No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

sábado, 17 de octubre de 2009

La Toja 09. J.10. Niveles 3 y 4

Al empezar al nivel me fijo en los números. 102 jugadores, quedan 98, 56 rebuys (me sigue flipando que la mitad no haga el rebuy), 93 add-ons. Eso da 1.255.000 fichas en juego y 16300 € para los premios.
Mi mesa es muy asequible. Limpers y calling stations por un tubo. Sólo hay que controlar a Joaquin y a Miki. Joaquin no ha empezado con la ronda de Johnny´s y sigue siendo predecible.




Por lo de mas, todo consiste en ver flops baratos y arrear cuando pillas. Es un juego de mera paciencia. Aqui no valen movimientos sexys, squeezes y miniraises utg. Te pagarán. Así que pilla y arrea. El poker prehistórico, vamos.
Trato de sincronizar mis latidos con el ritmo de Keep the streets empty for me, de Fever Ray. Tiene el ritmo perfecto para una respiración perfecta. Un juego entero de inspirar-respirar cada 10 beats. Recuerdo cuando se la propuse a Noemí en casa de Tizona como que era perfecta como banda sonora perfecta para el post de la luna de mactans... No me supo contraproponer ninguna, asi que acepto calles vacías como ganadora... En fin, divago...
Emilio es el primero en saltar. En cierta manera me alegro, por que es un jugador muy incómodo. Sobre todo a la izquierda.
Cada vez me encuentro mas cansado y mis esfuerzos se van en hacer llegar el oxígeno de manera regular al cerebro. Se me escapan muchos detalles de la mesa, aunque eso no importa. Sólo vale pillar y hacer que paguen, así que...

1 comentario:

todavia dijo...

Ni a mi se me hubiera ocurrido una banda sonora mas apropiada =) gracias!

No se como hacen para soportar la presion de competencia... y peor aun tener que evitar que se refleje en su rostro lo que ocurre en con sus manos. Yo seria un desastre jugando al poker, definitivamente.