciar.  Ví una película sobre su vida, de pequeño, que entonces no entendí.  Ahora, probablemente, le atribuiría sus estados de éxtasis a alguna plantita secreta (de la familia de las que se infusionaba Santa Teresa) que crecía alrededor del monasterio o la iglesia esa o lo que fuera lo que construían en la peli.  
Sólo conozco estados alterados de la conciencia  inducidos mediante química.  Puede ser endógena o exógena.  Mediante procesos de meditación o de concentración conseguí estados controlados de conciencia, pero nada más.  No digo que no existan.  Sólo que yo no llegué a ellos.  No digo que los Santos mencionados no lo pudieran hacer sin química, pero, por ahora, me cuesta creerlo.

Una de las formas que tengo de pulsar mi estado de ánimo es echarle un ojo a las fotos que hago.  La fotografía, a mi modo de ver, surge por dos motivaciones: capturar belleza o capturar instantes, ambos para el recuerdo.  ¿Cuantas tengo, este año? 

Desde enero, saqué un par de docenas cuando fuimos con Pacocho y Perico a Lloret, cuando la visita a San Vicente, alguna más en alguna fiesta  y un centenar corto la semana que estuvo mi familia de visita.  Sólo fotos de de momentos.  Muy pocas veces me paré a robar con la cámara un detalle bonito para tenerlo para siempre.  Si veo que este aletargamiento me dura algo mas habrá que programar un viajecito a algún sitio exótico nuevo, eso siempre es un buen remedio para sacarle el polvo a la máquina de fotos y prestarle atención a todas las cosas bonitas que tenemos alrededor.  Aunque vayan vestidas o sean flores.

Fuí a una entrevista de trabajo.  No tengo ninguna intención de ponerme a currar, como dije, a la usanza tradicional.  fuí sólo para ver como está el panorama, que está fatal.  No sólo por lo que ofrecen dinerariamente, si no por que los empleadores, como tienen un excedente de oferta, tratan a los demandantes como si fuera ganado.  Cuando me cansé de las tonterías que estaba escuchando le solté la arenga esa de que "el problema de la empresa española es su talante patriarcal, paternalista, jerárquico.  No se valora el desarrollo de las personas ni si implicación. Las personas comprometidas con el proyecto empresarial son más rentables a largo plazo.  Y ya no digamos más felices, aunque eso le importa a pocos empresarios."  Y me piré. Es un concepto que tengo claro desde hace tiempo.  ¿A cuantos les han dicho "no te pago por pensar"?.  En fin, ya tenía claro que no quiero volver a trabajar como asalariado, pero ahora fijo que hasta que no entre el 2012 no miraré nada.  Mientras tanto espero encontrar una fórmula de subsistencia continuada interesante.  Imaginación no me falta.

Joer, todo este tocho para llegar a que, como estos días estoy volcado con el curso de Photoshop, las sempiternas sesiones y una especie de novela que estoy tratando de escribir, apenas me queda tiempo para otras cosas.  Curiosamente, hay diseñadores gráficos, Disc-jockeys y escritores que se ganan la vida haciéndo eso que ahora hago gratis o cuasi-gratis.  No lo considero trabajo.  Lo hago encantado y cuando quiero, así que no es una obligación, el peor adjetivo (bueno, el adjetivo sería obligatorio) que va ligado a la palabra trabajo.

Al respecto de la novela, ya va tomando cuerpo.  Llamarle de ese modo a eso, me parece pretencioso, asi que como irá publicada en formato blog, le llamaré como Perico sugirió; Liblog.  Muy mala no debe ser cuando hay pasajes que me parecen graciosos hasta mi, a pesar de lo crítico que soy conmigo mismo, aunque aún tiene que pasar la prueba de fuego de que la pongan a caldo los colegas de verdad, esos que, si es una mierda, me lo diran, para ver si vale la pena echarla palante.  Aunque para eso aún está verde.

Así que una de las cosas que he aparcado es el aparecer por este blog, terapia que me sienta de cojones.  Como tenía un montón de notitas atrasadas sobre posts para hacer y no me gusta tener cosas pendientes, ahí va la lista de posts que no voy a hacer.  Por que no me parecen suficientemente interesantes para que le robe el tiempo a otras cosas.

