No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

viernes, 5 de agosto de 2011

Abuse

No se por qué, estos días caí un par de veces o tres en esta canción, que es de finales de los ochenta.  Probablemente por que parece la banda sonora de ese mercado voraz que amenaza las economías que están en funambulismo económico....

We shall come
With all our wealth
And our vulgarity
Into yout land
Carving deep wounds
In our wake
Planting the sharped-edged green seed
Of money
Deep into your hands
And as you grasp
Gasping
You will thank us
As it takes root
Growing and entangling itself
Around your simple naive lives
It will placate you


We shall come
Hard and fast
Into your under-developed
Un-exploited little world
Tearing away the soil
Beneath your feet where you stand
Scattering the broken gifts it offers up
All around us
Digging the foundations of our own image
Into the raw core belly of the earth
Send spiralling monuments
To our glorious achievements
Into the heavy leaden sky

You will watch from the horizon

Imprisoned by your own pleasures
Bound by the material chains
We will supply
And when we have turned
One side of the world's face
From the sun into the blackness
The other will then burn
Under the slap of our greed 




Me tomé la libertad de hacer una traducción.  Que Anne Clark me perdone si me torcí algo...

Llegaremos arrasando,
a tu tierra indefensa,
esculpiendo profundas heridas
con nuestra opulencia
y nuestra ordinariez

Y con nuestra aparición
os sembraremos en las manos
la cortante, afilada
y verde semilla del dinero

Y, complacidos, suspiraréis
Y nos daréis gracias
mientras la golosa semilla
brota, crecce y se enreda
alrededor de vuestra ingenuidad

Y  cuando vengamos
a vuestro subdesarrollado mundo
lo haremos con contundencia,
apartando la suciedad
que rodea vuestros pies,
para imponer nuestros iconos
a toda vuestra simpleza

Y levantaremos monumentos
que rozarán el cielo
a nuestros gloriosos hitos,
Y miraréis al horizonte
impresionados por vuestra vida de placeres,
presos de las cadenas del materialismo

Y os seguiremos ayudando,
Pero cuando os volvamos la cara,
del sol a la oscuridad,
vuestros hermanos hervirán,
humillados por el poder,
enorme, de nuestra avaricia

(Pero no podrán hacer nada
para impedir nuestro dominio)

4 comentarios:

María Beatriz dijo...

Humm, a mí me parece que podría usarse como banda sonora de un noticiero amarillista.

La letra describe los tiempos que vivimos...

Saludos

Bidan dijo...

A la perfección....

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Albert:

Amigo, impacta el vid, la música y la letra.

Estas entradas... y ORSAi (aunque te parezca demasiado, lo creo así).

Saludos.
Daniel.

Bidan dijo...

Orsai me parece una aventura genial, digna de un libro...