No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

sábado, 22 de enero de 2011

San Vicente. Dia 8

Última sesión de gimnasio antes de empezar con las despedidas.  Odio las despedidas, aunque sean un hasta pronto. Pacocho salió en bus hacia Vigo y con Tizona nos dimos el último homenaje gastronómico.  Sigo pensando que el mejor polbo á grella es el de la pulpeira de Ordes, pero el que comí el viernes no estaba nada mal, tampoco.
A todo ello, cerramos una apuesta de peso.  Ya os garantizo que a día 1 de Junio estaremos los tres en el peso ideal.  El que no lo consiga paga un precio doloroso por ello.  Será cuestión de llegar a mediados de mayo con un par de kilitos de margen, por si acaso.
Preparar la bolsa y montarla en la moto para partir fué un pis-pas.  Ya había dejado algo de espacio en ella para un par de botes de anchoas de Santoña, una de las maravillas de esta tierra.
Siempre que me voy de allí lo hago con un regustillo amargo.  Y es que Tizona es un anfitrión excelente.  Y la compañía de Pacocho garantiza entretenimiento a raudales.  La semanita ha pasado volando.
Así que, sobre las cuatro me dispuse a partir para Miño.


3, 2, 1, goooo!!!!


El viaje fué una gozada hasta Ribadeo.  Tanto los tramos de autovía como los de nacional.  No hay camión que se le resista a la Daytona.  En un golpecito de gas los deja atrás como si estuvieran parados.  Lástima del puto frío cuando se pone el sol. Llevaba unos pantaloncitos demasiado finos y la última hora lo pasé bastante mal por el viento helado que soplaba.
Pero bueno, uno entra en calor fácilmente cuando al llegar al pueblo se toma media docenita de cañas con los lugareños.
Los gatos estaban mohínos al llegar.  Siempre que estoy unos días fuera me reciben con aire de ofendidos, como diciendo ¿que? ¿de parranda, mamón?.  Todo se arregla abriendo un bote de comida..  A la pregunta ¿quien quiere Felix? los rencores desaparecen y empieza el concierto de maullidos.
Como en casa no se está en ninguna parte, aunque tengas la lavadora estropeada...
Repasando las fotos que hicimos, caí en esta y recordé las risas que nos pegamos pensando lo barato que era el menú y lo caro que podía salir el postre...


Y como de apuestas ha ido la semana, dejo tres pronósticos para el año que vivimos:
Mourinho no se come el turrón en Madrid.  La liga no la gana, la Copa no le salva, en el hipotético caso que la gane y en la Champions tampoco lo tiene fácil.  Ni le aguantarán si no pilla algo, ni aguantará él.
El precio de la vivienda nueva cae un 15%, al menos.  Ya hay 750.000 pisos sin vender y muchos promotores y constructoras ahogados.  Tendrán que tocar los precios..  Y el de la de segunda mano en zona de costa, un 20 o 25%.  En el segudo y tercer trimestre vendrá el hostión gordo.  Hay demasiada gente que anda apretada con los pagos y de algo se tiene que deshacer.  En Levante y Andalucía es donde senotará más.
Y la tercera, es fácil.  Zapatero no será el próximo presidente del Estado. 

San Vicente. Día 7

Alvaro tiene un par de maquinillas para hacer ejercicios.  Así que, mientras los otros dos seguían en brazos de Morfeo, aproveché para estirar un poco la musculatura, que falta me hace.
También aproveché un par de ideas para meditar que brinda el Libro Naranja de Osho.  Me parece un buen libro y el martes voy a hacerme con un ejemplar.
Pacocho se atrevió a montar la Daytona, a pesar de que mi casco le venía dos tallas pequeño.  Vaya cabezón que gasta el jicho...


Me confirma lo que ya sabía.  Que es una máquina espectacular.


Aprovechando el magnífico día que teníamos comimos fuera.  Hasta San Vicente se acercó Corbein.  Tertulia acerca de como se está poniendo el panorama pokeril y posibles escenarios con EV+.  Infinidad de anécdotas.  El mundillo del poker está lleno de personajes muy, muy curiosos. 



No podía evitar sacarme esta foto... Debe ser el niño que llevo dentro...


Por la tarde runeamos fatal en las apuestas deportivas.  En el España-Francia conseguimos una cuota buena por los nuestros, cuando lo que teníamos que haber hecho era apostar en contra de la victoria de Francia.  La cara que teníamos cuando el último ataque se estrelló en el palo era un poema.
Luego nos falló el Atlético de Madrid, vaya banda de cagones cuando tienen delante al Madrid.  Divertida la pancarta del frente atlético en la que un colchonero borracho le pide a uno del Real que conduzca él, que va con dos copas de más.,
Traté de volver a conseguir ni que fuera otro pinchacito, pero la varianza no estuvo muy grácil que digamos...



Para postre de noche, nos la jugamos con los Hornets a +4.5.  Final de infarto y cuando estos transforman dos tiros libres, poniéndose 5 arriba a falta de 7", a un anormal de Philadelphia se le ocurre clavar un triple imposible en el último segundo.  Si lo vemos por el pueblo esa noche, le partimos las piernas.  Si no lo mete, salimos 300 arriba.  Al final, palmamos en deportes lo que le sacamos al poker, con lo que la semana queda even para el equipo.
Yo me llevo lo que les saqué a las apuestas tontas y al poker indio.  Es una modalidad curiosa de Holdem en la que tu ves las cartas de los demás, pero no las tuyas.  Se convierte así en un interesante juego de lectura inversa.  En lugar de poner a los demás en una mano, tienes que deducir la tuya por los patrones de apuestas de tus contrincantes.  Además, es divertidísima.  Y volvimos a sacar los rivers hacia atras, cuando había un all-in, de tal manera que descuentas los outs que te valen de las cartas que van saliendo.  Risas hasta las agujetas, vamos...

jueves, 20 de enero de 2011

San Vicente. Dia 6

 Probablemente estas sean las crónicas mas desustanciadas de mis últimas saliditas.  No ha habido desfases remarcables ni anécdotas especialmente jugosas para contar.  Realmente podría haber hecho una sola, al final de la semana que se resumiría en paseíto matinal, comida y tarde de sillon-ball consistente en eventos deportivos con algo de money en juego para darle emoción, alguna sesión pokeril y pique a la consola.  Pero bueno, como empecé con una crónica diaria, así terminaremos...
El miércoles, volví a ser el el paseillo matinal lo dimos por Santander.  Las fotos pueden ir a la web turismodesdecasa.com que andamos a montar con Mactans...


Nos equivocamos un poquito al aparcar, lo que nos vino bien para recorrer el paseo marítimo.  Un recorrido estupendo para estirar las piernas y limpiar los pulmones...


¿No os recuerda al Motel Bates?



Una vida enredada.  Bonita metáfora visual.


Asaltar bancos no es lo nuestro.  Sentarnos, en todo caso...


Creo que esta es la Playa de la Magdalena...


Pacocho y Tizona supongo que maldijeron la puta máquina de fotos y mis constantes paraditas para capturar momentos...



Esto, supongo que es el equivalente del PlayaClub coruñés, versión Santander....


El jugueteo de las cometas con el viento puede embelesarte un buen ratito...



 
¿Dónde quedar? Que mejor referencia que el Casino....


Comimos excelentemente en el Cañadío con el responsable de PLO Study, un buen proyecto sobre Omaha que no tardará en ver la luz. Es un tipo que lleva en esto del poker un par de décadas y te puede contar historias estupendas sobre el mundillo, cosa que hizo sin parar.  Pero es un tipo humilde y discreto, dos virtudes que me parecen soberbias y por eso hay que respetar su anonimato y guardar las anécdotas en el saco de la memoria personal, lo siento...
Después de comer nos dió un tutorial en vivo de Omaha en una sesión de NL 200.  Un crack del juego.  El Omaha es una de las opciones que manejo para mis ratitos de grinder.  Y en cuanto arranque PLO Study, ser de los primeros en absorber contenidos como un poseso...


