No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

jueves, 12 de febrero de 2009

Mas literatura y un beat

Estos ingleses son eficientes. Una semana después del pasar el pedido a las islas británicas, en una web que me recomendó Pacocho, éste llegaba a mi humilde pueblecito de las Rías Altas galegas.
El Super System 2, de Brunson va directamente a la estantería. Ya habrá tiempo. Un Secrets of Professional Pot-Limit Omaha, también. Ahora estoy con las manos para Las Vegas. Hasta que volvamos de Sin City no toco el Omaha. El Every hand revealed de Gus Hansen lo meteré en la maleta de viaje. Se puede leer a saltitos. Me queda el 52 ways to cheat at Poker, mas que nada para que no me tanguen, que yo soy muy inocentón. Este acaba de sustituir al de Hansen en la maleta.
Por la noche suelo leer 40 o 50 minutos. Algo entretenido y luego un libro sobre meditación que me va bastante bien. Para los minutos anteriores me reservo el Master the Mental game. Your worst Poker enemy, de Alan Shoonmaker. Creo que Boltrok lo definió como su libro de cabecera. En estos días en que ando algo obsesionado con el control mental y emocional, tenía que empezar por este.
Y mira, voy a empezar con él. En el satélite para La Toja nos encontramos en un triple all in Javi Froiz, Gelillo y yo. en un flop 293, empujo mi resto. Tengo TT. Froiz ya estaba con todo dentro con AK. Gelillo paga con 88. El turn, una J. El river, un 8. Gelillo era el único que me cubría. Se queda con las 37.000 fichas, lo que le garantiza la plaza. Me apetece romper algo, señal de que no vamos bien... He cerrado el lobby del torneo sin ni siquiera despedirme de los del Penique.

No hay comentarios: