No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

lunes, 21 de febrero de 2011

Sobre el modelo holandés

(Resumen de varias fuentes)
A pesar de que algunos de sus sistemas financieros estuvieron al borde del colapso, la tasa de paro en Holanda se ha mantenido por debajo del 4%.  Ya a mediados de los 90, aplicaron una serie de medidas para flexibilizar el mercado laboral, algo que aquí en España daba pánico.  Esencialmente, abaratar despidos, facilitar la contratación temporal y ofrecer una Seguridad Social menos generosa.  Aspectos intocables en España.  Pero cuando una empresa no da, no da (frase para el Nobel de Economía) y cuando cierra o merma en su producción, la pérdida de puestos de trabajo es impepinable, como hemos ido viendo en los últimos trimestres.
El Gobierno holandés, además de facilitarle al empresario el movimiento de trabajadores, gastó parte de sus recursos en medidas para reincorporar a los parados con más dificultades para encontrar trabajo y extendió su acción a las guarderías, favoreciendo la inserción de la mujer en el mercado laboral.  No se trata de proteger ni a empleados ni a empleadores, si no de darles mecanismos que les faciliten la adaptación al cambio.  En Holanda, se gasta el 56% de su partida al caso en la reinserción de los trabajadores.  En España, el 4%.  El 50% del gasto español se diluye en incentivos a la contratación.
Despedir a un trabajador fijo es, en Holanda, más caro que en España.  Pero ese dinero se gasta en buscarle la vida al que no tiene curro,  llegándose a subvencionar los sueldos para evitar el despido de trabajadores que el empresario no necesita.  Y garantizando un salario minimo por encima de los 1.400 euros, el doble que el español.  Esos trabajadores suelen emplear su tiempo en formación, con lo que cuando se revierte la situación desfavorable, el empresario sale beneficiado, pues cuenta con empleados más cualificados, amén de tener oficinas más bonitas y archivos más ordenados.
Utrecht es el paradigma de la situación holandesa.  La tasa de demandantes de empleo está en el 3,6%.  Y la mayoría son estudiantes buscando trabajo a tiempo parcial en alguna de las múltiples oficinas dedicadas a ello.  La ciudad tiene 297.000 habitantes y su población activa es de 254.000.  La mitad de esta gente vive fuera de la ciudad.  Casi el 16% del presupuesto municipal está destinado a asuntos sociales y a políticas de empleo.  De empleo muy flexible.
Mientras, en España, se valora la posibilidad de inyectarle otra millonada a la banca, para reactivar el consumo.  Si esa paletada de billetes fuese a parar a los parados, se movería toda en consumo.  O directo o de los acreedores de los sin trabajo. Si va a los bancos, la mayoría quedará apalancada en previsiones para impagos... Sin consumo, no hay producción.  Y la demanda exterior no es para dar saltos de alegría.  la interna, no digamos...
Pero la diferencia entre España y Holanda es esencialmente cultural.  Los holandeses están más acostumbrados a cooperar entre ellos que nosotros.  Quizá el hecho que durante siglos hayan tenido que unir esfuerzos para contener unos diques que les podían mandar a tomar por culo a todos tiene algo que ver.  Aqui, las inundaciones a 300 kilómetros nos la traen al pairo...

5 comentarios:

Periquillo dijo...

Varios apuntes. Cierto, es impepinable o como bien sabes incucumbereibol.
¿Conoces algún caso de alguien que lo mandan al paro y dice "ahora me tiro una año rascándome los güevos, cobrando el paro y después me pongo a buscar"? Así no se puede. Es más, tendríamos que denunciarlo pero los tenemos como héroes o algo normal.
Por cierto, acabas de inventar el verbo "todar". Reproduzco "mandar a tomar por culo ha todos". :)

Bidan dijo...

Conozco un caso, al menos.
Y si, así no se puede.

Editado. Ya he mandado fusilar al negro, por bruto. Lo siento por Santi Torres...

Pacocho dijo...

es qeu lo de los Holandeses es especial.. ni diques ni poyas. Los holandeses llevan siglos llegando a acuerdos y tratos bajos las condiciones mas jodidas (guerras y demas). por ejemplo a mi me sorprendio mucho que el holandes medio este muy en contra de los coffe shops, pero lo respetan porque son peña qeu tiene palabra... son más cabezones aun que los alemanes pero tiene palabra y un par que ya les gustaria a muchos aqui...

Pacocho dijo...

es qeu lo de los Holandeses es especial.. ni diques ni poyas. Los holandeses llevan siglos llegando a acuerdos y tratos bajos las condiciones mas jodidas (guerras y demas). por ejemplo a mi me sorprendio mucho que el holandes medio este muy en contra de los coffe shops, pero lo respetan porque son peña qeu tiene palabra... son más cabezones aun que los alemanes pero tiene palabra y un par que ya les gustaria a muchos aqui...

jose javier dijo...

Todo el mundo piensa en Holanda y en su inmejorable plan sobre consumo de drogas y se olvidan de los demás, que tambien es de lo mejor a nivel mundial.
Muy buena entrada, Albert.
Yo tambien no conozco a casi nadie que al entrar en el Paro no piense en unas vacaciones pagadas...