No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

viernes, 13 de noviembre de 2009

7 años del Prestige

Creo que hace años que no dormía tanto. Me pasé la mayor parte de los dos últimos dos días en brazos de Morfeo. Ayer me acosté a las 12 de la noche y me he levantado a las tres de la tarde, para comer y echar una siesta. Luego vi un par de películas (sin hacer nada más, está claro que aún sigo algo enfermo) y luego me animé a jugar el deep stack y el satélite para el CAPEO. En el primero, na de na. Ni una hora duré. En el satélite, al menos cogí la plaza.
Repaso las notitas que tengo para posibles posts. Tengo hasta algunas del último torneo de La Toja, que descarto publicar. Apenas tienen interés...
El cambio en el tipo impositivo de los jugadores extranjeros (joer, contribuyen en la misma proporción que yo, no es demasiado justo), con los clubs cabreados. Casi todos. A los que trabajan la cantera tampoco les importa demasiado.
Más del PP, que aburrimiento soberano. Sólo queda ver cuando Camps estallará de tanta presión. Su burbuja particular empieza a presentar brechas importantes.
El rollo del crucifijo en Italia, cada vez prefiero tenerlos mas lejos, vaya pueblo mas friki. Viendo al presidente que votan está todo dicho...
Una medida interesante que aplican en Estados Unidos a los que dan positivo en un control, a los que el juez les deja el coche sólo en horario de trabajo y limitado al trayecto entre su casa y su centro de curro, lo que no impide a un padre de familia que cometiera un ligero desliz con el alcohol seguir llevando el pan a su casa.
Algo de la Champions, donde el Barça está pasando apuros en un grupo donde están los líderes de las ligas italiana, rusa y ucraniana, más la debacle del fútbol alemán.
Una notita acerca de como cargarse el prestigio de toda una familia, que es lo que ha hecho el chorizo Félix Millet, borrando de un plumazo lo que hicieron sus antepasados, durante tres generaciones, por la cultura en Cataluña.
Algunas notitas del curro, pero eso le importa a bien poca gente, cuando no hay ninguna anécdota curiosa, exceptuando cuando me paré a vaciar la vejiga en una pista forestal y se me quedó clavado el Astra en el barro. No imaginaba cómo me iba a encontrar la grúa cuando vi la ropa que llevo para los tallajes. Fabriqué un caminito de tela para las ruedas delanteras y conseguí salir a tiempo. El de producción aún se preguntará que le pasaría a aquellos pantalones...
Los descubridores del nitruro de cromo, que llevan las batas que les proporciona mi empresa, son unos gallegos de la Universidad de Coruña, están sin pasta para hacer pruebas que verifiquen que lo que han descubierto es la sustancia más dura que se conoce. También está sin sueldo el único tipo que sabe hacer funcionar una máquina que costó un millón de euros. Vamos bien en I+D...
Algunas de la jornada 3 de la Liga del Penique del viernes pasado, que ganó Bernardo, un buen tipo. A parte del buen ambiente, una jugada bastante interesante, en la que estaqueé a Pablo Galache. Sube a 150 con ciegas 50-100, le hago call con AT de picas, en el flop se cae 2K5, una de picas. Le hago call a la continue, con la intención de flotarle. Cae una pica en el turn. Al meter un second barrel ligerito, se que lleva cañón. Descarto TP, por que se que le extrañó mi call en flop. Pienso y creo que cree que le he hecho trucha y no parece importarle. Tendrá trio de reyes, entonces. Le hago call para pinchar el color o tirarme en el river. Tengo implícitas si me pone en trucha y él tiene la de reyes. En el river aparece una pica. Apuesta 600, lo que es, claramente, una value. Le resubo a 1200, con la intención de que meta la caja, que es lo que hace. Call instantáneo. Enseña color, también. Me confiesa que me pone en trucha en cuanto le pagué el turn. Con el color piensa que me tiene. Jugada cruzada, donde ambos le poníamos al otro en un cañón, pero no el que tenía. Esas fichas sólo me valieron para quedar en la burbuja de los puntos del torneo, en fin. Felicidades a Bernardo, eso si. Siempre está entre los últimos supervivientes de los torneos pero no había pinchado en lo alto.



Vaya caos de post... En fin... La anotación que más me preocupa es la que tengo sobre el Prestige. Se cumplen hoy siete años del desastre y seguimos no sólo sin juicio, sino que estamos aún sin un plan de actuación ante este tipo de catástrofes. Encima se llevan a los expertos del equipo antivertidos a... Madrid. Justo en viernes 13, cuando empieza un temporal curioso. Viene el aire del noroeste, pero es cálido. Viento y lluvia, pero podrías ir en manga corta, en pleno noviembre...
También leí en un periódico que el ejército está entrenando el asalto al Alakrana con un atunero gemelo. Muy bien, avisando a los secuestradores de nuestras intenciones. Aprovecho para apropiarme de una frase de una canción de Manos de Topo: Barcelona tan bonita y esto acabará en tragedia...
De música, apenas nada. De las novedades de septiembre, poca cosa me he quedado. Anoté que habría que quitarles los instrumentos a más de un pretendido artista y el portátil a más de un supuesto crítico musical, pero la gente es libre de hacer el ruido que quiera con instrumentos o de escribir lo que le plazca bajo la influencia de extrañas sustancias estupefacientes. Nadie me obliga a escuchar lo que hacen...
Y mañana actúa Wim Mertens en Coruña. Viene algo descafeinado, con un piano y un violín, sin su habitual grupo de músicos, pero sigue siendo Wim Mertens. Y luego tengo sesión en el PlayaClub. Esta vez toca pop-rock alternativo. Tiraré de repertorio, haciendo una sesión fácil, a base de hits, pues no he tenido demasiado tiempo para trabajar las últimas novedades. Y mañana no sé de que humor me levantaré. Me voy a dormir. Parece mentira, con lo que he llegado a sobar, pero se me cierran los ojos...