No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

jueves, 24 de febrero de 2011

Fin de semana en Lloret

No hemos conseguido mover a Tizona.  Es más complicado que desplazar el Titanic por el Manzanares.  Él se lo pierde. Perico, Pacocho y menda nos juntamos este finde en Lloret.  Comida el viernes en casa de mis padres, lo que faltaba para que me terminen de desheredar, en cuanto vea con quien me junto y luego subimos hasta Empuriabrava, a ver unos grandes amigos a los que hace más de un año y medio que no veo.  Algo de turismo y ruta gastronómica, lo que suele hacer la gente cuando sale de su territorio.  Tarragona, Girona y lo que caiga... Tres días no dan para mucho, pero es mejor eso que una patada en los cojones, por supuesto.
Se nos une Toni, un colega de Tarragona que comparte la afición por la baraja francesa de naipes y probablemente suba Brais, que anda por la zona.
El viaje, ida y vuelta en avión, 88 euros, tasas y pollas varias incluidas (hay más de tasas y zanahorias varias que de billete en si). ¡Cómo avanza el transporte!.No hace ni diez años, sería impensable que nos viéramos tan a menudo, dada la distancia que nos separa.  Así que el finde pinta bien, con tres cachondos mentales por medio (ahí incluyo a Rafa, nuestro anfitrión en Girona)
Por cierto, el sábado jugamos los cuatro el 888Poker Costa Brava Festival, en el Casino de Lloret.  Parece un torneo atractivo, a pesar de ser de un solo día.  Pero bueno, el evento poqueril no ha sido más que la excusa para juntarnos, así que es lo de menos.

lunes, 21 de febrero de 2011

Sobre el modelo holandés

(Resumen de varias fuentes)
A pesar de que algunos de sus sistemas financieros estuvieron al borde del colapso, la tasa de paro en Holanda se ha mantenido por debajo del 4%.  Ya a mediados de los 90, aplicaron una serie de medidas para flexibilizar el mercado laboral, algo que aquí en España daba pánico.  Esencialmente, abaratar despidos, facilitar la contratación temporal y ofrecer una Seguridad Social menos generosa.  Aspectos intocables en España.  Pero cuando una empresa no da, no da (frase para el Nobel de Economía) y cuando cierra o merma en su producción, la pérdida de puestos de trabajo es impepinable, como hemos ido viendo en los últimos trimestres.
El Gobierno holandés, además de facilitarle al empresario el movimiento de trabajadores, gastó parte de sus recursos en medidas para reincorporar a los parados con más dificultades para encontrar trabajo y extendió su acción a las guarderías, favoreciendo la inserción de la mujer en el mercado laboral.  No se trata de proteger ni a empleados ni a empleadores, si no de darles mecanismos que les faciliten la adaptación al cambio.  En Holanda, se gasta el 56% de su partida al caso en la reinserción de los trabajadores.  En España, el 4%.  El 50% del gasto español se diluye en incentivos a la contratación.
Despedir a un trabajador fijo es, en Holanda, más caro que en España.  Pero ese dinero se gasta en buscarle la vida al que no tiene curro,  llegándose a subvencionar los sueldos para evitar el despido de trabajadores que el empresario no necesita.  Y garantizando un salario minimo por encima de los 1.400 euros, el doble que el español.  Esos trabajadores suelen emplear su tiempo en formación, con lo que cuando se revierte la situación desfavorable, el empresario sale beneficiado, pues cuenta con empleados más cualificados, amén de tener oficinas más bonitas y archivos más ordenados.
Utrecht es el paradigma de la situación holandesa.  La tasa de demandantes de empleo está en el 3,6%.  Y la mayoría son estudiantes buscando trabajo a tiempo parcial en alguna de las múltiples oficinas dedicadas a ello.  La ciudad tiene 297.000 habitantes y su población activa es de 254.000.  La mitad de esta gente vive fuera de la ciudad.  Casi el 16% del presupuesto municipal está destinado a asuntos sociales y a políticas de empleo.  De empleo muy flexible.
Mientras, en España, se valora la posibilidad de inyectarle otra millonada a la banca, para reactivar el consumo.  Si esa paletada de billetes fuese a parar a los parados, se movería toda en consumo.  O directo o de los acreedores de los sin trabajo. Si va a los bancos, la mayoría quedará apalancada en previsiones para impagos... Sin consumo, no hay producción.  Y la demanda exterior no es para dar saltos de alegría.  la interna, no digamos...
Pero la diferencia entre España y Holanda es esencialmente cultural.  Los holandeses están más acostumbrados a cooperar entre ellos que nosotros.  Quizá el hecho que durante siglos hayan tenido que unir esfuerzos para contener unos diques que les podían mandar a tomar por culo a todos tiene algo que ver.  Aqui, las inundaciones a 300 kilómetros nos la traen al pairo...

domingo, 20 de febrero de 2011

El torneo Pokerpromasters

Al final voté por mis 5 candidatos para el Pokerpromasters. No por que entienda de esto, sino por que tengo una cuenta en el feis y tiempo de sobra y son los únicos requisitos que piden.  La verdad, mi opinión sobre esto sé que es de lo menos relevante.  En casa, me pela hasta el gato y en esto del poquer no he hecho nada mas que ganar unos poquillos euros extras, viajar algo por la cara y alegrarle la cara a alguna morena (y a alguna pelirroja) después de algún pinchazo gordo ocasional.
Por supuesto se ha abierto un debate con la selección de jugadores.  Ya tengo bastante debate conmigo mismo como para meterme en banalidades que ni me pinchan ni me cortan, pero mira por donde, el otro día encontré un ratito, mientras jugaba el satélite para lo del Costa Brava para hacerla.
Al ver la lista, me sorprende la cantidad de jugadores a los que no conozco en persona, 32.  Y hay 5 de los que no había oído ni hablar.  Sólo he compartido mesas en vivo con 4.  Online me suena haberme pegado con 4 más.  Es lo que tiene ser un jugador de división regional. 
En esa selección me faltan algunos jugadores.  Hablo de los que conozco y a los que he visto, con gran admiración, aporrear mesas sin piedad.  Grischuk, Koke, Paquirrín (Luis Rodríguez, para los no-amigos)  y Miki.  De todos ellos aprendí un montón, sobre todo de los dos de enmedio.  Con Koke en Budapest y en casa de Tizona y con Luis en larguísimas sesiones en Margarita. Yo pondría también a Tizona, pero no sale de la red, así que lo tiene complicado para que le escojan para una cosa de estas.  Rebe sería mi otro descartado preferido.  Diría que por lo bien que te lo pasas con él, pero eso podría parecer un detrimento a su saber pokeril, que es mucho.
De los que hay, me han hablado maravillas de algunos.  No me gustaría morir sin compartir unas cervezas con Labandeira.  La hora y media que compartí con Mortensen en Las Vegas me parece suficiente.  De la gente del circuito del último año, me pierdo conocer al Flako y a Gorrioncillo.  Todo ello por los referidos de mis allegados.  Ni a Leo.  Ni a Morpheo.  Una lista muy larga.
Así que... ¿a quien votar?.  La vena gallega me daría por Maceiras, Tule, May, Tralaira y Djalminha (con estos dos últimos tampoco tengo el placer.  Igual si que es hora de moverse algo mas que de la piscina a casa), aunque los vi un par de veces online.  Por cierto, compartí mesa con Juan Maceiras jr. ayer y no quise preguntarle por la votación.  No me pareció una pregunta políticamente correcta si pretendía llevarme sus fichas, de buen rollo, lo que no valió de nada por que al final, él se llevó las mías.
Así que me toca escojer entre los que conozco.  O no.  Sigo lo que escribe Raúl Mestre y me gusta como funciona su coco.  No hemos coincidido en persona, pero me parece una mente muy interesante.  Un colega me comentó que votarle era joder a alguien por que Raúl ya tiene bastante gente que le pueda chupar la polla.  Me la trae al pairo.  Me sigue gustando su coco.  Y lo puse en mi lista.  
Maceiras padre me parece otra mente privilegiada.  Y un tipo honesto que sabe ser feliz con su vida.  También a la lista.
Soy fan de Boczicevich (espero haber escrito bien el apellido, ahora no me pongo a buscar).  Es un crack en las mesas y fuera de ellas.  También se quedó en la votación.
Con Vedast, al que tampoco tengo la suerte de conocer in person, hemos intercambiado algunos pensamientos via mail.  Compartimos esa vertiente friki de sentirnos algo diferentes.  Ojalá esté entre los 16.
Para cerrar la lista, seguía teniendo cuatro o cinco candidatos.  Alguien puso que nominar a Santi Torres era como darle el Balón de Oro a Bogarde.  Bueno, Bogarde también hizo su pequeña aportación al fútbol.  Y aqui no se trata de escoger a uno, si no a 16.  Así que también lo puse, aunque sería mejor uno de mis candidatos favorito para una Tv-table de cachondos, como propuso Periquillo en un post suyo. Santi te gustará o no, pero aporta debate.  Banal, de acuerdo.  Pero no estamos hablando del cambio climático ni del hambre del mundo, tampoco...
Ninguno de los cinco se pone una gorra chunga para jugar, creo, lo quedebería aportarles doble puntuación.
Me reservo el orden de puntuaciones, por supuesto.  Así Pacocho se quedará con la duda de si realmente fuí capaz de darle los 5 puntos a Santi y al negro. :).
Así que ya véis, voté como un gamba.  No por los que creo los mejores jugando al poquer, si no por los que me caen mejor.  Supongo que como la mayoría... Si luego salen los que salen, que nadie se queje.  Es lo que pasa cuando dejas votar a todo el mundo y no escoges un jurado de entendidos.
Iba a poner una foto de relleno, pero me he dado cuenta que tengo mas jpg´s de badbeats que de chicas ligeras de ropa.  Hay que hacer limpieza en la carpeta "poker".  El karma lo pide...

