No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

domingo, 4 de diciembre de 2011

Moonspell en Coruña

Moonspell fue el mejor abanderado del goth-metal entre 1995 y 2002.  En 2003 cambiaron de discográfica y giraron hacia el Black Metal.  La profunda voz de Fernando Ribeiro en versión grito gutural era una mierda y los punteos de guitarra se tornaron desgarros eléctricos no aptos para mis oídos y ahí les dejé. 

En directo les vi dos veces en la Razzmatazz de Barcelona.  La foto corresponde a la primera de ellas, a finales del milenio pasado.  Yo mido 178 cmts. y estaba de puntillas, así que ya te puedes hacer una idea de la altura de Fernando, que siempre tiene el detalle de encogerse un poquito.  Lo de mi pelo blanco (con unos reflejos morados que ahi no se aprecian) son cosas que uno hace en la vida sin saber muy bien el porqué, pero se hacen, como tantas otras...


Pues bien, los portugueses han anunciado gira por España y, ¡oh milagro!, se han acordado de Galicia.  Estuvieron ayer en Madrid, hoy en Sevilla, y luego vendrán Valencia y Barcelona.  En la página del grupo están las fechas.  A Coruña vienen el viernes que viene, día 9.  No me lo voy a perder, porque presentan un set de larga duración basado en sus primeros discos, los que me gustaron (y tengo) de ellos.

Wolfheart fue su debut y se nota un sonido por pulir, donde apuestan por tintes más blackmetaleros que armonías góticas. Se salva sólo la reposada Lua d´inverno y Ataegina, que se escapa del tono general del disco, adoptando tonos celtas.  Es una canción que si la añade Mago de Oz a un disco suyo, apenas se notaría.

Irreligious, de 1996, es su primer gran disco.  Sigue incorporando algunos elementos del black metal, pero el goth va ganando terreno. Abre con Perverse, almost religious, un corte instrumental que muy bien podría formar parte de la BSO de la saga Crepúsculo. Opium cierra con los versos de Fernando de Pessoa que me introdujeron en su obra. 

Por isso eu tomo ópio. 
É um remédio. Sou um convalescente do Momento.  
Moro no rés do chäo do Pensamento.  
E ver passar a vida faz-me tedio.

Destacables son, también, Awake, Herr Spiegelmann y Full Moon Madness.  El disco incluye, además de Opium, tres grandes cortes: For a taste of Eternity, Ruin and Misery y la soberbia Raven claws (en este link, en un directo con Anneke van Giersberken como invitada)

(El audio corresponde al disco original)


Espero que estiren el set hasta su tercer trabajo, el Sin/Pecado, título que juega con la duda de si la segunda palabra es una traducción de la primera o ambas están en español/portugués.  El disco es una obra maestra del género.  Moonspell deja de lado todos los tics negativos del Black Metal para confeccionar una colección de canciones puro goth-rock. MagdaleneHandmade God y 2econd skin, están bien.  Pero Abysmo, V.C (Gloria domini) - V.C son las siglas de Vulture Culture-, Dekadance y Let the children cum to me..., se salen.  El disco termina con The hanged man un medio tiempo riquísimo en detalles, una atmósfera en si misma y 13!, otra instrumental cargada de misterio.

Si me tengo que quedar con una del disco, Mute, sin duda.

Without you i am mute
without you, raped and nude
no one can touch me like you do
Without you i am mute
without you raped and nude
no one can hurt me like you do

Hojeando el libreto he encontrado esta dedicatoria.  Ahora recuerdo quien hizo la foto de arriba.  Suelo llevarme muy bien con mis ex, pero de esta hace años que no se nada.  Tampoco merece un minuto de búsqueda, la verdad.




Con el listón tan alto, el siguiente trabajo, the butterfly effect decepcionó un poquito, a pesar de que incluía buenos cortes, como soulsick, cant´bee (genial), disappear here o selfabuse.

Darkness and Hope fue la definitiva consagración.  Si bien tiene altibajos, hay cuatro cumbres para la discografía de los portugueses.  Heartshaped abyss, How we became fire, el cover de Ozzy Osbourne, Mr. Crowley y la majestuosa Than the serpents in my hands.

What better comfort can you find, than the serpents in my arms?



Luego aún me compré The Antidote, pero ese fue uno de los discos que me hizo adoptar la sana práctica de escuchar primero y comprar después que tantas decepciones me ha ahorrado.  Un cambio de discográfica y un nuevo giro hacia el Black Metal les aupó a un reconocimiento de la crítica portuguesa, pero a  mi dejaron de gustarme...



Tienen cuatro discos más, pero sólo me quedé una canción, Scorpion Flower, donde de nuevo colabora Anneke.  Dejo un vídeo de la actuación en el Rock and Rio de Lisboa.  Al menos los estribillos valen la pena...



Eso si, les reservo el honor de que, si algún día me hago un tatuaje, será el tridente de la portada de Darkness and hope.  Mola un montón.


Espero que traigan merchandising, por que las tres camisetas que tengo suyas están en las bolsas de coleccionista.  Se pueden poner, aún, pero corren el riesgo de desintegrarse al primer roce...

Bueno... ¿Alguien se apunta?