No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

martes, 3 de marzo de 2009

Bioquímica y emociones

He estado leyendo algo sobre la oxitocina. Se la conoce como la hormona del amor verdadero. Es, por ejemplo, la que segrega el cuerpo de la madre en el momento del parto y la que hace que empiece a segregar leche en los pechos. Esto explicaría por que las madres suelen tener un mayor apego por sus hijos que los progenitores masculinos. La Oxitocina se suele liberar en mayor cantidad durante el orgasmo y también se encuentra detrás de la adicción a los dulces, golosinas y chocolates. Esto puede explicar por que éste último actúa como sustitutivo del sexo.
Al margen de curiosidades, los diversos estudios sobre este neuropéptido confirman que somos menos espirituales de lo que pensabamos y mas químicos. Se me ocurre fabricar comprimidos de oxitocina y hacérselos tomar a los dirigentes de los países ricos. La hormona también aumenta la generosidad.
¿Mística o química?. Cada vez está más claro que química. Los delirios de Santa Teresa de Jesús, la mística por excelencia, podían ser debidos al laudáno y a sus prolongados ayunos. Los tripis se popularizaron en el 68, pero ya la Santa utilizaba sucedáneos naturales para obtener viajes parecidos. La alteración del estado normal de la conciencia mediante sustancias tiene una larga tradición en la historia.
¿Existirá una hormona de la fe?. Seguro que si. El dia en que se pueda sintetizar, fundaré mi propia Iglesia. Habran hostias de oxitocina para todos. La química puede hacernos mejores.

2 comentarios:

Pacocho dijo...

yo habia oido que tomaba hachis que era un remedio de la epoca para combatir el astma o algo asi...

te vas a creer que la gente tiene alucinaciones asi por las buenas...

recordemos que la virgen se aparecio en Lourdes en un campo de amapolas...

las coincidencias no existen...

Periquillo dijo...

¿Y por qué no les damos también a los dirigentes de los países pobres que trincan que da gusto? El de Corea del Norte mata a to dios por nada, los moros, ni te cuento....