Uno de los hijos de la vecina de nuestro colega parece ser un graciosillo de cuidado... Neno, una madre hay que cuidarla un poquito mas... Supongo que tendrá la decencia de acordarse de su cumpleaños...


En el Casino jugaban el semanal.  Estuvimos a punto de ir a jugarlo, mode all in cada vuelta una vez al menos, para reírnos un rato, pero decidimos poner en juego la pasta de los buy-ins en la red, cosa que tiene mayor EV+...


Llegamos algo tarde a casa y perdimos la oportunidad de apostar por España a Balonmano y por la "no victoria" del Barça, lo que nos costó dinero.  Sacamos algo jugando al poker, algo con los Celtics y nos enganchamos al Fifa.  Penaltis, faltas, corners y partidos, buenas excusas para que los billetes de 10 corrieran de un bolsillo al otro terminando preferentemente en el mío.  Ya tengo para comprarme el FIFA 11 gracias a las aportaciones de mis colegas...
Lo que me deja preocupado es la capacidad que estamos demostrando para escupir hacia arriba.  Si hay un Campeonato de España de Gafes, tendríamos opciones serias de alzarnos con el triunfo.  Pacocho lo cuenta estupendamente en un post.
Queda un día mas que va a seguir en la misma tónica.  Tenemos una interesante comida a la vista, a la que va a venir Corbein.  Espero que sepa jugar algo al Fifa y que traiga algo de pasta para la sobremesa.... :)

miércoles, 19 de enero de 2011

San Vicente. Dia 5

Amaneció cubierto.  Lo que no es ni bueno ni malo, cuando estás de vacaciones. Si un determinado tiempo te frustra unos planes, pues adoptas otros.  Es la evolución humana aplicada al muy corto plazo.
La vista desde la terracita...


Volví a ser el primero en levantarme.  Aún no tengo claro que tipo de sesión voy a plantear en el concurso de DJ´s de Chevalier, así que estuve dándole vueltas a la carpeta de música y jugueteando con varias mezclas, por ver si aparecían las musas, pero no fué el caso.  En ese garito suena normalmente house y la media de edad es sobre la treintena.  La idea inicial era soltar entre 15 y 17 temazos ochenteros en los 40 minutos que voy a tener en la semifinal, pero no me termina de convencer.  Mi tradicional discurso de indie-pop-rock no creo que se entienda tan bien como en el Playa y me niego a pinchar house y música comercial, así que estoy en un pequeño dilema... Bueno, de aqui al día 28 algo pariremos...
Cuando estuvieron todos apoyados sobre sus dos pies, salimos para el paseíto matinal.  Al pasar por el puerto, me chocó lo alborotadas que andaban las gaviotas...



Al llegar al puente volvió a planear la probet del salto, pero la marea no estaba suficientemente alta, para alivio de nuestro anfitrión, que ya se veía siendo la comidilla de sus vecinos por traer a semejante tarado como invitado.  Ya caerá, ya...


Para entretener la caminata, nos entretuvimos en un juego tan complejo como tratar de adivinar el último número de la matrícula del próximo vehículo con el que nos ibamos a cruzar.  
En eso y en disfrutar de la conversación y de las vistas...


Tres tipos ociosos y una tarde lluviosa invitaba a no salir de casa, que es lo que hicimos.  Algo de consola, algo de tele, algún evento deportivo en el que implicarnos, algo de poker... Nada del otro mundo...
En fin.  Compartir días con dos amigos a los que no veo todo lo a menudo que quisiera está siendo lo mejor de la semana, mas que lo que estamos haciendo en si.  Para pasarlo bien no hacen falta super planes o actividades emocionantes.  Es más importante gozar de una buena compañía.

martes, 18 de enero de 2011

San Vicente. Dia 4

No se si se puede estar más ocioso.  Relajado quería decir.  Ocioso puede contener connotaciones negativas.  Relajado no las tiene, en la mayoría de ocasiones. Empezamos el día con el paseíto matinal hasta la playa.