Cuando saltaron los rumores sobre si los jugadores del Barça se dopaban quería hacer una reflexión acerca de donde están los límites. 
¿Dónde las sustancias dejan de ser vitaminas y pasan a ser drogas?. ¿Por qué la cámara hiperbárica está bien, pero las autotransfusiones no (los famosos yogures búlgaros de Stoichkov)?  ¿La EPO le aporta beneficios a un ciclista? ¿el cannabis es positivo para un futbolista? y un sinfín de preguntas que no vienen al cuento del fútbol.  
En eso le tengo que dar la razón a Pacocho.  Mientras los árbitros sigan teniendo tanta influencia en el resultado, será un deporte de mierda.  De entrada, en lugar de tanto cuarto árbitro y jueces de portería, había que poner un juez de vídeo (o tres).  Y jugar a reloj parado.  Eso para empezar.  Y ya hay tecnología para dilucidar los fueras de juego y los goles fantasma.  Pero en Europa mola más lo pasional que el espectáculo en si, al contrario que en Estados Unidos.  
Si en el Marca (o el Sport) tuvieran que sustituir las páginas dedicadas a soplapolleces por estadísticas, tácticas y otros conceptos avanzados, la tirada se les iba al garete en tres semanas.  Y visto lo acaecido estos días tras los Madrid-Barça, más aún.  
Probablemente, si los dos primeros partidos los hubiese arbitrado un colegiado con un par, amonestando lo que hubo que amonestar, los jugadores del Barça no hubiesen tenido que echarle ese teatro añadido que le pusieron al tercer partido, a ver si de ese modo podían terminar el partido sin tacos marcados en las piernas.  Pero como el fútbol es pasión pura, pues se habla de eso y de que si una tarjeta era de un color o de otra.  Todo ello en detrimento del espectáculo que debería ser.  En fin, que no echarán al papanatas portugués y le tendré que soltar 50 pavos a Pacocho.  Ojo que la apuesta era: A que no se come el turrón del 2011 estando en el Madrid.  Ya comprendo que si come mazapanes, me toca pagar, pero si muere, se cumplen las premisas de la apuesta (ahi, ahi, tratando de ganar algún out como sea...). 

Tampoco haré el post sobre avances genéticos.  Habiendo nacido un bebé que venía libre de no recuerdo que enfermedad congénita, no es difícil pronosticar que, en algún lugar del mundo, ya se estarán concibiendo bebés altos, atléticos, con un C.I. de 175 y con una pirola (¿por que no, puestos a pedir?) de 25 cmts.  Es soltar una apuesta que sólo podré ganar dentro de mucho tiempo y las jugadas a largo plazo no me interesan ahora.  Otro menos.  Además, dentro de 20 años, el chaval listo con una pirola grande y yo no competiremos ni por las mismas mujeres ni por las mismas oportunidades de trabajo, así pues, que le vaya bien.

Tenía otro sobre el ERE de telefónica.  Dejo el último párrafo: Al final, en lugar de echar a 6000, que es lo que dijeron, echarán sólo a 2000 que es lo que quieren y quedaran bien, aún.  Los sindicatos chupando de las negociaciones y los 2000, que probablemente estén tocándose los cojones en el trabajo, se los tocarán en casa, ya prejubilados.  Todos contentos y 2000 más a chupar de la teta de mamá estado.
Otro post que me ahorro.

Había uno curioso sobre las tierras raras, elementos muy necesarios para el mundo desarrollado y de los que China cuenta con la mayoría de los yacimientos.  Era un rollo pseudo-conspiranoico.  Pero debería documentarme algo más y no me apetece.  Si lo hubiese pillado Dominique Lapierre igual lo convertía en novela, así que le regalo la idea.  Yo no tengo pasta para irme a China a ponerme en situación.  Otro menos.

Uno sobre una visión sobre Venezuela, copy-paste de un muy buen artículo que apareció en La Voz, en gallego.  Está bien por que lo escribe alguien teóricamente favorable al régimen y le saca algunos defectillos a Chávez.  Este mira, me guardo el artículo y si tengo ganas y un ratito otro día, lo traduzco.  De momento, otro menos.

