No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

viernes, 7 de mayo de 2010

Vuelta a las mesas

En los últimos 40 días he jugado apenas 6 torneos. 4 online (final del bono Azartia, 2º, un deep-stack -just itm- y dos satélites para La Toja - con plaza conseguida en uno de ellos) y dos en vivo, ambos en La Toja. Fallé el principal peró hice FT en el paralelo.
Las preferencias de uno cambian y las mías lo están haciendo a un compás bastante rápido. Si hasta hace poco apenas jugaba a poker, ahora le dedicaré unas horas adicionales. Por pasta, por supuesto. Si tenía un poco abandonado el juego online era por que prefería dedicar el tiempo que le había dedicado al poker, a otras tareas que me apetecían más. Dinero me entraba suficiente por otro lado para cubrir mi ritmo de vida. Las facturas de la casa y cuatro vicios baratos, que hay que tenerlos para sentirse vivo uno. Así que, como no hay tiempo para todo, aparqué algo el grinding online.
Probablemente necesite unos ingresos adicionales, así que volveré a mover el bank de poker, que estaba ahí, aburrido en varias nubes. Ya veremos como sale la aventura. También estoy gestionando alguna sesión como DJ en vivo con mayor frecuencia de lo que lo hacía hasta ahora.
Parece que esté volviendo a la vorágine habitual, pero no es así. En sucesivas entradas iré desarrollando la técnica que uso para poder aprovechar el tiempo al máximo sin que ello implique ni un gramo de stress ni una prisa innecesaria... Malibú rythm, they say....

2 comentarios:

Periquillo dijo...

No seas cabrón y dedícate al póker. Los inocentes no se merecen que les castigues sus pabellones auditivos. ;)

Bidan dijo...

A pesar de lo folklórico que eres, no puedo evitar quererte un montón...