No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

domingo, 27 de junio de 2010

México lindo. Dia 1

El avión sale a las 6:50 y a las 5:10 aún no había metido nada en la maleta. A las 5:17 las tenía las dos cerradas y que fuera lo que Dios quisiera. 5:36 Salgo de casa. A las 5:37 vuelvo a entrar. No les había dejado comida a los gatos... A las 6:51 estoy sentado en el avión que nos lleva a Barajas y tardo cero en quedarme frito. Me despiertan al aterrizar. Recojo la maleta a las 8:51. El enlace es a las 14:00. Maldigo a la tipa de la agencia. Había otro avión a las 9:51.
Poco a poco nos vamos juntando y caen las primeras cervecitas.
Los baños del aeropuerto huelen a Poison. Hubo una época, hace 20 años que ese olor me la ponía morcillona al instante. Ahora está de moda como olor para sanitarios. Como cambian las tendencias.
Embarcamos...



En el autobús que nos acerca al avión, se ven las parejitas que van a disfrutar de unos días juntos y a las que van a buscar una excusa para terminar con una relación acabada.
¿Hay algo más bonito en el mundo que la mirada de una mujer enamorada? Si. La mirada de una mujer enamorada... de ti. Eso es lo más fantástico que jamás podrás conseguir en esta vida. En el trayecto tengo que soportar los arrumacos de las parejitas, cuando no tengo a la mía conmigo. ¡Que envidia dan, carallo! Hay un par, en cambio, que ya discuten antes de subir al avión. Vaya infierno les espera, pues...



Una vez acomodados, tiro del ZEN para relajarme y tratar de dormir. 10 horas no pasan deprisa, en un avión. McEnroe será la banda sonora de estas vacaciones. El recopilatorio que me fabriqué de los de Getxo gana enteros con cada escucha.

Y haré que suenen mis trompetas para ti
Y encenderé las luces de neón
Que alumbran sólo mi interior...
Y le pediré a la orquesta
que todas las canciones sean nuestras...

Tratamos de amenizarnos el tostón de vuelo de la mejor manera posible.



Apenas pude dormir y me duró el trayecto una eternidad insufrible. Nos dan el documento para entregar en inmigración. Discutimos entre nosotros acerca de la utilidad del impreso. Yo les digo que no vale para nada, que ni lo van a leer. Es más, para demostrarselo, en la casilla donde solicitan el "Motivo del viaje" escribo: "Terrorismo internacional a gran escala". Demostrado queda que no la leen, pues.



Nos recibe la típica lluvia mejicana. Como la gallega, pero calentita. Estoy rebentado, rebentado.
45 minutos de autobús y nos plantificamos en el hotel. El grito de aviso de que hay algo que vale la pena ver a tus espaldas es: "Aaaaay, Rosiña". Me parece más adecuado que el de "Grrrr, aj, omáaaa, que rica está". El hotel tiene 2000 habitaciones y está al 95% de ocupación. Ambiente no va a faltar, está claro. Una ducha y primera tanda de Margaritas.



Cenita para reponer. He venido decidido a hacer una auténtica inmersión cultural. Y la gastronomía es cultura. Voy a probarlo TO-DO. Aunque sea poquito y una sola vez...



Después de cenar... Al bar. El tequila tiene sus riesgos y alguno terminó encontrando la habitación por casualidad...





Al deshacer la maleta hago la lista de lo que me he olvidado:
* La cámara de fotos. Aunque parezca increíble en mi. Menos mal que todos los demás llevan una cada uno.
* Cinturones. No se llevar un pantalón sin cinturón. No me siento cómodo
* Un gorro para el sol
* Crema solar y repelente para mosquitos.
* Espuma de afeitar.
* Un bañador. Milagrosamente me acordé en el último minuto y cogí el que llevo en el coche para natación.
* Las gafas de nadar.

Nada grave. Mañana ya iremos de compras por la tarde... A dormir. Hace 26 horas que salí de casa. Y 40 desde que me salí de una cama por última vez....

2 comentarios:

todavia dijo...

"Terrorismo Internacional a Gran Escala"no es un tópico que alarme a las autoridades mexicanas. Hubieras escrito: "Tráfico de Estupefacientes Para el Cártel del Atlantico" o mejor aún "Convalecencia de una terrible gripe H1N1 que casi me cuesta la vida" y habrían tenido un recibimiento muy ameno.

La cámara!! Te lo dije! La roxima vez envuelve dias antes la camara en unos calzoncillos, esos jamás se olvidan.

Bidan dijo...

Anoto los dos para otra vez.
¡Mierda! Son mejores que el mío...