No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

miércoles, 20 de enero de 2010

Felicitaciones de Navidad

Admiro a la gente que encuentra tiempo y ganas para seguir mandando felicitaciones de Navidad. Este año aún recibí cuatro, a sabiendas (los que me las mandan) que no tendrían retorno. Por Nochevieja, hice un esfuerzo y mandé mensajes cortos con el móvil. Fué la primera vez que hago algo así en mi vida.
Son como los regalos. hacerlos por que es una fecha determinada me parece una obligación. Con lo que me gustan las obligaciones... Lo bonito de un regalo es cuando lo haces por que si, sólo por que quieres, sin que la otra persona se lo espere. La mayoría de las veces, pero, terminas participando en un regalo de cumpleaños por que no te acordaste el resto del año en comprar algo para esa persona que aprecias.
Por eso, me carga la obligación de escribir las felicitaciones y no lo hago. La gente a la que quiero ya lo sabe, creo que no es necesario recordárselo en una época que, para mi, es puro consumismo y mucha hipocresía.
Por eso, cuando a raíz de una felicitación que recibió mactans en Navidad, decidió promover un club postal, quise apuntarme. Pero tengo que ser consecuente con mi manera de ser. Sería el miembro menos activo del club y decidí no hacer el ridículo. Eso no quita que admire la iniciativa, así como que siga profesando mi admiración por la gente que encuentra tiempo (y ganas) para mandar (y sobre todo a mi), felicitaciones de Navidad...

2 comentarios:

inma dijo...

ya lo solucioné,gracias por contestar.Si que he hecho fundas para portatiles tiempo atras por encargo

todavia dijo...

Hey, gracias por el post! Mira que tienes toda la razón: escribir cartas toma tiempo, mucho tiempo. Yo acabo de enviar dos y pensé que sería cosa mucho más fácil y nada parecido.

Yo me conformo con que mantengas el ritmo en tu blog y, como te dije, una relacion a detalle del viaje que viene.

oh! y si por ahi se diera la ocasion de otra inexplicable fotografia en pantaloncillos interiores con Periquillo, a todos -no solo a mi, lo se- nos encantaria leer el detras de camaras de esa imagen