No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

miércoles, 13 de enero de 2010

Campeones del mundo

En una época en la que todos los indicadores económicos nacionales invitan a la melancolía (por no decir depresión) y que el único consuelo del populacho proviene de los resultados de nuestros vecinos deportistas, ya sea en la modalidad de equipos o en la competición individual, hay uno que del que me siento particularmente orgulloso, pues formo parte de él.
España tiene la mejor tasa mundial de donantes de órganos, 34,3 donaciones por millón de habitantes, el doble que la Unión Europea. Eso ha hecho que el año pasado volvamos a batir el récord de transplantes, superando los cuatro mil (4.028).
Eso si, 5.397 personas siguen esperando un órgano. Bien es cierto que tenemos la lista de espera más corta del mundo, seis meses en el peor de los casos. Esa espera se puede reducir si, obviamente, aumentase el número de donantes, a lo que invito a todo el mundo. El trámite son 15 minutos y, seamos francos; una vez muerto... ¿para que quieres lo que queda de tu cuerpo?
Un dato me flipa. Hubo 200 donantes de riñón... en vida, dando uno de los dos que tienen. Eso si es de diploma olímpico...

5 comentarios:

Periquillo dijo...

Yo donaría mis órganos, pero tendrían que ponérselos a alguien con instinto suicida y poco apego a la vida, porque no creo que le duren mucho los míos y además de segunda mano.

Bidan dijo...

Bueno, de mi tampoco creo que aprovechen mucho. Pulmones e hígado, descartadísimos, así como los ojos y la tocha. El careto ya no te digo.
Pero del resto, seguro que queda algo aprovechable. Y hay uno de los órganos por los que habrá ostias por quedárselo, eso fijo...

DOORMANGORE dijo...

¿Cuál?

Bidan dijo...

Me prometí que este año sería más humilde y modesto...

jose javier dijo...

XXXDDDDD