No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

sábado, 22 de enero de 2011

San Vicente. Dia 8

Última sesión de gimnasio antes de empezar con las despedidas.  Odio las despedidas, aunque sean un hasta pronto. Pacocho salió en bus hacia Vigo y con Tizona nos dimos el último homenaje gastronómico.  Sigo pensando que el mejor polbo á grella es el de la pulpeira de Ordes, pero el que comí el viernes no estaba nada mal, tampoco.
A todo ello, cerramos una apuesta de peso.  Ya os garantizo que a día 1 de Junio estaremos los tres en el peso ideal.  El que no lo consiga paga un precio doloroso por ello.  Será cuestión de llegar a mediados de mayo con un par de kilitos de margen, por si acaso.
Preparar la bolsa y montarla en la moto para partir fué un pis-pas.  Ya había dejado algo de espacio en ella para un par de botes de anchoas de Santoña, una de las maravillas de esta tierra.
Siempre que me voy de allí lo hago con un regustillo amargo.  Y es que Tizona es un anfitrión excelente.  Y la compañía de Pacocho garantiza entretenimiento a raudales.  La semanita ha pasado volando.
Así que, sobre las cuatro me dispuse a partir para Miño.


3, 2, 1, goooo!!!!


El viaje fué una gozada hasta Ribadeo.  Tanto los tramos de autovía como los de nacional.  No hay camión que se le resista a la Daytona.  En un golpecito de gas los deja atrás como si estuvieran parados.  Lástima del puto frío cuando se pone el sol. Llevaba unos pantaloncitos demasiado finos y la última hora lo pasé bastante mal por el viento helado que soplaba.
Pero bueno, uno entra en calor fácilmente cuando al llegar al pueblo se toma media docenita de cañas con los lugareños.
Los gatos estaban mohínos al llegar.  Siempre que estoy unos días fuera me reciben con aire de ofendidos, como diciendo ¿que? ¿de parranda, mamón?.  Todo se arregla abriendo un bote de comida..  A la pregunta ¿quien quiere Felix? los rencores desaparecen y empieza el concierto de maullidos.
Como en casa no se está en ninguna parte, aunque tengas la lavadora estropeada...
Repasando las fotos que hicimos, caí en esta y recordé las risas que nos pegamos pensando lo barato que era el menú y lo caro que podía salir el postre...


Y como de apuestas ha ido la semana, dejo tres pronósticos para el año que vivimos:
Mourinho no se come el turrón en Madrid.  La liga no la gana, la Copa no le salva, en el hipotético caso que la gane y en la Champions tampoco lo tiene fácil.  Ni le aguantarán si no pilla algo, ni aguantará él.
El precio de la vivienda nueva cae un 15%, al menos.  Ya hay 750.000 pisos sin vender y muchos promotores y constructoras ahogados.  Tendrán que tocar los precios..  Y el de la de segunda mano en zona de costa, un 20 o 25%.  En el segudo y tercer trimestre vendrá el hostión gordo.  Hay demasiada gente que anda apretada con los pagos y de algo se tiene que deshacer.  En Levante y Andalucía es donde senotará más.
Y la tercera, es fácil.  Zapatero no será el próximo presidente del Estado. 

3 comentarios:

todavia dijo...

¿O sea que a ti tambien te reciben ofendidos los felinos? Que barato se venden estos bichos, un puño de galletas basta. Ojala asi de facil fuera con las mujeres... Deberiamos patentar unas galletas para tal efecto, ganariamos una fortuna garantizada.

Bidan dijo...

Con un puñado de galletas no los compras... Tiene que ser con comida de lata... Y dejarles dormmir en la cama esa noche...

Bidan dijo...

Con las mujeres es mas sencillo. lo que pasa es que no me da la gana...