Otro sobre la actitud de los japoneses ante el Tsunami.  Como no encuentro la forma de juntar "Tsunami" con "hacer la ola" sin caer en una desagradable vulgaridad, lo dejo.  Y es una pena por que la actitud de los japoneses y el juego de palabras daban para algo con chicha...  Para otro maremoto, que lo habrá.  
Ah!  Me quedaba la pregunta de por que la gente construye sus casas de madera en sitios donde seguro que habrá un tsunami o seguro que pasará por encima un tornado.  Y no me refiero a gente realmente pobre que vive donde puede por que no tiene para más.  Hay gente que podría vivir en otra parte, pero lo hace en una casa de madera en la costa de Japón o en plena zona de tornados en Estados Unidos.  A esos no sé si habría que indemnizarlos con el dinero de todos...

Me queda, pues, el de la muerte, como un proceso natural en el rural gallego.  Días atrás vi una terna de detalles entre la gente mayor de aldea que me hicieron reflexionar acerca de la misma.  Y que me aportaron una visión bastante constructiva sobre el tema, en un momento de colapso emocional por el fallecimiento de una persona muy querida.  Ese si queda en el tintero, aunque sea para poner en orden esas tres reflexiones.

Hala! Ya estoy al día (¡que poco cuesta, cuando te pones!).  
Este domingo, en principio, voy a jugar el Sunday Million a casa de Maceiras Sr. (Vietcong01).  Si no le resulto demasiado gafe, igual el lunes escribo algo sobre poker... :)

P.D.  Iba a poner alguna de las fotos que tomé de turismo por Galicia con mis padres, pero no sé donde coño he metido las mías.  En cuanto mi padre me las mande de nuevo (por suerte se llevó una copia) ya subiré alguna de este bonito país...


6 comentarios:

todavia dijo...

Sobre el futbol: Te has preguntado porque el futbol americano, con sus revisiones arbitrales en video, su bolon de datos estadisticos, en que cuentan hasta la veces que el quarterback empieza a caminar con que pie en cada dia de la semana y su relacion de esa cifra con el numero de pases completos que conecta... no le intersa a nadie mas que a los gringos?
El futbol si es una mierda, llena de chismes, errores y decisiones injustas (yo no leo prensa deportiva, asi que me ahorro esa parte) pero nos gusta a mas de la mitad del globo, sin importar idioma, religion, nivel economico o prefeeencia sexual. Algo bueno ha de tener.

Encuentra esa camara, pero a la de ya!!

La naturaleza es caprichosa... a lo mejor el chaval sale con un C.I. de 25 y una pija de 175... y yo no estaroa tan seguro de que no competiremos por las mismas mujeres XD

Periquillo dijo...

Coño, lo de la genética me ha hecho pensar porque me has descrito a la perfección. Le preguntaré a mi Santa Madre si en el 65 se pusieron en manos de algún científico loco que les echara una mano en mi concepción.
Lo de la novela, si vas publicando por ahí los nombres de nuestras ideas... nos las van a chafar, so listo.

Pacocho dijo...

en lo de San Francisco tienes que contar tambien la anorexia.. esta peña que no comia nunca llegaba a ver a dios de alucinaciones de un cerebro gripado ya sin necesidad de psicotropicos...

Sobre el futbol americano. El unico motivo por el que no es popular en el mundo entero es porque es mas complicado (y requiere mas material) que el futbol, que con cuatro piedras y unos trapos ya esta. yo te garntizo que si lo sigues tres meses estas enganchado. Si lo pueden entender los americanos...

Bidan dijo...

No competiremos por las mismas mujeres, mactans. El chaval de CI 175 podrá permitirse fulanas mas caras...
El futbol americano sólo interesa a los gringos y a los que lo entendemos. A mi, personalmente, me encanta. La pena es que no haya más partidos, a lo largo del año y si, Pac, estoy enganchado a él... Y los santos te dirán que era ayuno, no anorexia. Hacer algo de dieta está bien. Pero dejar de comer va contra natura...

Peri, que te he visto en la ducha....

Periquillo dijo...

... e intentaste tocarme, peaso maricón. Cuenta todo. Es lo malo de empezar una historia y dejarla a medias, que alguien sabe la otra mitad :)

Bidan dijo...

Vomité, si no recuerdo mal...