No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

miércoles, 5 de noviembre de 2008

El Diario de Bidan Jones

Ya hace tiempo que superé las neuras de los treinta, creo (ahora tengo las de los 40). A pesar de encontrarme en mi peso ideal (no sabía hasta hace dos semanas lo que realmente peso, pero me encuentro estupendamente) tengo que reconocer que el bandullo (n.d.t - en galego, sobreabdominal curtido a base de innumerables e innombrables excesos gastronómicos) que poseo, no facilita demasiado el que los especímenes del sexo contrario se fijen en mi para un posible apareamiento ocasional.
Y digo apareamiento, por que ya descarté, por el momento, la opción de clonar mis genes en otro ser, engendrado via contacto directo. Vamos, que a no ser que me esponsorice un centro de reproducción asistida, no tendré hijos en un tiempo.
Pero la llamada de la naturaleza aún agita, de vez en cuando, la prolongación de la uretra que tengo entre piernas. Y comprobado que a las mujeres que complacen no le hacen ascos a mi cartera, estaría bien que parte del resto de hembras, las que intercambian fluidos y carantoñas sin mediar pago en metálico, que estuvieran dispuestas a ello con mi organismo.
Para facilitar ese acercamiento he decidido cuidar algo mas mi cuerpo, templo de tan peculiar espíritu, haciendo varios propositos, como hiciera en su dia el personaje encarnado por Renée Zellweger.
1- Perder 10 kilos en 10 meses. Punto de partida: 98.7
2- Dejar de fumar. Esto es fácil. Lo he hecho decenas de veces en mi vida. Ahora, el reto consiste en liberarme definitivamente de la tiranía del tabaco. Para ello tomaré la ayuda de unas pastillitas de Vaniciclina, que me fueron muy bien en un intento anterior.
3- Dejar de consumir alcohol en una temporada. Eso es debido a que con tres cañas (o dos cubatillas), la fuerza de voluntad cae por debajo de cero y me encuentro con la cuarta caña y un pitillo, de forma automática. Este punto, dado el carácter social que tiene el alcohol en mi país, será algo mas complicado. Pero tengo que dejar de fumar. Con la capacidad pulmonar cerca del 60%, o dejo de fumar, o termino en una silla de ruedas a los 50, y no me apetece demasiado.
4- Hacer ejercicio de forma regular. Esto es, al menos 5 veces a la semana. Vale piscina, bicicleta o natación sobre hembra de la especie humana.

Iré posteando los progresos, al menos cada quince dias. A ver si hay huevos de conseguirlo....

On the photo: Me and my bandullo, at the Mandalay Bay..


5 comentarios:

Cidrex dijo...

Lees los comentarios?

Periquillo dijo...

Jajajaja ¿Y esa visita que ibas a hacer a nuestro amigo Tizona? Sin alcohol, tabaco, etc. No me lo creo. Olvídate de seminarios (donaciones de semen), torneos en vivo, etc.

Kijote dijo...

Animo Bidan, Si consigues dejar de fumar y mantener el peso, tienes el resto conseguido, mucha gente cuando deja de fumar comen mas.Estupendo post como siempre.
Un abrazo.
Salud!

Pacocho dijo...

eso estaba pensando yo... vas a dejar de fumar y beber antes de que nos vayamos de vacaciones?? seras capaz!!!!

Bidan dijo...

He hecho una exposición de intenciones. No he decidido aún cuando empiezo. Obviamente antes de las vacaciones, ni loco.

Y si, leo los comentarios.