No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

domingo, 17 de enero de 2010

Protección paisajística

Otra de las notitas que tenía aparcadas versa sobre un tipo, de quien omitiré el nombre (para que no me acusen de incitar a la violencia vía directa o a través de Telepalizas.com) cuya afición consiste en ir poniendo denuncias a las construcciones ilegales que se levantan en la costa gallega. Tiene interpuestas cerca de 800, en diferentes concellos. "Mi lucha es contra las aberraciones que cometen los ayuntamientos", es su argumentativa. Loable motivación pensé, antes de hablar con un par de alcaldes de la zona. "Es un chantajista y un extorsionador. Aqui me ofreció retirar las denuncias a cambio de que le diera la concejalía de Urbanismo", me contó uno. Es la palabra de uno contra la del otro, claro, y así es difícil formarse una opinión acertada de quien dice la verdad.
Fueron impactantes las imágenes de las excavadoras derribando unas casas construídas en segunda línea de mar, gracias al esfuerzo de una vida, con la pertinente licencia municipal. Resulta que el ayuntamiento en cuestión las concedió, pero un recurso del tipo del que hablamos demostró que, ley en mano, eran ilegales.
Si tu vas a tu ayuntamiento, pides una licencia de construcción y te la dan, todo en regla, supongo. Imagina la cara de los propietarios al ver reducidos a escombros la ilusión de tantos años.
Cuando piensas que ya era hora de que apareciera alguien a poner freno a la locura edificadora en la costa, aparece el detalle que destapa el pastel. Resulta que el tipo también denunció a su comunidad, compuesta de tres bloques. Él vive en la primera fase, la primera que se construyó. Pues presentó la denuncia dos días después de que venciera el plazo legal que afectaba a su bloque. Así, se han demolido las fases dos y tres, pero la suya, ¡oh, casualidad!, se ha librado por esa argucia legal.
Tengo claro que si alguien me hace eso, yo duermo bajo techo. Aunque sea en el pazo Teixeiro.

3 comentarios:

DOORMANGORE dijo...

Desgraciadamente, personajes como éste los hay a patadas. Hay alguno que se declara insolvente, deja de trabajar y se dedica a ello, cobrando las extorsiones en B. En la zona de Vigo había uno, al que se rumorea que le dieron un paseíto por la Ría... atado a un barco. Y fruto de sus andanzas es la situación actual de la ciudad, que tiene que derribar numerosas construcciones ilegales, pero que tendría que indemnizar a todos sus compradores, quedando en quiebra.

En la zona de Nigrán, una familia, en venganza por una injusticia "legal" del ayuntamiento, denunció todos los casos similares al suyo en el Ayuntamiento. El resultado: los funcionarios no pueden omitir su deber, y todos en la picota, con la espada de Damocles urbanística encima. Ah! y la familia, en el punto de mira de muchas ganas de venganza vecinal.

El resultado es que la gente se queda con que estos mafiosos de estilo burócrata-kafkiano son unos cabrones, cuando el verdadero cabrón es un sistema tan intervencionista que permite que cualquier "tipo listo" te pueda echar a los perros encima.

Hoy por hoy, si tienes un bar y viene alguien a competir contigo, es más fácil cerrarlo denunciándolo por no cumplir la ordenanza XRV-567 del Decreto-que-sabe-Dios-quien-lo-promulgó, y más cómodo, que compitiendo con él en buena lid comercial.

Y así nos va. Intentad abrir un negocio con TODO en regla. O construir un chalet en el que vivir. No podreis. Y si podeis, os habrá llevado más años de lo que puede resultar rentable.

El tipo este del que hablas en el post... es de suponer que tendrá difícil el vivir tranquilo el resto de sus días. Al menos, creo que alguien más violento que yo se encargaría de ello si fuese de los de la fase denunciada por él.

MegTuning dijo...

Yo soy de los que hubiera acompañado a Albert en nuestra nueva residencia.... ;)

Bidan dijo...

Estoy por montar "Telepalizas.com". Clientela no me faltaría, fijo. El problema que tengo es que no encuentro un apartado dentro de "autónomos" para poder tributar como todo trabajador honrado...

Dos de Monte Alto, en Teixeiro:
- Y tu, neno... ¿por que estás aqui?
El otro, dando la ultima pipada a una colilla, la tira al suelo y responde:
- Pues por que no me dejan salir, no te jode...