No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

miércoles, 8 de febrero de 2012

I am the Resurection...

Diez días después de empezar el tratamiento, soy otro cuerpo.  Y otra persona.  Porque la desidia se instala silenciosamente, sin ruido.  Y llega a formar parte de tu habitualidad, sin que te des cuenta.  A ella va dedicada la canción que cierra el post.

Tres tareas se abren por delante para los próximos meses:

Uno; recuperar la forma costará un poquito más de lo que creía. El único ejercicio que me deja hacer el reumatólogo, por el momento, es caminar y natación. Nada de bici, cargar peso, padel ni sexo salvaje. Le haré caso un par de semanas o tres, como mucho. Y es que me conozco. Y él no me conoce a mi, si no no me pondría tres meses de recuperación. Cuando me corté el tobillo (tendón, arterias, nervios, músculo... todo hasta el hueso) los médicos rezaban para que pudiese caminar con normalidad. A los seis meses volvía a jugar a fútbol-sala, con normalidad. También es cierto que estamos hablando de 20 años atrás, pero ahora tengo mas fuerza mental que entonces.

Dos; terminar el libro. De una puta vez... Ya se acabó la tontería. Si el 31 de marzo el equipo de voluntarios correctores no tiene el borrador, invito a cenar a todo aquel que recuerde estas líneas. A 30 de abril estará terminada la versión definitiva y en manos de alguien que pueda editarlo.

Tres; sorpresa. Me he metido en un proyecto interesante con unos amigos y este tiene que ver la luz a finales de abril como muuuuy tarde. Hay que echarle una pila de horas para terminar de dejarlo bonito.
No va a haber tiempo para mucho más, en cuanto llegue a casa el domingo...

I am the resurection...

Down down, you bring me down
I hear you knocking at my door and I can’t sleep at night
Your face, it has no place
No room for you inside my house I need to be alone
Don’t waste your words I don’t need anything from you
I don’t care where you’ve been or what you plan to do
Turn turn, I wish you’d learn
There’s a time and place for everything I’ve got to get it through
Cut loose, you’re no use
I couldn’t stand another second in your company
Don’t waste your words I don’t need anything from you
I don’t care where you’ve been or what you plan to do
Stone me, why can’t you see
You’re a no-one nowhere washed up baby who’d look better dead
Your tongue is far too long
I don’t like the way it sucks and slurps upon my every word
Don’t waste your words I don’t need anything from you
I don’t care where you’ve been or what you plan to do
I am the resurrection and I am the light
I couldn’t ever bring myself to hate you as I’d like
I am the resurrection and I am the light
I couldn’t ever bring myself to hate you as I’d like