No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

sábado, 20 de noviembre de 2010

El Camino de Santiago. Dia 11



Después de dormir 13 horas del tirón en mi camita, el dolor ha aflorado con toda su intensidad.  Tengo agujetas en la mayoría de músculos del cuerpo.  Y la rodilla izquierda necesitará una revisión médica o un descanso largo, me temo.
Pero tengo muchas sensaciones nuevas, muy difíciles de explicar.  Me doy cuenta que estoy algo corto de vocabulario, pues no soy capaz de resumir en pocas palabras lo vivido durante los últimos días.  Los paisajes, las emociones, la gente maravillosa que conocí.  Juanan, Enrique, Jesús, Juan Antonio, Sara, Ana, Jose, el tito Avi, Rafa, Jaime, Germán, Javier, Miguel, Ho, Melisa, Michael, Jesús de Vilanova, María...no sigo, por que si cierro la lista seguro que dejaré a alguien...
Ya les echo de menos.  Ahora estarán llegando a Santiago la mayoría de ellos.  Quise ganar un día para poder ir a La Toja y el temporal me lo ha impedido.  Me he perdido un día y medio con ellos... Han sido tantos momentos taaan grandes... Nos volveremos a ver, seguro, amigos.
Dicen que el verdadero Camino empieza cuando lo terminas.  No me cabe ninguna duda.  A mi me ha cambiado.  Veo muchos aspectos confusos de mi vida con muchísima más claridad.  Y creo que seré mejor que antes otorgandole la verdadera importancia que tienen las cosas.  Sobre todo al tiempo. Y a las personas que quiero.  Ahora más que nunca voy a dedicarme a hacer lo que me gusta, por que es bueno para la salud.

Vuelvo con 918 fotos.  Dicen que San Francisco de Asís era capaz de apreciar la belleza en las cosas más insignificantes de la existencia.  En el Camino no hay que ser un Santo para verte constantemente inundado por ella. Por la de las vistas, por la de los rincones, por la de los objetos, por la de la gente y sus historias, por la de las situaciones, por la de las sensaciones.  Tu espíritu se encuentra en una sonrisa permanente.
Y traigo de vuelta, también, una libreta A-5 de 100 hojas, llena de notitas.  Algunas para mi, otras para ir haciendo una crónica día por día en el blog.  Las haré con calma, pues no quisiera pasar por alto ningún detalle importante.  Pero bueno, ahora tengo todo el tiempo del mundo, así que espero hacer una por día.  Aunque si me lleva más tiempo, me lo tomaré. Sólo hay dos maneras de hacer las cosas:  Bien o mañana.
Y si tengo que resumir la experiencia en una frase esta podría ser: El Camino hay que hacerlo.  Pero cuidado, por que engancha con una fuerza inimaginable.  Yo, como muchos, en cuanto pueda, me vuelvo a colgar la mochila y a  calzar las botas y a submergirme en su Magia.  No se cuando, ni desde donde, pero volveré.
Esta semana que viene será para ir digiriendo las sensaciones y para preparar la sesión del sábado que viene en la Nordic del PlayaClub.  Lo mejor del 2010.  Me huele que será una sesionaza...

3 comentarios:

Periquillo dijo...

Bienvenidol. Me alegro de que te haya sentado bien la experiencia.

Mobis dijo...

¡Enhorabuena peregrino!

He leído que has hecho muchas fotos en el Camino de Santiago y te escribo para informarte de que gracias a ellas podrías ganar una entrada doble para ver la película ‘The Way’ en cualquier cine de España. ¿Te interesa? Esta semana buscamos imágenes sobre Santiago de Compostela. En este enlace encontrarás toda la información sobre el concurso que tenemos en marcha en nuestra página de Facebook http://camino.xacobeo.es/es/comunidad-peregrinos/concurso-way.

Un saludo.

Bidan dijo...

Pozí, Peri, pozí...

Ya colgué una, Mobis. Espero que os guste...