No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

miércoles, 24 de febrero de 2010

De vuelta

Ya estoy en casa. Estuvimos tres días sin internet, con lo que no pude mandar las crónicas a diario. Saldrán poco a poco en PKPQ.
No adelantaré nada, para mantener el suspense... :)
Sólo quiero decir que ha sido otra experiencia de esas que no se olvidan en la vida, por muchos aspectos.
Pero no puedo dejar de agradecer a todo el personal del Gran Casino Margarita, pero especialmente a Antonio y a Carolina, el increíble trato que nos han brindado, haciendo que nos sintamos como reyes. Muchísimas gracias. Fueron unos anfitriones impecables. Volveremos en cuanto sea posible.