No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

martes, 27 de julio de 2010

Campeonato Galego de Billar

El TourEspaña es una competición de billar americano paralela a la oficial. Eso no quiere decir que tenga menos nivel, ojo. Este fin de semana se disputaban los campeonatos galegos de la misma, tanto a nivel individual como por equipos. El sitio de convocatoria, el salón de banquetes de un restaurante de Carral (Begonte). Bienvenidos al glamour de la alta competición... :)
Bueno, nosotros somos de aldea, así que el glamour nos la trae bastante al pairo. Con que las mesas estén bien y no haga calor, estupendo. Y esas dos condiciones se daban.
Para la final del campeonato había clasificados 15 equipos. Las dos primeras rondas, a doble K.O. Tres jugadores disputan cinco partidas contra los otros tres jugadores del otro equipo. El primero que haga ocho puntos, gana el match. El primer partido nos tocó con Os Reveldes de Villaverde. Los premios: tres plazas para el campeonato de España, todo pagado para el equipo.



Empezamos Fran y yo, en mesas simultáneas. Fran venía de ganar el día anterior el campeonato individual y está en un momento muy grande de forma. Ganó sus partidas 5-0



Me, 5-0... Primer escollo solventado.



Rubén iba de tercero y lo único que hizo fué calentar... Mejor así...



El siguiente partido daba acceso al cuadrante definitivo y nos tocó con el Vela Sam, de Coruña. Tradicionalmente hay una gran rivalidad, sana, entre nosotros. Nosotros ganamos la Liga y el Play-off y ellos quedan segundos... :)

Empieza Fran ganando 3-2 cuando llega Vicente, que ha trabajado de mañana. Seguimos el partido él y yo en mesas simultáneas. Empezamos perdiendo nuestra primera partida. El marcador pasa a ser de 3-4. En la siguiente me quedo mirando como Toño me hace una serie estupenda (para él) y pone el marcador en un peligroso 3-5. Vicente pelea mucho su partida mientras yo gano mi tercera. Empate a 5. Ganamos los dos la siguiente para el 7-5. El pierde su cuarta para el 7-6. Empieza la presión y ahi me encuentro cómodo. Yo desayuno presión con cereales y como presión con cachelos. Saco una serie muy trabajada con una penúltima bola a banda para poner el 8-6. Un hueso menos. Y este era de los duros.



Entramos en el cuadrante definitivo. 8 equipos para disputarse 3 plazas para el campeonato de España en Aranjuez, del 12 al 15 de Agosto, dijimos. Otro evento que, en principio, me perdía por el viaje a Venezuela pero que igual termino jugando. Ahi paramos para la comida. La foto que nos hicimos dos de los equipos coruñeses terminaría siendo premonitoria.



Fíjate donde fuimos a jugar, que tenían cassettes a la venta... Y los cd´s, sin desperdicio ninguno de ellos. Estuvimos viendo la F-1 en un fin de semana en que llamarse F.Alonso fué sinónimo de éxito.



Al ir cuatro y jugar tres, uno tiene que descansar. Está claro que Fran y Vicente tienen que jugar siempre, con lo que nos tocaba turnarnos a Rubén y a mi. Con cuatro partidos para jugar, me adjudiqué los dos que serían mas complicados (el del Vela y la semi-final) y le dejé el de cuartos, donde en teoría nos venía un equipo del cuadrante de perdedores. Asequible a priori. Si llegábamos a la final le tocaba a él pero pensé que si llegábamos a la final ya estaba bien y también podía ser que no le afectara la presión. Rubén juega bastante bien, pero no tiene demasiada experiencia en competición, con lo que eso le podía pasar factura en un momento dado.
En el sorteo de cuartos no pudimos tener mejor suerte. Nos volvió a tocar el equipo de Villaverde, el de la primera ronda.
Empezaron Rubén y Vicente. 2-0 cada uno para 4-0, Rubén piede la última partida suya, dejando en 7-2 y Vicente remata la suya para el 8-2.





Mientras, ya que el partido no iba a tener demasiada tensión, Fran y yo nos relajamos por los exteriores del restaurante.



La verdad es que se estaba bien en la arboleda. Una ligera brisa y una sombra que mitigaba el calor del sol. Me puse a buscar tréboles de cuatro hojas, a gatas, para terminar metiéndo la mano derecha en unas ortigas. Es la mano de sujetar el taco (y otras cosas). Vaya rachita llevo con las plantas urticantes... :) Ahora sólo me queda sentarme en un cactus....



Estábamos en semi-finales. Cuatro equipos y tres plazas en juego. La mano está mejor y apenas me molesta. Que contraste con las marcas de la hiedra venenosa de México que aún llevo en la pierna...
Los cruces son Tio Ovidio (ah! esos somos nosotros) - Xaniño Muiños (Palas de Reis) y Gráfico (Orense) - Don Bosco (A Coruña). Dos equipos coruñeses. Esa leyenda la llevamos en la espalda... Jugamos ahi, ok. Pero somos uno de Ferrol, otro de Lugo, otro de Arteixo y otro de Miño. Coruñeses, coruñeses... de adopción, como mucho...



El partido de semis lo organizamos de tal manera que empiecen Fran y Vicente y me quedo yo luego para rematar. Bueno eso no es así. La idea es que hagan suficientes puntos para que no tenga que jugar yo y cagarla... :).
Fran gana su primera pero Vicen la pierde. Fran gana la segunda y también Vicente. Eso pone el marcador en 3-1.



