No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

sábado, 18 de octubre de 2008

Juntar oferta y demanda

.














Cuentan que en una cervecería de Coruña se llegaron a juntar 40 individuos diversos, algunos (muchos) viernes, para jugar a una modalidad de poker conocida como Texas Joldem (o algo asin). Cuentan que se llegó a hacer una liga de 12 jornadas que duró lo que dura una temporada de fútbol. Cuentan que los individuos, en lugar de tratar de robarse el dinero, trabaron cuasiamistades (contando avariciosas y egoístas excepciones de algunos de ellos) e incluso, algunas amistades en firme, mas allá de las fichas del rival conquistadas.

Conscientes de que el panorama no era para desafiar ni a Murphy ni a los agentes de la ley del juego (dados determinados precedentes a lo largo y ancho del suelo patrio), pactaron con quien tenía la potestad de organizar legalmente partidas de dicho juego, el Casino de la ciudad, tratando de preservar, entre otros, el modo de vida del propietario de la cervecería.
De ahí surgió la idea de trasladar la liga de poker al Casino. El sábado pasado se organizó un primer torneo-test. Tuve el placer de ser uno de los 60 participantes.
















La estructura. para mi gusto, una lotería. 50 pavos de entrada, 2500 fichas, con un rebuy o add-on (de 50 pavos mas) durante los tres primeros niveles, de 30 minutos. La idea de rebuy O add-on durante determinados niveles es buena. Te previene de quedarte fuera por una jugada cruzada desafortunada. En algunos sites de la internete, con bastante categoría, organizan una liga y no tienen buebos de dar con la fórmula, después de varias ediciones de la misma.

Después de la pausa, niveles de 20 minutos, lo que quiere decir que suben las ciegas a cada vuelta, mas o menos. Una locura para el jugador serio de poker.

Muchas veces no se hace lo que se quiere, si no lo que se puede. El Casino está limitado por la ley del juego. No puede hacer (dinámicamente) lo que quiere o lo que le piden los jugadores. En el caso de Coruña, los impedimentos rozan lo absurdo. Pero, al menos, permiten los torneos. Es un medio avance. En mi pueblo dicen que es mejor eso, que una patada en los cojones. Ciertamente. El Casino no puede abrir antes de las ocho, por poner un ejemplo. Para terminar un torneo antes del cierre (las cinco), o montas esa estructura, o te vas al día siguiente. Difícil decisión, pues obligas a los jugadores foráneos a pernoctar en las inmediaciones del Casino, lo que puede llegar a disuadir a los visitantes de 5o o mas kilómetros a la redonda. La solución tomada, la mejor, dadas las circunstancias, sin duda.

¿Cómo fué el torneo? Bien, gracias. Bueno, el mio no sabría definirlo. Cobrando 10 quedé el 14, lo que podría parecer negativo. Pero me lo pasé de pinga, a pesar de palmar 100 pavos, mas el parking, mas la gasofa, mas lo que dejé de ganar si me hubiera quedado en casa jugando a través de la internete, o mas todas las mujeres que dejé de amar si hubiese desparramado mi personalidad en la barra apropiada (con los 100 pavos que valía la inscripción hubiese podido comprar algo de amor sureño o centro europeo, sin duda y al menos).

En el Casino nos juntamos, aproximadamente, 20 peniques. 6 mas de ellos en mi mesa. Daniel y Jesús (otro que ostenta una pulserita de La Toja, como yo) entre ellos. En familia. No lloraré por que mis JJ se encontraran con AA, ni mis QQ con KK sin mejora. A pesar de ello seguí vivo un rato y salvé 4 flips hasta casi llegar a mesa final. Me reí y desconecté como justo había imaginado (y falta que me hacía)

Para los jugadores, barra libre (siempre que no pidieras espirituosos reserva) y un mas que aceptable tentempié durante la pausa. En la linea de siempre del Casino de Coruña.
















En la foto, David Díaz, el director del Casino y May Maceiras, que hizo de supervisora del torneo y de quien, algunos, opinan que no juega del todo mal a este juego. Genética, creo yo. Me tendrá que disculpar que no ponga el logo de Everest Poker, su patrocinador, pero a esta hora llevo mal el corta y pega. Con May, una decepción... Yo pensaba que era paisana mia, de Miño y resulta que es oriunda de Pontevedra. Vaya... El Maceiras de Miño es el insigne alcalde, su señor padre, conocido en la net como Vietcong01. Su aportación, la dosis justa de equilibrio. La verdad que con el buen ambiente que había, era difícil que se generara un problema que requiriese su participación, pero su presencia aportó el toque de nivel necesario. A May hay que agradecerle lo mucho que está haciendo por la popularización (y despenalización popular) de este juego que tanto ama.

¿Anécdotas del torneo? Pocas. Pero jugosas. Vi foldear AA preflop por primera vez en mi vida. Lo juro. Una mano da la vuelta a la mesa, foldeada. Norberto voltea los ases algo desilusionado por que nadie le atacase. La BB, incrédula, recoge las fichas correspondientes a los antes y las ciegas. Norberto, riendo, jura y perjura que creía estar en la ciega grande.... Son sólo 1000 fichas, ciega pequeña....
En mi mesa, nos comimos dos niveles de ciegas. No se dió cuenta nadie (casi) hasta que trajeron jugadores de otra mesa. ¿Que coño iba a decir yo con el stack de risa que me quedaba?. Nada. Sobrevivir un poco mas....

¿Paridad de sexos? Entre los participantes, 59 pirolillas y una fémina. Entre los objetos de adorno, 0 machos-hombres y 10 o 12 integrantes del género femenino. Ni quieren aprender, ni dejan jugar tranquilo. A veces me alegro de estar soltero, que quieres....

La fémina, Camela, hizo mesa final (5ª) y tuvo una excelente ocasión de mofarse de su partener. A las 5 de la mañana salía por la puerta del casino, contento. El poker tiene futuro en este curruncho del país. Tenía la sensación de ser el protagonista de aquel anuncio del Golf...

También me sirvió para darme cuenta de que lo de la crisis financiera va en serio. La siempre iluminada fachada del Banco Pastor (que muchas fotografías se ha ganado), aparecía a oscuras. El recorte de gastos en la banca llega a límites realmente preocupantes.

Por cierto.... ¿quien ganó?. Ni idea. En la mesa final había, al menos, tres jugadores que saben algo de esto. Ollomol (10º, excelente esquís con T5 ante el rival inadecuado, un jugador que entró con KK con 3 limpers previos), Jesús y Norberto. Eliminado Norberto en 4ª posición, el resultado del torneo era lo de menos.

1 comentario:

Kijote dijo...

Bidan agregado al blogroll de mi blog.
Tenéis mucha suerte de contar con tanta oferta de poker en Galicia. Y sobre todo asequible, que tal vez para los jugadores de mas alto nivel no interese pero que va a formar una base y una cantera sin igual. Conservarla y cuidarla, que a la larga dará grandes campeones.
Un abrazo.