No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

miércoles, 8 de febrero de 2012

Estrellas Poker Tour madrid. Dias 3 y 4

Antes que nada, incluyo este link a un diccionario de términos de poker.  Entiendo que para alguien neófito en el poquer el post de ayer era un auténtico galimatías.  Supongo que es lo mismo que me sucede cuando me encuentro en una conversación de mujeres.  No entiendo nada... ¿Alguien tiene un diccionario mujer-español o algo parecido? Se lo agradecería en el alma.  Se que no me servirá para comprenderlas, pero al menos podré disimular un poquito mejor.

Respecto al sábado, día tres del torneo, que empezaron jugando los 59 que tenían asegurado un pellizco del prizepool, una de dos.  O no fuimos a dormir pronto o íbamos cansados, porque el sábado desperté a la hora de comer.  Desayunar a la hora de comer yo lo hago en casa, habitualmente, pero Perico es más de horarios tradicionales.  Decidimos encaminarnos a la plaza del pueblo, que garantiza, como todos los pueblos de España que allí algún garito de bebercio y manduca se encuentra.

Dando vueltas para aparcar vi esta curiosa academia.  Me acordé de Raúl Mestre y, también, de unos cuantos que se sientan en una mesa de poker y que no saben que porcentaje es 9 de 46 y para que sirve, lo que me parece muy bien hasta que me pinchan a mí ese porcentaje en el torneo caro del domingo... 
Leí en alguna parte una ingeniosa frase:  Desde que sólo juego manos basura, ya no me meten badbeats.  Ahora los meto yo o me echan legítimamente.  Así, ya no me cabreo jugando al poker...

Ante la encrucijada emocional que supone escoger que comida, nada mejor que unas cañitas para lubricar las neuronas.  No me acuerdo que comimos, ji ji... Juro que no vuelvo a ninguna parte sin una Molineski.  Pero tampoco creo que importe.


¡Ahora me ha venido a la cabeza!  Había fabada y parrillada de carne en el menú.  A mi, la fabada me desencadena guerra biológica durante la digestión.  Perico se encargó de ella y yo de la carne.  Con algo más sobre la mesa... que tampoco tiene importancia (y no recuerdo)... 
Perico había decidido jugar el paralelo y lo de la fabada podía servirle como contramedida a los raises y reraises que se suelen desencadenar en las mesas.  Yo tenia una xuntanza con Pacocho y Julio Díaz, mitad placer mitad bisnes.  Aunque Julio convierte cualquier bisnes en un placer, así que fué una reunión de placer.  Si, soy consciente de lo que acabo de escribir y de las pajas mentales que se hará más de uno.  Hagan un favor; al menos no se limpien el cerebro con la cortina, gracias...

Paseando por las instalaciones del Casino me topé con otro de los cracks que me faltaba conocer en vivo, a Paco Torres, eltren.  Se estaba jugando el acceso a la mesa final del domingo pero, la verdad, un torneo deja de interesarme lo más mínimo en cuanto me eliminan.


Como Perico insistió en jugar el paralelo...


... tomé prestado su vehículo y me bajé a Madrid, a ver el Zaragoza-Madrid y el Villarreal- Barça con P8, Contaja y Tizona.  Contaja se tomó cumplida revancha del martes, aunque tampoco desató en exceso la euforia.  Lo del miércoles era definitivo.  Lo del sábado es una brecha, pero aún queda mucho por recorrer.  Y cómo más te subes más dientes pierdes en la caída, caso de que la haya.

Terminado el partido, los ánimos para estirar el post-partido estaban bien, pero no algunos cuerpos, aún castigados por los restos que dejan los excesos.  Yo le había prometido a Perico que, si le rompía el coche, no iba a ser con un índice de alcohol en sangre que anulara su cobertura de siniestros, así que me volví al Casino, a ver cómo le estaba yendo.  Me tocó hacer de fotógrafo y de camarero.  Yo, encantado de tener algo por hacer....

En la mesa final del torneo de high-rollers estaba Rebe.  Me puse cerca por si precisaba kleenex, estar preparado para sacarlos instantáneamente.


Rebenido es de esas personas con un enorme sentido del humor.


Y un jugón.  En el high-rollers quedó segundo.  Sólo Pizu quedó mejor que él...


A las dos estaba fundido, pero nos juntamos con Emilio Pérez y con José Luis Rodriguez, dos ilustres gallegos.  Estuvimos de anécdotas hasta más allá de las cinco, tres horas impagables e irreproducibles.  Si me acuerdo de las historias narradas, pero no se puede contar apenas nada.  Les tengo en mucha estima cómo para que me tengan como una cotilla.


Ese día no oí roncar a Perico, señal de que me dormí antes que el.  Instantáneamente, vamos. ¿Insta-clapao, sería el termino?

El domingo, una vez recogidas mis pertenencias esparcidas por la habitación, nos dirigimos a La Latina para sesión de tapas y algo de vida social.  Los bebés de hoy día ya vienen con un descaro... "Aún vivo en casa"... Lo malo es que la camiseta se vende en un pack de 12 unidades que va desde la talla 6m hasta la XXL, pasando por 12a, 16a, M...


Estuvimos de sufridores de Nadal, pero la cagué con un lapo que lo condenó.  En un momento del quinto set, creí ver una mirada de debilidad en el serbio y dije: Djokovik está buscando una excusa para perder, vamos a meter pasta por Nadal.  Nadal ya no ganó ningún juego más...

Luego, lo típico, huevos rotos, cañitas y más cañitas, risas diversas.  Y no, no recuerdo como se llama el sitio dónde comimos.

Primera ronda de cafés en otro sitio en el que me acordé mucho de César Garrido y de Vedast...


Avisos curiosos y divertidos.  Este vale para la guerra de palabras de Noemi y Mactans...  A ver si la reactiváis, que andáis algo perezosos para subir cosillas al blog...


Foto de despedida y nos fuimos a otro garito...


Este, especializado en tés y tartas.  Aproveché para ver a Marta e Iván, que también han sido papás recientemente.

Hacía como un año largo que no nos veíamos y han pasado muchas cosas en ese tiempo, no todas buenas.  De todo hay que saber superarse y el sentido del humor de Iván es inmejorable.  El sentido del humor es imprescindible para transitar feliz por esta vida.

La tertulia duró hasta que casi fué hora de coger el tren.  Despedidas (todas hasta pronto), besos, abrazos, alguna lagrimilla...  En el tren me dormí antes de que arrancara....

Igual algún día pincho algo gordo en algún torneo en vivo.  Y si no lo hago, lo viajado y la gente que he conocido ya no me la quitan.  Que buen premio es...

6 comentarios:

Periquillo dijo...

Ahora si que paso de completar tus lagunas. Las pondré en mi blof conforme vaya llegando a estos días. ;)

ѕocιaѕ dijo...

Pero que bien te la pasas, pero al igual me imagino que debe de ser cansado tanto mental como fisicamente, entre lo excesos y todo lo demás, pero al final debe valer la pena.
Saludos

Anónimo dijo...

La verdad fue un placer compartir esas tres horitas con vosotros, mira q no nos reimos ni nada,hay que repetirlo...jose luis

Bidan dijo...

La Wikiperi en huelga. Esto ya no es lo que era. Realmente nos estamos yendo a tomar por culo...

Bidan dijo...

Al final, socias, lo que te llevas es lo vivido, que van a ser cuatro días. Ya descansaré cuando muera. De momento toca pasárselo todo lo bien que uno pueda...

Bidan dijo...

Cuando quieras, José Luis. Aunque sea pagando... :)