No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

lunes, 9 de marzo de 2009

Soy un fishardo...

Eso ya lo sabíamos. Pero creo que es bueno ponerlo en el título, a ver si sirve para aprender algo, algún día de estos.
Tengo 43 hojas, en la libretita, llenas con notitas de Budapest. Hay de todo. Tengo para hacer 8 o 9 posts, que, por supuesto, voy a hacer.
Acabo de encargar 13 libros de poker. Tengo que aprender lo suficiente de este juego para poder jugar 4 torneos gordos en vivo al año y quedar even.
Ahora mismo no sé ni por donde empezar. Si por la gente que conocí. Si por lo bien que me trataron tanto en el Casino Tropicana como en el Marriott. Si por la espectacular ciudad. No sé...
Encima ganó el torneo un español. El primer español que gana 20 millones de pesetas y no paga una ronda a todo el bar, Suecia incluida. Si hubiese sido yo quien se hubiese llevado el torneo no hubiese quedado una sola fulana disponible en 3 kilómetros a la redonda del hotel. Vale que soy un exagerado, pero entre un extremo y el otro debe de haber un punto intermedio. Y uno de los tipos que venían con él, sólo se le ocurre decirle a la cara a Pacocho... "La que vamos a liar en Valencia, con mi parte, cuando lleguemos". Menudo ejemplar. Para estar orgulloso de él. Pásenlo bien.
Mientras tanto, Armando Romano se portó como un señor con su tercer premio. Un placer conocerle y enhorabuena por desvirgase en una mesa final en vivo!!!
Señor Aspas, felicidades por el torneo. Se lo merece y jugó de puta madre. Empezamos a poner la piel de toro en el mapeado pokerístico europeo.....

2 comentarios:

Periquillo dijo...

Cómo se nota que eres catalán ¿Tres kilómetros a la redonda? Tacañón. Esperamos con ansiedad tus entradas.

690SM dijo...

LOOOL, en el termino medio esta la virtud ? xD