No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

jueves, 20 de septiembre de 2012

Porque algunos catalanes no quieren ser españoles

Estos días bastante gente me ha hecho esa pregunta, supongo que por mi origen polaco: ¿Por qué algunos catalanes no quieren ser españoles?

Me cuesta responder, porque llevo más de ocho años viviendo en la otra punta del país y estoy bastante desconectado del día a día catalán, la verdad.

El argumento principal no es el identitario, que pesa mucho. Yo añadiría que nunca hubo un gobierno democrático, en los dos últimos siglos que trabajara en pos de que todos los ciudadanos del Estado español se sintiesen orgullosos del concepto ser español, al contrario de lo que sucede en otros países, como Francia, Alemania o Inglaterra (excluyo expresamente a Irlanda y Escocia).

Hoy día, ser español sólo sirve para sacar pecho ante los franceses por los resultados deportivos, mal consuelo. A mí, la verdad, me la trae al pairo.  Soy español porque lo pone en mi carné de identidad y porque pago mis impuestos y disfruto de las coberturas de ese Estado.  Pero no me pone mucho más, excepto cuando les zumbamos a los franceses o a los portugueses con una pelota o un vehículo de por medio.

Si emigrase a Holanda o a cualquier otra parte, como lo hice en su día a Galicia, tardaría en sentirme holandés o cualquierotrapartés lo que tardé en sentirme gallego; el tiempo en que tardó mi entorno más cercano en acogerme y yo en sentirme a gusto en él. La gente auténtica no suele juzgarte por donde naciste, si no por como eres y como te comportas.

Por eso, a la pregunta que me formulan, prefiero que responda gente más implicada en la sociedad catalana, que seguro que lo hace mejor que yo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si no te sientes español ¿que haces viviendo en España? ¿Por que no te vas?

Anónimo dijo...

A todos los que ignorais la Grandeza durante siglos de España habría que mataros. Si queréis iros, marcharos, nosotros tampoco os queremos.
¡Viva España!

Bidan dijo...

No suelo publicar ni contestar los comentarios que se esconden cobardemente en el anonimato.
Pero parecen necesarias dos puntualizaciones al post, a tenor de los dos pobriños que no tienen mejor cosa que venir aqui a dejar patente su estupidez:

Al Anónimo 1: No sabía que había que "sentirse español" para vivir aqui. Tengo entenddo que con cumplir las leyes es suficiente. Eso sucede en la gran mayoría de países democráticos del mundo.

Al Anónimo 2: No sé a que "Grandeza" te refieres. Espero que no estés hablando del expolio y el genocidio en sudamérica. Es lo único que recuerdo de España que "durase siglos".

También te recordaría que estamos en 2012 y que del pasado no se come, que es lo que le preocupa a mucha gente, no el tamaño de las banderas de colorines.

Deberías empezar por respetar la "grandeza" de tu país escribiendo bien su lengua.

Por suerte para todos, las leyes no las hace gente como tu, dispuesta a matar a los que tienen puntos de vista diferentes al tuyo.

Si tu eres español, pues no, no quiero ser como tu.