Me queda claro que este paseíto no somos los únicos que lo hacemos.  Esa playa, con el Cantábrico al frente es un lugar magnífico para reflexionar o para, simplemente, contemplar ese pedacito maravilloso de naturaleza...


O para pasar un ratito divertido entreteniendo a tu mejor amigo...


A la vuelta ya teníamos precio justo para el salto desde el puente, cubierto por los dos financistas, aunque faltaba un metro de marea para asegurar que en el salto no me quedara clavado en el fondo de la Ría o algo peor.  Cuando digo no es no.  Y cuando digo Voy es voy...  Aplazarlo 24 horas tranquilizó a Alvarito, al que no veo demasiado convencido de que el evento tenga lugar en su pueblo.  Si estuvieramos en San Pedro de algo, ya tendríamos fotos de mi chapuzón invernal.  Creo que la única dificultad del mismo consiste en llegar luego a la orilla sin pillar una hipotermia...


De vuelta al centro, me sorprendió esta máquina.  No tiene una vaca dentro, pero casi.  La leche que saca dicen que es espectacular.  Habrá que bajar mañana con un envase para probarla...

Un magnífico solecito calentaba inusualmente ese lunes de enero.  Era obligado sentarse en una terracita a disfrutar de él y de unas cervecitas frías acompañadas de unas rabas.



Y nueva tarde-noche sin mucha historia.  Zapping por los eventos deportivos buscando una apuesta con ventaja para implicarnos mas en el partido.  Bien por España en balonmano.  Lástima que en la NBA no andamos finos, a pesar de lo que pilota Pacocho.  Lo peor de todo es ver como tu equipo gana de 3 cuando apostaste con hándicap +3.5...  Seguimos sin salir de pobres pero continuamos pasándolo bien.  Relajados y contentos.  Se puede pedir más, pero sería feo...

lunes, 17 de enero de 2011

San Vicente. Dia 3

Si te acuestas tarde, es tontería levantarse pronto, sobre todo si no tienes que ir a misa de 12.  Como necesité menos horas de sueño que mis coleguitas, aproveché para quitarle algo de mierdecilla a la Daytona y sacarle los colores bonitos que tiene.
Notita mental: El líquido para darle brillo a los neumáticos resbala que flipas.  Es más, en el bote pone que no es indicado ni para motocicletas ni bicis.  Menos mal que no se la presté a Pacocho antes de darme cuenta...


Comprobé registros de consumos, kilómetros recorridos, velocidad punta conseguida...



(Esta fué en circuto, ojo.  A 11.500 rpm y aún puede llegar a 13.500, así que la próxima vez que la meta en asfalto cerrado al público hay que tratar de acadar la barrera psicológica de los 250).
En un rinconcito de la terraza de la casa de Tizona, hay una curiosa baldosa de cerámica que a algunos les sonará...



Aún no he decidido que es lo que voy a hacer con la otra mitad de mi vida, pero lo que si he decidido es que no voy a hacer lo que no me gusta, por que seguro que no es bueno para la salud...
Para comer nos prepararon un delicioso cocido montañés que invitaba a tarde de sillón bol.   Nos la pasamos de evento deportivo en evento deportivo.  Empezamos bien con el Valencia-Depor (olía a pocos goles), con el Almería-Real Madrid (bonito empate y si gana el Almería hubiesemos hecho fiesta gorda), pero se torció la tarde-noche cuando a ese par de mendrugos se le ocurrió apostar parte de los beneficios a que en el Barça-Málaga habría menos de 3,5 goles... ¿a quien se le ocurre?.  El resto del gane de la tarde se estrelló en el Staples Center, me cago en los indolentes Lakers.
Jugamos algún torneillo en FT, pero no era el día.  Se hicieron fichas en alguno de ellos, pero perdimos , por ejemplo11 flips consecutivos.  Así es imposible progresar.  Le llaman varianza...
El tilt lo rematé al Call of Duty, tratando de limpiar un imposible barrio de favelas.  Ná  Ni con la ayuda de Pacochito.  Tuve que hacer una sesión de meditación antes de acostarme, para quitarme la tensión, la verdad.  Pero conseguí dormir como un angelito.  No hay bad beat que cien años dure...  Ni cien minutos...