viernes, 18 de febrero de 2011

Una promoción excelente

Sobre todo por el resultado....
Es bueno estar suscrito al mail list de Poker10.  Siempre tienen algo interesante que ofrecer.  Esta semana, un satélite para el 888Poker Costa Brava Festival, gentileza de 888.com.  Además de repartir los buy-ins entre los participantes, había añadidos dos paquetes completos para participar en el torneo mensual.  No sé que estructura tiene el torneo ese, pero un overlay de 900 pavos es un motivo suficiente para considerar rentable cualquiera de esos satélites.  Pues eso, me llevé uno de ellos en un torneo que no tuvo demasiados sobresaltos, excepto cuando (con 9000 fichas) le hice un 3bet con JKs a un jugador que había subido 3 veces consecutivas y me vi commited en su all in por 5000, para encontrarme con AQ.  Pero apareció un Rey, viva alguna monarquía.  De ahi, al final, acumular fichas ganando cuando iba bien por delante y conservarlas cuando no venían demasiado buenas, o la ocasión no era propicia.
Y esta vez no me preocupa demasiado pinchar o no pinchar en el Main ese.  Gracias al premio, podré ir baidefeis unos días a Lloret.  Queda cerca de Empuriabrava y será un motivo excelente para ver a unos amigos a los que hace tiempo que no veo y a los que me apetece mucho ver.
Por otro lado, hoy hay torneo en el Casino Atlántico. 15.000 puntos y niveles de 45 minutos, para un torneo previsto de dos días, por sólo 110$, es una buena excusa para salir de La Cueva.  Abandonar por unas horas la burbuja bidaniana e interactuar cara a cara con el resto de humanos.  Y con unas cartas por medio, que mejor.  Así que el que quiera y pueda, ya lo sabe.  Cuantos más seamos, mayor bote de premios conseguimos.
Nos vemos en las mesas de Estambul, señores.

