No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

sábado, 21 de febrero de 2009

Mirando arriba

El otro día me encontré con Juan Maceiras locoboy en la oficina de correos de mi pueblo. Preguntó si iba bien allí, para tirar una carta... ¡que cachondo!. Nos cruzamos miradas, pero no me saludó. Por la tarde, cuando volvía de dar una vuelta en bici, él estaba esperando en un portal a dos números del mío. Me paré y cuando vi que me miraba con extrañeza, me di cuenta que no tenía ni puta idea de quien soy. Me presenté, nombre y nick y se quedó igual. Ni puta idea de mi existencia. Creyó recordar haberme visto en un torneo del Casino Atlántico. Efectivamente. Pero coincidimos en tres. Toma meada en la cara del Ego.
Como resultó que vive en ese portal, a 10 metros del mío, me ofrecí para lo que le conviniese algún día, si le hacía falta y me fuí para casa.
Supongo que yo debo fijarme lo mismo en los jugadores de microlímites y los de playmoney. Nada. Y es que en la vida, que curioso, siempre miramos hacia arriba. Como mucho, hacia al lado. Pero muchas veces es para vigilar que no nos adelanten por la derecha.
Remarco humildad para trabajar en mis meditaciones.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

pues venga, sere yo el primero en felicitarte por lo de hoy en latoja, esta vez no te dio ninguna enfermedad repentina XDD.
grande albert ,ahora a romper budapest.

fito

Kijote dijo...

Weeeeee!
Enhorawena campeón! Me alegro un montón. Este año Las Vegas, Brasil, y el UPO de Budapest, seguro que no pensabas viajar tanto xd
Un abrazo crack!

Bidan dijo...

Y Benicàssim...
:)