No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

lunes, 19 de enero de 2009

El "otro" lado del poker

No todo son historias de éxitos en el poker. Obviamente también las hay negras. Para que algunos ganen, muchos tienen que perder algo. Algunos mucho. Apelman tiene los huevos de contar su historia, que es de las negras.
(Supongo que la historia es verdad. Si no, merece un trabajo como guionista en Vigowood, al menos)

3 comentarios:

alerta dijo...

Hay una frontera que es importante no cruzar cuando se trata de las adicciones:
Cuando afecta negarivamente a personas de tu entorno a las que quieres.

Y no estoy hablando solo de dinero.

El tiempo invertido, si es excesivo, puede empeorar, y de hecho lo hace, las relaciones con tu circulo mas cercano.

Quien esté casado y más con hijos, lo entenderá perfectamente.

Conclusión (seguramente polémica):

El poker es un deporte (como casi todos) para jovenes, solteros sin compromiso, con mucho tiempo libre y con un control estricto de la administración de los recursos financieros.

Freston dijo...

completamente de acuerdo alerta, con un condicionante:

Normalmente cuando tienes tiempo libre y joven , no tienes la madurez suficinte para controlar los riesgos y viceversa, cuando tienes control sobre ti mismo tienes dos chavales y un matrimonio en el que invertir el tiempo.
El caso de Apelman no es único y debemos velar por los jugadores de nuestra comunidad para que no acaben con esos problemas, o intentar ayudarlos.

Bidan dijo...

Boltrok ha hecho dos entradas consecutivas sobre el mismo tema.
La última, en la que también menciona la historia de Apelman, la titula: "Bailando con el diablo".
El link está en el blogroll.