jueves, 17 de febrero de 2011

Fin de la actualización del Diario

No puede ser positivo vivir sin un objetivo claro a medio o largo plazo, lo sé. Los pasos de uno tienen que ir encaminados en una dirección. Se hace camino al andar, pero no está de más tener algo claro hacia donde encaminarlos. Tengo claro que no me voy a ganar la vida, por ejemplo, ni como pro del Fifa, ni como grinder de las mesas de poker , ni como atleta en alguna de sus variantes.  Así que sería cuestionable el tiempo que le dedico a cada una de esas tareas. La mayoría son pura distracción fútil.  O parte de una preparación para vete tu a saber que.  Pero tengo claro que la próxima vez que tenga que tomar una decisión importante para mi vida (trabajo, pareja...) la decidiré con toda la calma que se merezca.  La mayoría de las decisiones erróneas que toman las personas suelen ser o por culpa de la presión de su entorno (lo que no es mi caso) o por la excesiva rapidez con que se toman, fruto casi siempre de la vorágine en la que suele estar inmerso la mayoría.  Vivir más deprisa de lo que uno debiera es una equivocación demasiado común en los días que corren.
No me siento obligado a dejar un legado a la humanidad, así que, por lo menos, de momento, intentaré no romper nada, lo que es complicado que suceda, conociéndome.  Quizá, quien sabe, todas estas reflexiones y muchas otras que andan perdidas en modo borrador adquieran cuerpo algún día.  Si sirven para que alguien se replantee, para mejorar, la manera en la que está viviendo y el sentido real de su paso por esta existencia habrán tenido sentido todas estas pajas mentales.  El tiempo lo dirá.
Así que considero importante este tiempo que le estoy dedicando a establecer mecanismos de pensamiento que ayuden a que no tome decisiones erróneas evitables.  Y a fijar pautas de conducta en el sentido correcto.  El mejor juez es uno mismo.  Si sabes bucear dentro de ti, tu conciencia sabe perfectamente lo que está bien o está mal. Y lo que te sienta bien y lo que te perjudica.  Sucede que muchas veces o no sabemos, o no queremos escucharla.  Y a establecer hábitos para el modo eco de tiempo.  Hay un refrán que todo el mundo conoce pero que casi nadie aplica; Vísteme despacio, que tengo prisa. La mayor parte del tiempo perdido en cualquier semana está empleando rehaciendo alguna cosa que se hizo mal en su momento por haberla hecho demasiado deprisa.  Si vas a hacer algo, hazlo bien o déjalo para mañana.  Si no puedes dejarlo para otro momento, cuestiónate si deberías haberlo hecho antes.
En fin terrícolas.  Desconectando.  Saludos desde la burbuja bidaniana.
Pacocho, Tizona, la báscula marca 79,4.  Ya casi lo tengo...

jueves, 10 de febrero de 2011

Mas del Diario

Así que así estamos.  Mirando la vida pasar.  Observándola con la misma curiosidad que siempre, pero con mayor detenimiento.  Sin retos ni objetivos a medio ni largo plazo (tengo cientos de ideas para desarrollar
pero ninguna imposición).  Excepto el de estar en el peso ideal a 1 de Junio, por la apuesta con Tizona y Pacocho.  Y no será difícil. En el último pesaje, di 82,5 (las Navidades y un enero poco movido estropearon algo el registro de mediados de diciembre) y tengo que llegar  a 79.  Así que, dividido en semanas, el resultado son gramos.  Aunque nos pondremos algo por debajo bastante antes, para tener margen.
De poquer, poco interesante que escribir.  El año pasado jugué sólo MTT´s y ya conocemos el lado desagradable de la varianza.  Tengo un buen ratio de itm´s sobre torneos jugados, pero una gráfica final en rojo, debido a la ausencia de primeros puestos, excepto en los satélites.  Y ganar satélites por un tubo no vale para nada si luego no pinchas en el evento principal.  Cosa que no sucedió. Así que este año volveré a grindear cash y sit&go´s, en cuanto tenga bien configurado el Holdem Manager (si, no lo estaba utilizando...). Debería tenerlo listo a lo largo de esta semana y el lunes que viene empezamos.  Ningún exceso, por supuesto.  Cuatro horas, cuatro días a la semana.  Es un dinero que está ahí para recogerlo y es una sobrada no pillarlo, teniendo tiempo. Dejaré el domingo para los torneos, que es lo que me gusta.  Mi lado masoca.  Por supuesto, no publicaré gráficas.  Las mías sólo me interesan a mi.
En vivo... ya veremos.  Ir a La Toja se ha puesto algo caro.  El finde sale, como poco, por 450 euros.  Eso, si no hay bidanada por medio. Muy lejos de lo razonable para mi banca.  Así que, si no es mediante satélites, me quitaré el mono del vivo en el Atlántico de Coruña.  Si me da.  Igual miro de conseguir plaza para algún otro evento en vivo a través de satélites.  No sé.  Ya veremos....

