No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida. Pero si, como jugaremos la mano...

No podemos escoger las cartas que nos reparte la vida.  Pero si, como jugaremos la mano...

domingo, 28 de septiembre de 2008

La actuación de Enrique San Francisco

Algo decepcionante.
Si bien en la primera parte estuvo espectacular, en un ensayo para una obra de teatro, donde representa a un tipo que habla por teléfono y en la que en todo momento parece haber alguien al otro lado del teléfono, después de la pausa se le acabó el fuelle y dejó el escenario para ponerse a jugar al futbolín. El público se fué algo disgustado por la brevedad de esa segunda entrega. Me quedo con su llegada. Yo era el único detrás de la barra, preparando la selección musical. Enrique se me acerca y, muy educadamente, me dice:
- ¿como está usted?
- Estupendamente, señor San Francisco. ¿no lo ve?
- En ese caso... ¿podría darme una cerveza, por favor?
La Estrella Galicia pasa factura, consumida en determinadas cantidades. Creo que Enrique llegó a ese límite mas o menos en el descanso de su actuación, lo que mermó sus ganas de trabajar. Eso si. Reconociendo que se lo pasó en grande y que no fué la actuación de su vida, no quiso cobrarla, lo que en parte le honra. Yo supongo que Beni organizará algo para compensar a la gente que pagó la entrada.

Hoy volví a coger la bici, dos semanas después del accidente de aviación (salí volando y aterricé malamente). Me falta confianza y forma.

La tarde la dediqué a seguir tratando de hacer dinero desde casa. En BossMedia he tenido un fin de semana horrendo, unos 800 € abajo. El viernes me levantaron dos cajas en nl200 con dos truchas, una de ases y otra de ochos. El primero me pagó con el otro as y me hizo color runner. En los ochos, me siguió con pareja de sietes y trincó una escalera, también runner. Hoy no he pinchado en ninguno de los siete torneos que he jugado. El 100k se me resiste. Hoy no pasé del 197º. En el 175k de Unibet me rebentaron KK con AK y ya no hice ni el rebuy. En el 100k de Everest, un call en misclick me mandó a tomar por culo a los 10 minutos. Menos mal que gané un 5000 GTD que me reportó 1989 pavos, que hacen que el balance del fin de semana sea bastante positivo otra vez. Eso si, a costa de un lote de horas. Aún estoy vivo en el 10k de Everest, pero no me da demasiadas buenas vibraciones.