No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

martes, 6 de enero de 2009

Ventas de Cd´s

Se queja un directivo de EMI Music de la nueva caída en ventas de cd´s durante 2008. Al respecto de las descargas para móviles manifiesta: "Eso demuestra que a la gente le interesa sólo una canción determinada". Georgie Dann, quien llegó a vender 1 millón de unidades de alguno de sus trabajos, se lamenta de lo poco que le pagan por las descargas. "Eso si, sigo llenando los conciertos". Bueno, la panda de lloricas tiene la solución delante de sus narices (no para esnifar, quieeeeetos), a ver si se dan cuenta de una reputa vez.
Tengo bastantes discos comprados de los que se pueden aprovechar apenas dos canciones, como mucho. Eran épocas en las que, o lo comprabas entero, o no lo tenías. En casa debe haber cerca de 1000 cd´s y 300 vinilos. Los vinilos ya no los uso. Un año perdí innumerables sábados por la tarde digitalizando todo lo que me interesaba de ellos. Regalé mas de 300 y tengo un estupendo plato Technics metido en una caja, muerto de abandono (el otro lo vendí). Sólo hay un disco de todos los que tengo, entre los mencionados anteriormente, que podría escuchar de principio a final. Es el "Elizium", de Fields of the Nephilim. Hace tiempo que no me lo pongo pues sus atmósferas de purgatorio no van con mi estado de ánimo actual. Hasta ahora. Lo estoy escuchando para verificar que realmente es tan bueno de principio a final, mientras redacto el post y vacio las bandejas de entrada. Ni The Cure puede decir eso de ninguno de sus trabajos(del "Japanese Whispers" me quedé con 6 de los 8 cortes, en el mejor de los casos). Como Disc Jockey vocacional, me interesan las canciones. Como a todo el mundo, vamos. No creo que nadie vaya a un local musical a escuchar "el último trabajo de..."
Creo que el negocio de las discográficas debería estar orientado a los "discos a la carta". Y el de los artistas, en el directo. Se terminó la época de pasarse tres semanas en un estudio grabando un disco y dos años rascándose los genitales en casa y cobrando royalties. Era un concepto de "artista" muy mal entendido. Picasso no creo que estuviera en toda su vida quince días sin pintar o dibujar. ¡A trabajar, coño, panda de gandules y vividores!. Ya me fastida ya, esa requetejodida camarilla de vagos. Muchos de sus fans haciendo esfuerzos a fin de mes para comprar un disco o acudir a un concierto y ellos viviendo en Miami a todo trapo y defraudando en Liechenstein. Que se joooodan. Ahora ya no es suficiente con ser un producto de una multinacional. Vas a tener que hacer un trabajo de calidad, si quieres sobrevivir en tu puesto. Como el resto de los mortales, vamos.
En el siglo XXI, los tiempos cambian a velocidad cósmica. Y el negocio de la música no es una excepción. Si la gente quiere canciones, trabaja y cúrrate canciones. Ya no vale hacer uno o dos hits y 8 mierdas de relleno. Esfuérzate. Ten un horario.
Y si la gente quiere conciertos, sal de gira, como hacen muchas bandas. Llévate a la familia contigo si no quieres dejar de verla. Basta ya de llorar desde un sofá de 15.000 euros.
Internet es un medio de difusión espectacular. La mitad de los discos que tengo no los hubiese comprado si no fuera por que conocí a los autores a través de ella. Foros, usuarios con gustos similares, recomendaciones, artículos en revistas que no se publican en España, etc... No conocería los Killers, ni Muse, ni Arctic Monkeys, ni Franz Ferdinand, ni otros tantos de los que tengo todo lo que publican y a los que he visto en directo, si no fuera por internet. Y la red me permite descargar una novedad, escucharla, y decidir si vale la pena comprarla. Ya no me la vuelven a meter doblada las discográficas, como tantas veces me pasó.
Mientras no cambien el modelo de negocio, seguiré comprando cerca de 70 discos (escogidos) al año y asistiendo a una veintena de conciertos (donde siempre me dejo algo en el merchandising).
Sigo llevando un loro en el hombro cuando me conecto a internet. Pero ahora el loro es mas listo y mas libre. Escucho lo que quiero (cerca de 70 discos todos los meses) y compro lo que yo decido, no lo que me recomiendan unos patanes desde una oficina en un piso 23, señoritos que hace años que no se submergen en las pequeñas salas buscando nuevos talentos. Talentos de verdad, no de máquina...

El "Elizium" es muy negro, mucho. Pero muy bueno. He encontrado dentro del cd un librito que monté, con las letras originales en ingles y su traducción al catalán. Del tamaño justo para meter en una caja de cassette. Eran otros tiempos. La promoción de este tipo de discos se limitaba al boca a boca.

"You´re tempting me, to all of life and its pleasures..." (Sumerland)
"Coming from the cold, i owe you my heart. Be my shelter, my refugee for the night. Love of my life, for your life, on the faith i can feel. Make it real in her sleep. We are the lost ones in the company of bright angels" (Paradise Regainded)
"We must suffer, to free our pain. Can you help us, to find our way? You´re to stay, stay here, in paradise. I´d end this moment to be with you. Trough morphic oceans i´d lay here with you, only to stay, stay here in paradise, stay so lonely. From this maelstrom, free are you, from this maelstrom to be with you. (And there will your heart be also)

Lo dicho. No apto para almas en depresión.

2 comentarios:

Tessio dijo...

Muy bueno el articulo y mejor la musica.

saludos

Bidan dijo...

La música siempre es mejor....

Supongo que te referirás a la del reproductor. Estaría preocupado si te gustaron los Fields of the Nephilim...