Y a seguir poniéndome en forma.  Por lo de mens sana in corpore sano. Mi ratito de gimnasio matinal, la piscinita, la bici y el padel.  El billar no cuenta, lo sé, a pesar de lo que se anda.  Ya sé que lo de mens sana lo tengo complicado.  Me refiero a dentro de lo que cabe... Tampoco pretendo estar preparado para una maratón, pero es hora de ir cuidando un poquito más de lo que lo hacía este cuerpo.  Por aquello de que me dure en un estado aceptable el mayor número de años.

Intentaré darme una vuelta por la blogosfera la mayoría de mañanas.  Ahora apenas chequeo al mail (el correo ordinario va directamente a la destructora de papel, sin abrir) y le doy un ojo al feis.  15 minutos. Aunque tardo poco en colgar una canción que me guste a lo largo del día.  En casa siempre hay un ordenador conectado a la red y música suena la mayor parte del tiempo. Así que son 30 segundos compartir un temita...

Y a seguir aumentando mi cultura cinematográfica (de nivel básico, nada de grandes obras maestras).  Antes no era capaz de ver una película, a no ser que fuera extremadamente buena.  Problemas de concentración.  Ahora si puedo.  Con el portátil sobre las piernas y una mesa de poquer abierta.  Una sóla.  Poco a poco se va consiguiendo todo. 

Y a tratar de terminar los borradores de sesiones que tengo empezados.  He colgado una en los últimos 9 meses, pírrico.  Vergonzoso, con lo bien que me lo paso entre platos.  En dos semanas me habré puesto al día con la música que tengo atrasada y ya tendré el disco duro externo perfectamente configurado.  Una de las tareas que me agobiaba tener que hacer era la de ponerle tags a los más de veinte mil archivos musicales que tengo.  Ya comenté que he dejado los cd´s para trabajar exclusivamente con el Virtual DJ.  Pero me molestaban enormemente las diferencias tipográficas en las etiquetas o, lo que era peor, la ausencia de las mismas. Así que había que renombrarlos.  Gracias a Marta e Iván (muchísimas gracias, majos) conseguí un programilla que tiene una opción de "convertir el nombre del archivo en etiquetas", con lo que una tarea que se presumía de 200 horas o más la solucioné en dos y media.  ¡Que alivio, tu...!. Pero aún tengo un millar de canciones por clasificar, antes de ponerme a sacar sesiones como un poseso.  Pos eso... paciencia y en un par de semanas deberían empezar a caer como churros.

Y quisiera volver a hacer el Camino de Santiago.  Iría ya mismo, pero tengo averiada la canguro de los gatos.  Hay tiempo.  El Camino no se mueve de ahí. Me gustaría hacerlo desde Roncesvalles, por el norte.  Eso supone casi un mes.  Ya lo encontraremos.

Total, que duermo menos ahora que cuando tenía trabajo.  La gente que dice: "Yo, si me tocara la lotería, no dejaría de trabajar..", debería morir. Para que no sufran más por no saber que hacer con su existencia.  Eso si es pecado...

martes, 8 de febrero de 2011

El diario de Bidan Jones

Desde que empezó el año no he leído un periódico, aún.  Ni deportivo.  Bueno, tengo que reconocer que le he echado un ojillo a la clasificación de fútbol de 1ª división un par de veces con una sonrisilla en los labios, sobre todo recordando esas apuestas que tengo cruzadas a "Barça campeón, -9 puntos".  Pero nada más.
Tampoco he visto ningún boletín de noticias en televisión.  Me voy enterando de lo que sucede en el mundo por lo que me cuenta la gente y por algún flash horario de la radio nocturna, cuando lo pillo y le presto atención, lo que no sucede demasiado a menudo.
La verdad es que, ahora mismo, me importa un bledo lo que ocurre en el mundo.  En mi entorno cercano, hay dos amigas, en la treintena media de años, con algún tipo de cáncer, lo que me ha ayudado a relativizar muchas cosas, como por ejemplo que es lo que haré cuando tenga 67 años.  Me importa más, ahora, aprovechar el tiempo de la mejor manera posible. Así que estoy completamente centrado en establecer nuevas pautas de actuación para la otra mitad de mi vida. Y en vivir los días que me encuentro de regalo por las mañanas.
Desde que me quedé sin trabajo (remunerado mediante nómina) he descubierto lo delicioso que es pasar despacio por la vida.  Para una mente hiperactiva como la mía, eso es un contrasentido, pero está dándose cuenta que también es divertido hacer menos cosas a la vez.  Pero mejor.  El mecanismo consiste, simplemente, en aplicar el hábito que me inculqué, por ejemplo, con la comida, cuando decidí perder peso, al resto de acciones diarias.  Comer despacio, masticando lentamente y saboreando la comida (texturas, olores, sabores) ayuda a que la digestión sea más fácil, amén que te sacias con menos cantidad, lo que contribuye a que comas menos y, por ende, a que el input de calorías diarias sea menor.  Y disfrutas más de los alimentos, por supuesto.  Más deleite para el paladar.
Con el resto de actividades hago lo mismo.  Recados que antes habría hecho en una mañana los distribuyo en una semana.  Me entretengo en Correos hablando con la cartera y en la Farmacia con la farmacéutica. Me afeito más despacio, con lo que consigo un mejor resultado y no necesito hacerlo tan a menudo.  Me tomo la molestia de prepararme un buen desayuno, con lo que preciso cocinar menos al mediodía.  Y no trabajo con más de dos ordenadores a la vez (llegué a hacerlo hasta con 5, cada uno con su tarea).  Como ahora.  Escribir este post en uno, mientras pongo orden a una carpeta con 400 maxis de música disco de los 80.  Si me llaman por teléfono, dejo de escribir y paro la música.  (Si, antes no lo hacía...)  Creo que he desarrollado un par de métodos que tendrían utilidad para niños (y adultos) con TDAH, aunque creo que es pronto para certificar su eficiencia.
Me impuse un horario, sobre todo para poder petármelo. Por tener una pauta diaria y no dejar que sea el cuerpo el que indique que es lo que apetece hacer en cada momento.  El cuerpo tiende a ser perezoso.  Y una cosa es el relax y otra la desidia.  En el horario he añadido esta semana unos espacios temporales para escribir.  Ahí si me he vuelto muy perezoso.  Tengo decenas de notitas para desarrollar y una docena de larga de posts, de lo más variado, en modo borrador, pero no he encontrado el momento para desarrollarlos.
(ahora pararé de escribir.  Empieza un satélite para Praga que quiero jugar bien.  En otra época hubiese añadido una tarea más al momento...)
Y leer.  Tal y como está el mercado laboral, lo mejor que puede hacer uno (el que pueda) es invertir el tiempo formándose, a la espera que mejoren algo las condiciones ofertadas o las oportunidades.  Buen motivo para seguir de año sabático, las mierdas que están ofreciendo, aprovechándose de la cantidad de gente que necesita un curro.
Cinco párrafos.  Ya está bien por ahora.  Para mí y para vosotros.  Otro rato, más...