En el hilo musical va dando vueltas el mismo cd. Es la enésima vez que escucho el refrito de Boney M. En ese momento, si entra en el área de juego un negro descamisado, es muy probable que le hubiese saltado al cuello. Cuando lo cambian suena música disco de los 80. De los early 80`s. El Happy Song de Baby´s Gang creo que es de 1984...
Mientras, las partidas siguen cayendo. 4-2, 4-3, 5-3 y 6-3.
Empiezo cuando Fran está jugando su última partida con la necesidad de hacer sólo dos puntos más. Pierdo el saque y me como una serie. 6-4. Fran gana su 5ª partida y coloca el 7-4. Nos queda un punto.



Con mi saque, consigo entrar bola y dejar la mesa bastante abierta. Ordeno mentalmente y paso la aspiradora, aunque para la última bola de color me coloqué mal y la tuve que meter a banda. Pero bueno, eso es lo que querían, ¿no? ¡espectáculo!... Y estamos en la final y nos hemos asegurado la plaza para el campeonato de España.



En la otra semi-final, el Don Bosco sufre, pero se termina llevándo el partido 8-6. Como nadie vino con polo o camiseta roja, pues son los dos equipos de naranja los que llegan a la final. ¿recuerdan la foto de la comida?
Hablamos con Rubén de quien juega y le digo que le toca a él. El cree que estoy jugando mejor. Le digo que nada, que son pan comido y que Fran y Vicente son una garantía y que el puede. De esa decisión me arrepentí un par de horas mas tarde. Yo puedo tener un nivel algo inferior al de Vicente y Fran, pero lo compenso con mi absoluta ausencia de nervios. A mi, la presión me pone cachondo. A otros les agarrota la muñeca y las ideas.
Empezaron Vicente y Fran. Fran contra Oscarín. Los dos mejores jugadores del salón, en el punto más importante.
El encuentro no podía ir mejor. Llegamos a ponernos 5-0. Ellos levantaron hasta el 6-3, pero Fran estaba inconmesurable y colocó el 7-3. Le endiñó 4-1 a Oscarín.



Nos faltaba un punto, nada más. Rubén llegó a tirar a dos negras, en la primera y en la cuarta partida. La de la primera partida era complicada de tirar, pues había que cargarle el efecto abajo a la derecha para desviar su trayectoria, pues no la veía limpia. La negra hizo los dos picos y se salió... Esa fué la que nos mató. En la cuarta partida, la tuvo que jugar a contrabola a banda, algo suave y la bola se quedó, literalmente, colgando del agujero. ¿Se pueden perder cinco partidas seguidas? Se puede. Yo lo vi ayer... Así que, al igual que el año pasado nos quedamos segundos cuando ya teníamos el título en el bote. En cuatro años, dos primeros y dos segundos no está nada mal, como currículum. Pero quedar segundo es una mierda. Creo que vuelve mas triste a casa el segundo que el último.



Y estos son los que nos dejaron sin título, en lo que fué la revancha de la final de ganadores del play-off de Coruña, donde empatamos a 6 en nuestra mesa y les ganamos 5-7 en la suya...
¡Felicidades, nenos, jugásteis de maravilla!. Sobre todo el mamón de Fernando... :)

5 comentarios:

todavia dijo...

5 partidas al hilo! eso es para morirse de rabia, caray!

Pero no se va mas triste el segundo que el último: ¿Donde esta el blog del último lugar? Seguro mintió que andaba vacacionando y no jugando billar

jose javier dijo...

Enhorabuena. Como siempre lo comentas que haces que lo vivamos un poquito.

Anónimo dijo...

Tras largos estudios realizados a persnas humanas tambien conocidas como "HOMOS SAPIENS", he llegado a la conlucion de que la unica meta para la realizacion de actividades es el ego, lo que nos lleva a citar al archiconocido Alejandro Jodorowsky "El ego es como tu perro. El perro tiene que seguir al amo y no el amo al perro. Hay que hacer que el perro te siga. No hay que matarlo, sino que domarlo." lo que nos lleva a la conclusion, no sin antes señalar de que me pareces un hombre "MU TONTO", de que solo realizas actividades fuera de lo normal para contarlo en el "FLOG" consiguiendo a suz vez que la gente no sienta lastima de ti.
Asi son las cosas y asi se las hemos contado.

Bidan dijo...

Quizá, Todavía. En unos días estará bien ser segundo, en unas semanas, magnífico. Pero cuando pierdes una final, preferirías haberte quedado en casa, ese día.

Ty, Jose Javier.

A ver, anónimo. ¿Para llamarme "Tonto", tanto paripé?
ya vemos que te han regalado un libro de citas. Estaría bien que lo terminaras, antes de utilizar la primera que te ha impresionado.
¿Que era antes? ¿mis múltiples hobbies o el blog?
En 1986 gané mi primer campeonato de billar. Hace 24 años. Y si leyeras un poco y salieras un poco más de tu cueva, te darías cuenta que el billar americano no es una actividad "fuera de lo normal". Hay muchísima gente que lo practica.
A mi, que me tengas lástima o no, no me quita un segundo de sueño, cobarde...

Leiradi dijo...

Bueno, en fin, la competición es así de perra. Recuerdo aún aquella vez que en una final de un campeonato con 5-0 en el tercer set y saque, llegó mi chica y tuve la desgracia de verla entrar. 5-7, 6-0, 6-1.

Aun así, aunque de primeras escueza, no cambiaría un segundo puesto en nada salvo por un primero. Segundón solo hay uno, perdedores a cientos.

Suerte en Aranjuez.