No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

miércoles, 29 de octubre de 2008

Foldeé una pareja Premium

Hace algo mas de cuatro años decidí dejarlo todo (trabajo, familia y amigos) en un pueblacho al lado de Reus (Catalunya), llamado Maspujols, por ir a compartir mi vida con una gallega, Maria José. Hace tres meses vimos (vió) que el proyecto que propusimos en su dia no tenía demasiado futuro (ninguno), por resumirlo rápidamente. En un ataque de raciocinio y civilización, decidimos (decidió) que lo mejor era que cada uno tratara de buscar su espacio vital a distancia, cada uno de otro. En fin, que nos separamos...
Hay gente que ya lo sabía, pero a mi me dolía contárselo a mi (respetado) padre, de cualquier manera. Estaba en vísperas de la tercera operación por una mierda en la próstata y no me apetecía nada (nada), perturbarle el ánimo antes de la jodida operación.
Una vez el Señor Padre Tortajada fué informado del (¿triste?) suceso -al dia siguiente de su alta en el hospital (ahi, sin piedad, la marca de los desalmados....)-, después de que este aconteciera un par de meses atrás, me quité de un enorme peso de encima. Ni podía contárselo por teléfono (¡coño, es mi padre!), ni la distancia, 1.052 kms, tampoco me permitían ir fácilmente un domingo a convertirle (nuevamente) en cómplice de otro fracaso, que quieres, en una comida familiar.
Soy el mayor de siete hermanos y mi Señor Padre se equivocó en bastantes ocasiones en cuanto a mi educación. En su tiempo fuí rencoroso, pero el tiempo enseña al que quiere. El se equivocó, si, pero siempre fué con la intención de reconducirme por alguna senda determinada. Al que se equivoca de buena fe hay que agradecerle siempre que tomara una decisión. Si alguien no te quiere, no decidirá por ti. No tenía, ni tengo que perdonarle nada, pero aprendí a hacerlo (a pesar de no hacer ninguna falta) y a darle gracias (nunca a la cara) por haberlo intentado. Ya me jode que el idioma del blog sea este, por que me apetece escribir (y decir): "Pare, gràcies per tot... T´estimo".
Pues bien, una vez informados mis progenitores de viva voz y a la cara, ya no hace falta que oculte mas mi situación....
Vuelvo a estar soltero (Esto es, sin pareja estable que me aguante). No entraré en los motivos de mi último fracaso. Hoy, no. Simplemente contar que me siento como si hubiese foldeado una pareja premium ganadora en un flop previo a la mesa final de algo grande. Por cobarde y egoísta, principalmente. Igual es la decisión acertada (no lo sabré en tiempo). Quizá. Tengo que agradecerle a Sesé la (muy) elegante forma de proponérmelo.
Ahora pretendo sentirme mas libre (ya lo era, no jodas...) pero recuerdo el (imprescindible) libro de Gonzalo, "Buenos dias, energía"....
Me puedo sentir mas libre pero, por desgracia, me falta mi punto de apoyo vital. Todos necesitamos un centro de gravedad para apoyar la existencia. Y, yo, ahora, no lo tengo. Y fuera de ella, llámame lo que quieras, no me veo con corazón de buscarlo.
Cuando tomamos la decisión, lo primero que pensé fué en volver a (¿mi?) Tarragona....
Pero una tarde de reflexión (mmm, raro, raro...), viendo la Ría de Betanzos, a mis pies, serena, majestuosa, valoré el clima de aquí (impecablemente en su punto justo) , la gente que aquí conocí (sin excepción, unos gallegos adorables, todos), como me trataron (excelentemente, todos otra vez, sobre todo la familia de ella), su ritmo de vida (el mío, muy inteligentemente tranquilo), el trabajo que conseguí (duro, pero muy valorado por mis jefes y subordinados)...
En fin, descubrí que, a pesar de haber nacido valenciano y madurado catalán, soy gallego. Me voy a quedar en esta tierra maravillosa, en el puto paraíso, en Miño.
Soy gallego desde hace no se cuanto. Soy un gallego con hándicap, lo que es habitual en esta tierra. Mi hándicap es saber si podré llevara cabo mi misión existencial, sin el apoyo de un punto vital, del que ahora carezco...
Gracias Gonzalo, por todo lo que me aprendí (y espero aprender) de tí. Ojalá sirva algún día para algo grande. De momento he aprendido a simplificar mi vida, que es mucho...
Y gracias, Sesé, por haberme traído hasa aquí. Aprovecharé la oportunidad, seguro...


3 comentarios:

sese dijo...

Todo sucede por algo y aunque ahora no sea lo mismo mi pto de apoyo nunca te fallará.
Bstos

Christian dijo...

Te deseo toda la suerte del mundo Gran Bidán. Lo que tiene que ser será o Caminante no hay camino se hace camino al andar,
Saludos.
Christian LPP

rugdante dijo...

Ostia tio, casi me haces llorar (sin cachondeos); y eso que yo ya lo sabía desde hace algún tiempo.
Venga tio que res de lo mejor que he conocido y la vida siempre recompensan a quien se lo merece, y tu eres uno de ellos.
Cuidate, un saludo!!

Gonzalo morán "rugdante"