No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

lunes, 2 de abril de 2012

Un día fuera de plazo

Esta última semana llené más de 70 folios.  Ha sido un esfuerzo importante, pero un día después de lo programado, escribí el último capítulo de la novela.  Con esto no quiero decir que esté terminada, ni mucho menos.  Si hiciera una analogía con una casa, podría decir que hay cimientos, paredes, techo, ventanas y puerta.  Ahora falta rematar la fontanería, la climatización y la instalación eléctrica y, muy importante, la decoración.

Quiero documentar bien algunos eventos y sitios que se mencionan en la historia y en los que no estuve o a los que no asistí.  Algunos son importantes en la trama, así que ya he quedado con gente que si estuvo, para que me cuente su experiencia y poderla plasmar adecuadamente.

184.465 palabras para contar una historia.  No sé si serán muchas o pocas, pero es la vez que he utilizado más para narrar algo.  Y el número tiene que crecer, claro.  Me he imprimido una copia que voy releyendo y me doy cuenta de lo malo que soy en la primera tirada.  Si hubiese tenido que hacerlo con una olivetti antigua, no habría podido.  No sé si los editores de textos modernos son una ventaja, realmente.  El hecho de que puedas volver y corregir con facilidad hace que no te esfuerces tanto en encontrar la palabra o la expresión más adecuada.  Pero también permiten escribir más rápido y volver con la pulidora en otro momento.  Esa pulidora va a sacar humo, las próximas semanas.


No me comprometo a tenerla repasada a finales de abril, como dije.Estas dos próximas semanas van dedicadas en intensivo a la web nueva.  Quisiera que estuviera funcionando el día 15, aunque la informática y los plazos deseados no suelen casar demasiado, sobre todo cuando no eres demasiado bueno ni en diseño, ni en programación.  Las carencias sólo se sustituyen a base de horas y horas y le tendré que robar muchas a la novela a la que, por cierto, aún no le he encontrado un título adecuado.

Al margen de todo esto, el fin de semana ha traído una noticia muy triste.  Siguen ardiendo las Fragas do Eume, un bosque que tengo cerca y que es un tesoro para muchos, menos para los autores del incendio; todo indica que ha sido provocado.  El paraje es excepcional para pasear a pie, en bicicleta o a caballo, disfrutando de la naturaleza.  El sitio perfecto para ir a desconectar.



El ser humano alberga muchas oscuridades en su interior.  Pero no soy capaz de llegar a las de quienes han sido capaces de pegarle fuego a un sitio como este.



De momento, ya han ardido 1000 hectáreas de esta joya...



Recuerdo la canción de Sau, Aixó es pot salvar y suscribo por completo unos de los versos:

I al fill de puta, que cremi aquests boscos
que li tallin les mans

(Y al hijo de puta, que quema estos bosques
que le corten las manos)

La canción de Sau tiene un fondo esperanzador.  Pero no es el caso.  Las labores de repoblación serán ardúas.  Ya hay varias plataformas creadas a tal fin.  En cuanto empiecen, cuentan con mis dos manos para arreglar el desastre.  Y me encantaría que las del autor o los autores de la atrocidad quedaran empaladas a la entrada del parque, como aviso de que el fuego intencionado no debe quedar impune.

Ayer descubrí un pasaje musical desgarrado y tremendamente triste que me vale para cerrar este post.

The scene has already faded away
Now it's time you stopped crying: missing pieces

Already faded away

Stop crying, stop crying
Missing pieces

7 comentarios:

Serysan dijo...

muy buenas las fotos,menudos paisajes.
el puto piromano tendria que prenderse fuego en los pelos de los huevos hasta que explotasen.
animo con la novela crack,ya la tienes a punto de caramelo :)

Jose Antonio Pineda dijo...

Mucha suerte con la novela ,y con los pirómanos sólo decir que todo lo malo que se les deseen poco es.

Jose Antonio Pineda dijo...

Mucha suerte con la novela ,y con los pirómanos sólo decir que todo lo malo que se les deseen poco es.

oscargoian dijo...

Hace unos años hice la ruta a pie siguiendo el rio hasta el monasterio y fue impresionante. Estaba pensando en regresar muy posiblemente este año y joder cuanto payaso por el mundo. esperemos que todo vuelva a estar como estaba en no muchas decadas xd...

Bidan dijo...

Me costó escoger sólo 6, de fotos, Serysan. Tengo casi 200 de las Fragas...

Quemarle los huevos es una opción interesante, también. Yo le dejaría la opción a escoger: cortarle las manos o quemarle los huevos (hasta que quedaran en carbonilla)

Bidan dijo...

La suerte con la novela será que guste a la gente suficiente para que pueda escribir la segunda parte, Jose Antonio....

Bidan dijo...

La ruta hasta el Monasterio no se ha quemado, por suerte. De hecho, "sólo" se ha quemado el 10% del parque.
Se va a hacer un intenso trabajo de repoblación a partir de casi ya mismo, con lo que esperemos que en pocos años luzca como siempre, Oscar...