San Vicente. Dia 2

Como no necesitábamos ayuda divina, tampoco madrugamos.  El plan mañanero era un paseíto hasta la playa. Me hizo gracia ver en las aceras las marcas del Camino de Santiago, versión Camino del Norte.  Este tiene que ser una pasada hacerlo, sobre todo por cruzar los Picos de Europa.


Notita mental:  Seguir, algún día, estas marcas...


Al pasar por el puente sobre la Ría, empezamos con las ProBets.  La primera en cuajar fué acerca de saltar al agua desde el puente.  No había acuerdo en si de cabeza debía ser x 2,5 o x 3 sobre de pie, pero si en la cantidad apropiada por el riesgo...


El problema fué que teníamos intrépido, pero nos faltaba el financista y/o sponsor...


Así que proseguimos camino de la playa, conversando sobre temas triviales y sobre otros más trascendentales...


La verdad es que la vista del pueblo desde este lado, con los Picos de Europa nevados al fondo, es preciosa...

No sé si desde el puente se aprecia mejor el detalle, porqué el sol no colaboraba demasiado en la vista de la nieve...


Comida casera y tarde de sofá.  Juntar a tres mentes inquietas y dejarlas ociosas tiene su riesgo.  Como había que desempolvar la X-Box y eso era muy complicado, empezamos a buscar  donde enfrentar los talentos...  Al final, una anécdota acerca de un conocido de uno que tuvo un desliz con un travesti, pretendidamente involuntario, nos abocó a una apuesta donde el quiz consiste en adivinar si la foto pertenece a un Tranny o no...
Me costó 20 pavos y un ratito de preocupación.  Si ya no se distinguir entre una mujer y un travelo... ¿Será por que últimamente no me arrimo demasiado a menudo, suficientemente cerca, a especímenes del sexo opuesto?
Tizona me consoló haciéndome ver que 20 pavos no son nada, comparado con lo que podían haber sido esas equivocaciones en otro entorno.  Pues si...
Un ratito de tele y arreglarse para acercarnos hasta la Capital, a picar algo y submergirnos en la noche santanderina. 
Cenamos en... niputaidea... ninguno se acuerda del nombre del sitio de las barricas.  Pero mas que aceptablemente.  Morcilla, rabas, setas...


Deliciosos los entrantes de sopita de ajo...


Acordamos que sería yo el encargado de conducir de vuelta a casa, así que me tocó refrescarme con ceroceros....  El centro de Santander está lleno de locales con mucho gusto y el nivel de mozas se puede situar bastante por encima de la media de todas las ciudades que visite....

Siempre tiene que haber alguien que baje la media, claro...


Quedamos con Alberto Calle, un señor saco de anécdotas sobre poker, que no sale en las fotos por principios y con Corbein, un crack al que me apetecía mucho conocer desde hace tiempo...


Del resto de la noche... En fin... cuando vas con un índice de alcohol de casicero tienes una perspectiva muy divertida de las sandeces que sueltan tus colegas.  Seré discreto y me callo, pues quisiera que mis amigos sigan dirigiéndome la palabra, por ahora.  Eso si, Corbein se portó como un guía espectacular.  Queda pendiente la comida.  Te llamamos mañana sin falta...
Ah!  Ya quisiera Santiago Carrillo tener la edad que le atribuía Tizona.  Y  que pagaría encantado diez mil veces lo que este perdió con Pacocho por tenerla...